Seguro que alguna vez habéis escuchado a vuestras abuelas aquello de “los tiempos avanzan que es una barbaridad”. Y es que hace apenas dos décadas veíamos en aquella serie de Star Trek La Nueva Generación a un personaje que utilizaba un dispositivo bastante parecido a este que os traemos hoy y que facilita la vida a personas con discapacidad visual.

eSight 3 parecen una réplica de aquel personaje llamado Visor y que era capaz de ver sin problemas. El futuro avanza, pero seguramente no tan rápido como hubiéramos esperado ya que en esta ocasión estas gafas lo que permiten es amplificar la visión a aquellas personas que tienen baja visión.

Imágenes en alta resolución

El mecanismo de estas eSight 3 utiliza una tecnología de lentes líquidas en el interior del receptor de la cabeza que permite a la cámara enfocar en apenas 1 milisegundo. Una rapidez que está muy cerca de lo que consigue el ojo humano y que permite reaccionar ante cualquier problema u obstáculo que nos encontremos en el camino.

eSight 3

Estas lentes, en combinación con una característica llamada inclinación bióptica hace que los usuarios de estos eSight 3 dispongan de una visión periférica que es fundamental para andar por la calle y ser capaces de percibir rápidamente cualquier problema y reaccionar en consecuencia.

eSight 3

El sistema está compuesto por estas gafas pero también por un mando a distancia que nos permite configurar la imagen de las eSight3 y adecuarlas a nuestras necesidades. Tened en cuenta que cada usuario es un mundo distinto ya que en uno la pérdida de visión puede ser de un 98 por ciento mientras que en otro ese porcentaje puede ser más bajo.

Mando a distancia eSight 3

Ese mando está conectado al auricular y con él es posible aumentar el contraste de la imagen (para ver fácilmente los bordes de los objetos) o hacer zoom sobre aquello que queramos analizar con mayor calidad. Esta ampliación es especialmente útil para leer, actividad que estas eSight 3 permiten a los usuarios con baja visión.

Esto es solo el principio

Aunque de momento estas primeras gafas son completamente operativas, desde la compañía también han anunciado que están estudiando el añadir certificación IP a las eSight 3 para hacerlas impermeables y que se puedan utilizar bajo la lluvia o en otros lugares donde hay riesgo de que se peguen un pequeño chapuzón.

Es obvio que la tecnología de lentes y calidad de vídeo irá avanzando en los próximos tiempos pero, sin duda, que soluciones de este tipo son fundamentales para facilitar a las personas con discapacidad visual llevar una vida completamente normal, que les permita salir a la calle sin la ayuda de nadie e incluso aventurarse a ir de compras o cualquier otra actividad que, hasta hoy, tenían completamente restringidas.