The Pokémon Company no es que necesite de unas baterías para sobrevivir, sobre todo cuando llevan 20 años en el mercado y no han dejado de firmar un éxito tras otro en el terreno de los videojuegos, el merchandising y otros muchos territorios. Pero tras el bum de Pokémon Go el año pasado, era normal que su línea de accesorios para móviles se ampliara con la llegada de baterías externas.

El problema ha llegado cuando dos de esas baterías con temática Pokémon han empezado a dar problemas y a sufrir problemas de sobrecalentamiento que, en determinados casos, han concluido con el powerbank echando humo y todo. Se trata de dos modelos, uno con la imagen de la conocida Pokéball y otra con el rostro de Pikachu.

Baterías Pokémon

Además, se da la circunstancia de que estas dos baterías, aunque no están fabricadas por The Pokémon Company aunque sí tienen el marchamo de producto oficial, se han vendido desde su propia web oficial por lo que no han tenido más remedio que salir a los medios a dar una explicación sobre lo ocurrido.

Reconocimiento y disculpas

Es por eso que The Pokémon Company ha lanzado un comunicado en el que viene a avisar a todos los compradores de estas dos baterías de los problemas que presentan y que han procedido a su retirada inmediata. Se trata de los modelos RAVPower 10,050 mAh, Pikachu y RAVPower 10,050 mAh, Monster Ball.

Baterías Pokémon

La razón de esta decisión hay que buscarla en el “calor anormal” y la presencia de “humo por un funcionamiento inadecuado durante el proceso de fabricación” de la batería, lo que no deja opción a tomar otra determinación que la de retirar los dos modelos del mercado e impedir que los daños sean mayores.

Es más, la empresa insta a los usuarios que las compraron a no utilizarlas y recuerda que reintegrará el dinero gastado. Eso sí, de momento esa medida solo afecta a Japón, pero teniendo en cuenta que estos dos powerbanks han estado a la venta en algunos mercados como Amazon y eBay, lo mismo esa medida tiene que extenderse a otros territorios del mundo donde se han vendido algunas de estas unidades.

The Pokémon Company ha mostrado su disgusto por lo ocurrido ya que “la satisfacción de sus clientes” es su prioridad, por lo que han lamentado “profundamente” lo sucedido y han pedido “disculpas por las molestias” y garantizan “un mayor control de calidad en el futuro”.