Una de las decisiones más importantes que debemos tomar cuando nos vamos a adentrar en el apasionante mundo de las cámaras de acción es el momento en el que tenemos que decidir qué tarjeta es la mejor para la GoPro, Gear 360 y demás dispositivos que se venden en el mercado. ¿Debe tener muchos gigas, ser muy rápida, permitir este o aquel estándar…? Aquí os vamos a resolver las dudas más importantes.

Casi todas las cámaras de acción que se venden en el mercado funcionan con el estándar microSD y aunque muchas tienen la posibilidad de transmitir inalámbricamente las fotos y vídeos a un móvil (por ejemplo) lo más seguro y fiable es contar con un soporte de almacenamiento en las tripas de la cámara. Pero, ¿cuál es el modelo más recomendable?

Tarjetas SD para cámaras de acción Gear 360

La idea principal que debéis tener en cuenta es que dependiendo del uso que le vayamos a dar, así tendremos que contemplar parámetros como la velocidad de escritura o la clase de la microSD. Si nos vamos a dedicar a sacar solo fotos no hará falta que compremos la tarjeta más rápida del mercado aunque si el objetivo es grabar vídeos sin descanso, necesitaremos un buen modelo.

A día de hoy existen muchos fabricantes que venden sus tarjetas microSD por infinidad de canales online, pero las más reconocidas y las que los usuarios se aconsejan por el buen uso que ofrecen hace que la elección se reduzca a un puñado de nombres: Kingston, Samsung, Lexar o Sandisk son, casi siempre, apuestas seguras.

Las clases de microSD

Una vez que tenemos claro que vamos a escoger nuestra microSD de entre esas cuatro marcas toca escoger la clase. Esto significa que cuanto más alto sea el número que veamos impreso en la tarjeta, mayor velocidad de escritura serán capaces de soportar. Aquí no podemos tener duda y para un uso continuado de fotos y vídeos (con resoluciones FullHD) las que mejor comportamiento tienen son las de clase (class) 10 aunque, ojo, hay otro parámetro a tener en cuenta: los modelos que utilizan memorias UHS (Ultra Alta Velocidad) permiten subir esas velocidades a 30MB/s. o más. Estas últimas se identifican por la letra U y las de clase 1 ó 3 son las recomendadas para vídeo 4K.

Samsung SD 128+ Pro

¿Capacidad o rendimiento?

Si para este apartado de la tarjeta microSD de vuestra GoPro, Gear 360, etc. no tenéis fijado un límite la elección será sencilla: la más cara, con mayor capacidad y mejor velocidad. Pero si queréis gastaros lo justo entonces tenéis que responder a una pregunta evidente: ¿es preferible mucho almacenamiento a costa de perder velocidad, o tener una tarjeta muy fiable para cualquier condición de uso aunque se quede corta en gigas?

Aquí cada uno puede tener una opinión, pero si dependiese de nosotros, os recomendaríamos perder gigas para ganar rendimiento. Máxime si tenéis planes en un futuro de ir mejorando la cámara y, aunque la actual solo grabe vídeo a 1.080p, la de dentro de un par de año seguro que ya soportará 4K. Obviamente, también os puede ayudar en vuestra elección los límites que imponga vuestra cámara ya que hay modelos que no soportan más allá de una cantidad máxima de gigas. Algunas GoPro ya con cierto tiempo a sus espaldas solo permiten un máximo de 32. La Samsung Gear 360, por ejemplo, nos deja insertar sin problemas microSD de 128GB. De ahí que debéis mirar escrupulosamente las especificaciones del hardware para no fallar en la compra.

A continuación os ofrecemos algunas opciones muy equilibradas que conjugan capacidad, rendimiento y precio:

Samsung microSDHC (32GB)

Tarjeta de memoria Class 10 32GB PRO U1 con adaptador.

MicroSD Samsung

Consultar

SanDisk Extreme PLUS (32GB)

Tarjeta de memoria MicroSDHC de 32 GB (hasta 95 MB/s, Clase 10 U3).

SanDisk MicroSD

Consultar

Lexar 633x (32GB)

Tarjeta de memoria microSDHC de 32 GB Class 10 y U1.

Micro SD Lexar

Consultar

SanDisk Extreme (32GB)

Tarjeta de memoria microSDHC de 32 GB para cámaras de deportes de acción hasta 90 MB/s, Clase 10 y U3.

SanDisk micro SD EXtreme

EUR 33,99 EUR