Seguro que recordaréis cómo en la crisis ocurrida el pasado verano con los Samsung Galaxy Note 7 que empezaron a dar problemas con las baterías, una de las primeras hipótesis (que luego se descartó) tuvo que ver con la posibilidad de que los usuarios afectados hubieran estado utilizando para cargar sus terminales cables y cargadores de terceros, que no son los oficiales que vienen con el terminal o que vende el fabricante.

Pero no solo los móviles están en riesgo de sufrir problemas de sobretensión sino que son muchos los fabricantes que, para evitar males mayores, nos piden que utilicemos solo los accesorios oficiales. Es evidente que hay un interés económico en estas recomendaciones porque así se garantizan vendernos esos extras a un precio sensiblemente superior al de otras soluciones del mercado, a pesar de que hay numerosos third party que podemos considerar premium y que fabrican componentes de calidad. Pero, ¿qué ocurre si un día nos flojea el bolsillo y decidimos comprar un cargador USB Tipo-C de derribo en alguna web China que hemos visto a un precio increíble?

Evita los problemas de corriente

Hay que avisar antes de nada que este gadget de Satechi no va a ser un blindaje contra picos de tensión que acaben fundiendo vuestro terminal, pero sí que os servirá para detectar si existe algún riesgo. Es más, desde la firma que fabrica este medidor avisan de que su principal uso es detectar si un cable USB Tipo-C de los que tenemos en casa es potencialmente peligroso o no.

Básicamente su forma de funcionar es muy sencilla: el medidor de corriente se inserta entre el móvil, ordenador, tablet o lo que sea que tenga USB Tipo-C y el cable del cargador para obtener en tiempo real una lectura que nos indica la tensión, la corriente, la energía que se está transfiriendo así como su dirección y la capacidad (en caso de una batería externa). Es decir, que en caso de conectar este dispositivo de Satechi a un ordenador con el que queremos cargar un móvil, también podremos comprobar cuánta energía se está transmitiendo en dirección salida. A continuación podéis ver un vídeo.

Como os decimos, este gadget no es un salvavidas en caso de que exista un pico de tensión pero sí que es un detector fundamental para saber si vamos a poder tener problemas. Tened en cuenta que no solo nos indica los parámetros que antes os comentábamos, sino que al realizar lecturas constantes contamos con una referencia para conocer si nuestro ordenador, móvil o tablet está recibiendo corriente de manera constante, sin subidas o bajadas que pueden ser peligrosas.

Decir que, normalmente, solemos tener a mano las indicaciones del fabricante en los manuales que se adjuntan con los dispositivos que compramos y donde se reseñan cuáles son las tensiones máximas que pueden aguantar antes de que podamos sufrir algún problema grave. Conociendo esos límites, y con el aparato de Satechi, será mucho más sencillo saber cuándo tenemos que desconectar de la corriente un dispositivo antes de que sea demasiado tarde.

USD 22,95 USD