Sin ninguna duda la autonomía de los wearables, especialmente los relojes inteligentes, es su gran talón de Aquiles. La batería de los smartwatch duran demasiado poco, hasta ahora el Samsung Gear S4 el único que aguanta más de dos días encendido, pero las cosas podrían cambiar gracias a una nueva batería flexible creada por ingenieros de la Universidad de Columbia y que podría revolucionar el mercado.

No es la primera vez que vemos una batería flexible pero en el caso del prototipo presentado por los ingenieros de esta prestigiosa universidad, parece que es capaz de resistir más carga energética lo que podría significar que por fin aumentará la batería de los smartwatch.

Esta nueva batería flexible consigue tener un voltaje estable independientemente de cómo se tuerza lo que la hace ideal para este tipo de dispositivos. O incluso para la próxima generación de smartphones flexibles.

Muestra de ello la tenemos en Yuan Yang, profesor asistente encargado de dirigir al equipo de ingenieros que ha llevado a cabo este proyecto. Según Yang, su batería flexible soporta mayores densidades de energía que los prototipos de baterías flexibles mostrados hasta ahora.

¿Cómo funciona esta batería flexible que aumentará la batería de tu smartwatch?

Para diseñar esta batería flexible, el equipo de Yuan Yang se inspiró en nuestra columna vertebral. Muestra de ello es que esta batería está compuesta de componentes de almacenamiento con un diseño muy semejante a las vértebras separados por lo que han llamado “proveedores de flexibilidad” que realmente vienen a ser los discos y ligamentos que permiten que la espalda se doble.

En las pruebas que han realizado han conseguido que la batería ofrezca una capacidad estable pudiendo cargarse, descargarse y volverse a cargar estando completamente doblada sin mayores problemas. Y teniendo en cuenta que tras 100 ciclos de carga seguía teniendo un 84 por ciento de su capacidad de carga original, esta batería flexible pinta realmente bien.

Batería para smartwatch flexible

Como podréis ver en el vídeo que acompaña estas líneas, la batería está cargando un reloj inteligente de Huawei lo que demuestra que realmente es funcional y que más pronto que tarde esta batería flexible llegará al mercado para mejorar la batería de los smartwatch.

Eso sí, todavía no hay que lanzar campanas al vuelo porque no es más que un prototipo pero es un nuevo paso para conseguir que la gente se interese realmente por los relojes inteligentes que, debido a su corta autonomía, por ahora son más un capricho o elemento decorativo que un dispositivo realmente útil y necesario.