Tres años después de la salida de los primeros prototipos de Arcimoto SKR, un vehículo eléctrico de tres ruedas bastante curioso, la startup anunció el pasado martes que ha comenzado el proceso de producción, y que se enviarán a los colaboradores del crowdfounding.

Arcimoto SKR es un vehículo biplaza con un diseño muy pintoresco, casi como una motocicleta, pero sin licencia requerida para conducirla, según aseguran los encargados del proyecto. La propia compañía lo define como un «fun utility vehicle», es decir, un vehículo divertido a la par que funcional.

Arcimoto SKR de perfil, pudiendo ver claramente sus partesArcimoto se compone de una estructura principal metálica, un chasis de color personalizable, dos asientos, un módulo de almacenamiento, las luces, el volante y poco más. Está concebido como un producto de alta gama, y como tal, incluye características top como asientos y volante térmicos, posibilidad de emparejar el smartphone, altavoces Bluetooth e, incluso, la posibilidad de acoplarle unas puertas para una mayor protección contra posibles accidentes o las inclemencias del clima.

Arcimoto SKR protegida por las puertas acoplables

Según dice la compañía, Arcimoto es un proyecto que lleva gestándose aproximadamente diez años, y que ha conseguido salir adelante tras continuas modificaciones de concepto, peso, tamaño y otras mejoras que han dado lugar a lo que es actualmente. Más allá de ser un vehículo eléctrico con aspecto divertido, Arcimoto es capaz de acercarse a los 120 km/h; una velocidad para nada desdeñable y muy a tener en cuenta.

Los usos que Arcimoto propone para su vehículo van desde la más básica necesidad de transporte, hasta poder usarla como vehículo alquilable para unas vacaciones o ser el medio de transporte estrella para las empresas de reparto.

Arcimoto SKR sirviendo como transporte de paquetes

Está claro que el siguiente problema que Arcimoto encontrará será posicionarse en un mercado copado de productos de empresas como Polaris o Can-AM. Buscará hacerlo, asegura, siguiendo los pasos de Tesla; encontrar a la gente apropiada en el momento adecuado. Y tal vez no sea una utopía viendo la demanda que el producto tiene desde el anuncio de su producción: más de 4000 pedidos.

Claro está, un vehículo eléctrico de esta índole y con estas características no será barato. Arcimoto SKR sale al mercado a un precio de 19900$, eso sí, la compañía pretende bajarlo a casi la mitad si las cosas van bien. De momento, según dicen, quieren seguir la estrategia de precio alto-margen alto. Veremos si les sale bien. Lo que es seguro es que cuentan con un producto original, atrevido y de calidad; que busca posicionarse como la referencia en vehículos eléctricos de ciudad.