El pasado mes de marzo, el gigante con sede en Cupertino anunció su nueva tarjeta Apple Card. Durante la presentación, presumió de su diseño diferente, característico color, además de un nivel de seguridad mucho mayor. De esta manera, lo único que podemos ver en la misma es el nombre del titular. Pero no es oro todo lo que reluce

Sí, la nueva solución del fabricante no ofrece ningún tipo de información en la propia tarjeta, pero eso no hace que sea invulnerable. Exacto, aunque no veas el código CVC , o el número de la tarjeta de crédito Apple Card, seguirá siendo vulnerable ante posibles clonaciones y sus consecuentes compras fraudulentas.

Apple Card

No, la Apple Card tampoco se librará de que la clonen

Más que nada porque, a tenor de las últimas noticias, el hecho de que no aparezca el número de tarjeta, CVC o la fecha de caducidad no quiere decir que no estén de forma digital. Y un usuario de Apple Card lo ha descubierto de la peor forma. Sí, sufriendo una estafa en toda regla.

De esta manera, un cliente de Apple Card ha sufrido una serie de compras fraudulentas realizadas bastante lejos de donde se encuentra, por lo que es un hecho que, de alguna manera, se ha podido clonar la tarjeta de crédito del gigante americano. Muy posiblemente mediante un dispositivo de clonado instalado en algún lugar público.

Apple responde, a su manera

Como era de esperar, la compañía americana no ha tardado en responder ante esta polémica. Eso sí, a la particular forma del fabricante con sede en Cupertino. O lo que es lo mismo: echando balones fuera. Tal como ha indicado un representante de Apple “No sé cómo pudo haber sucedido esto. Es muy raro que una Apple Card esté en dos lugares al mismo tiempo. Como nuestras tarjetas físicas no tienen número, es muy difícil que alguien las copie. Después de una disputa, procederemos con una investigación y desde allí intentarán averiguar cómo se hizo el cargo «. Una respuesta cien por cien Apple.

Lo que está claro es que, la nueva tarjeta de crédito del gigante americano es ligeramente más segura que las soluciones tradicionales. El simple hecho de que no figure la numeración, ni el código CVC o fecha de caducidad, hacen que sea más difícil clonar una Apple Card para darle un uso fraudulento. Pero, también es un hecho que se puede hacer, por lo que los clientes no están seguros del todo.

Estos son los mejores gadgets y periféricos que hemos probado en Topes de Gama