Cada vez más personas apuestan por dispositivos de este tipo para poder grabar cualquier actividad al aire libre que realicen. Y es que, a día de hoy es bastante fácil encontrar una cámara deportiva con la suficiente calidad para conseguir unas buenas capturas, y a un precio muy comedido. Evidentemente, en función del presupuesto que tengas, podrás adquirir un modelo mejor o más sencillo, pero estos consejos te ayudarán a tener unas nociones básicas.

Sí, es fácil comprar una cámara deportiva ya que, lo único que debes hacer es entrar en Amazon y rebuscar entre los diferentes modelos disponibles. Pero, independientemente del presupuesto que tengas, deberás tener en cuenta varios factores a la hora de escoger una cámara de acción para grabar cualquier actividad deportiva que realices.

cámara deportiva

Independientemente de tu presupuesto, la cámara deportiva ha de ser resistente al agua

Sin duda, este es el elemento más importante a la hora de escoger una cámara deportiva, independientemente de su precio. Puedes pensar que solo vas a grabar tus paseos haciendo senderismo. Hasta que cae una tromba de agua y ya no puedes participar. Lo mismo pasa si la quieres utilizar mientras participas en una carrera de karts, o cualquier otra actividad en la que la lluvia no debería ser un problema.

Más que nada porque, en un futuro podrías querer utilizar tu cámara deportiva en un entorno en el que el agua esté presente, sea en la playa, un río o una montaña. Por lo que, aunque tu presupuesto sea muy ajustado, no lo dudes y busca un modelo con algún tipo de certificación. Por ejemplo, tiene esta cámara de acción que cuesta solo 20.99 euros y cumplirá de sobra con su cometido.

mejores cámaras deportivas en bici

La estabilización es vital para conseguir vídeos de calidad

Otro elemento muy importante a la hora de escoger una cámara de acción, es que tenga estabilización de imagen. Evidentemente, modelos más económicos no contarán con este sistema, mientras que, si quieres rozar la perfección, deberás buscar soluciones a precios de escándalo. Asume que, por menos de 250 euros no encontrarás un producto que estabilice al cien por cien.

Pero, siempre puedes encontrar un término medio. Si vas a grabar vídeos a mano alzada, haciendo carreras de karts o cualquier otra actividad donde no haya excesivo traqueteo, siempre puedes apostar por una solución de este tipo. Y, si no quieres gastar mucho, tienes esta cámara deportiva de Apeman que cumplirá de sobra tus necesidades. ¡Y solo cuesta 75 euros!

Uso de las mejores mejores cámaras deportivas

Si quieres que grabe a 4K, debe ser, mínimo 30 FPS (mejor si es a 60 FPS)

A la hora de buscar una cámara deportiva, mucha gente encuentra modelos capaces de grabar vídeos en resolución 4K a precios de escándalo. ¿Dónde está el truco? En los fotogramas por segundo. Si vas a grabar en calidad 1080p, este detalle te preocupará poco. Pero si buscas modelos UHD, olvídate de cualquier cámara de acción que grabe a menos de 30 fotogramas por segundo. Más que nada porque el movimiento no será nada fluido.

Y ojo, que una cámara con capacidad para grabar en calidad 4K a 30 FPS tampoco te servirá si buscas editar vídeos a cámara lenta. Más que nada porque la imagen se verá entrecortada, haciendo que el vídeo no se vea correctamente. Por suerte, por menos de 130 euros puedes comprar una cámara deportiva que sí grabe en calidad 4K a 60 FPS.