Los altavoces inteligentes están de moda. Los primeros dispositivos presentados marcaron un antes y un después creando una nueva industria a la que se han unido pesos pesados como Facebook. El problema es que tu altavoz inteligente escucha, aunque no lo creas, todas tus conversaciones.

Muestra de ello es que un juez pidió las grabaciones realizadas por un Amazon Echo para resolver un caso de asesinato ya que el altavoz inteligente había grabado, todo siendo una prueba única y que ha marcado una antes y un después en la jurisprudencia americana. Vale, en este caso vemos un uso positivo pero la idea de que nuestro gadget nos espíe no es precisamente divertida.

Movistar Home, el altavoz inteligente con Aura, ya es una realidad

Sobretodo si tenemos en cuenta que, evidentemente estas conversaciones pueden ser utilizadas con fines comerciales. ¿No te gusta tener un espía en casa? Pues da gracias al diseñador Bjørn Karmann, uno de los desarrolladores de Project Alias, un sistema que, además de evitar escuchas, mejora la funcionalidad de tu nuevo gadget.

Con Project Alias podrás activar tu altavoz inteligente con cualquier orden de voz

La idea de este proyecto de código abierto es sencilla a la par que innovadora: un pequeño dispositivo que se coloca encima del altavoz inteligente para crear ruido blanco en sus micrófonos. De esta manera, por mucho que hables el dispositivo no graba tus conversaciones. ¿Quieres activar tu altavoz inteligente? utiliza la orden de voz que prefieras y Project Alias dará la consecuente orden a tu Amazon Echo o Google Home para activarlo.

alias para tu altavoz inteligente

Sí, deja de lado la orden Alexa y pasa a llamar a tu altavoz inteligente KITT, como el famoso ordenador del Coche Fantástico, o MA como el querido miembro del Equipo A. Vamos que podrás utilizar la orden de voz que más te apetezca para activar tu dispositivo. Alias está diseñado para caber encima de un Amazon Echo o un Google Home, con el aspecto de una vela derretida. Para ello hace falta imprimir una pieza con una impresora 3D, una matriz de micrófonos, una Raspberry Pi y dos altavoces.

Evidentemente estamos en un proyecto que no está acabado y que requiere de un poco de destreza para llevarlo a cabo. Pero teniendo en cuenta la gran cantidad de empresas que te permiten imprimir piezas en 3D a un precio bastante ajustado y que el conjunto de componentes que necesitas no superan los 50 euros, es un proyecto divertido para darle un toque diferente a tu altavoz inteligente, además de ese plus de privacidad.

Por último os dejamos un enlace a la web del proyecto Alias por si os animáis a convertir vuestro altavoz inteligente en un dispositivo más seguro, funcional u con un diseño diferente.