Si tienes un ordenador que utiliza una versión antiguas del sistema operativo Windows, debes saber que se ha detectado una vulnerabilidad por parte de Microsoft que es importante -y que se tiene que solucionar ya que puede ser utilizada por los hackers.- Mostramos la forma de corregir lo que ocurre de forma sencilla.

La compañía de Redmond ha detectado que existe una agujero de seguridad de ejecución remota, lo que quiere decir que se puede aprovechar dando uso a conexiones como por ejemplo Internet. Esta afecta a versiones de Windows que son antiguas, pero ante la gravedad de lo que ocurre la propia firma norteamericana ha tomado medidas para solucionar el problema (en forma de actualización de Windows) y que los usuarios puedan proteger sus ordenadores.

¿Tu ordenador con Windows está infectado? 3 antivirus online muy recomendables

Las versiones que se ven afectadas por la vulnerabilidad encontrada, y que ha sido documentada en este enlace, son las siguientes: Windows XP, Windows Server 2003, Windows 7 y Windows Server 2008. Es decir, que las más actuales como por ejemplo Windows 10 no están afectadas por un fallo que no necesita que el usuario realice acción alguna para que el ataque tenga efecto y terceras personas puedan acceder al contenido del equipo que se utiliza.

Logotipo de Windows 7

Peligros de este agujero de seguridad para Windows

El más grave y evidente es que si se es atacado por un «gusano» que está diseñado para aprovechar la vulnerabilidad, este es capaz de acceder a los datos de un ordenador y transmitirse de forma autónoma de uno a otro equipo. Por lo tanto, funciona de una forma parecida a WannaCry. Por lo tanto, hablamos de un peligro alto siempre que se de uso a una versión antigua del sistema operativo de Microsoft.

Antivirus

Microsoft ha indicado que por el momento no se ha detectado un uso masivo del agujero de seguridad y, a la vez, ha anunciado que ha desarrollado un parche que al instalarlo se corrige el problema de forma automática y los usuario están completamente seguros. Este es uno de esos casos en los que instalar una actualización está más que justificado.

Cómo solucionar el fallo de seguridad

Si se tiene un ordenador con Windows 7 no existen muchos problemas, ya que de forma automática el sistema operativo detecta la actualización en la que se incluye el parche y se instala. Un simple reinicio del ordenador deja todo completamente seguro. Pero en Windows XP las cosas son diferentes.

Esto se debe a que el soporte de actualizaciones para esta versión del desarrollo de Microsoft acabó hace un tiempo, por lo que se tiene que proceder a una descarga manual del archivo que soluciona la vulnerabilidad. En este enlace se puede conseguir y simplemente hay que proceder a la instalación de forma habitual. Curiosamente, este es el segundo parche de emergencia que llega a Windows XP desde el año 2014. Evidentemente, es indispensable corregir este fallo para no tener problemas de pérdida de datos.

Optimiza el uso el touchpad Windows 10: evita el arrastrar y soltar por accidente