Si estás llegado el límite de la capacidad del lugar en el que tienes instalado Windows 10, ya sea un disco duro o unidad creada en el interior de uno, es posible que busques una solución sencilla y rápida que no suponga eliminar nada. Esta puede ser la de mover aplicaciones, lo que es posible realizar de forma sencilla.

Por muy potente que sea un ordenador de sobremesa o portátil, antes o después ocurre que el espacio en la unidad en la que se tiene instalado el sistema operativo Windows 10 se acaba (generalmente esta suele ser C:). En ese momento se pueden tomar varias soluciones, como por ejemplo instalar un disco duro nuevo o, también, el mover las aplicaciones a una partición que no tenga estos problemas. Y, para ello, es necesario dar uso a un desarrollo de terceros, ya que el trabajo de Microsoft no lo permite hacer de forma directa –sólo es posible con las denominadas como universales (UWP)-.

El desarrollo del que hablamos se llama FreeMove, y por suerte es completamente gratuito, por lo que conseguirlo es algo tan sencillo como económico. Y, este, es el primer paso que se tiene que dar para conseguir el propósito de este artículo: mover aplicaciones de un lugar a otro en el sistema operativo Windows 10 -sin fallos ni complicaciones-. Por cierto, es necesario tener privilegios de Administrador, ya que en caso contrario no podrás dar uso al software de forma completa.

Uso de FreeMove en Windows 10

Lo cierto es que todo es de lo más sencillo y, por suerte, la aplicación se encarga de hacer todo lo necesario para que el sistema operativo siga funcionando de forma correcta y que no exista error alguno a la hora de ejecutar el software deseado y que se ha movido. Esto se consigue ya que se replica a modo de enlace los archivos por lo que comprobarás que en la unidad inicial se queda una carpeta con el nombre. No la borres, ya que se utiliza para enviar a la que se ha creado en al de destino.

Lo pasos para dar uso a FreeMove en Windows 10, son lo que indicamos a continuación (no está traducido el software, pero no es necesario como se puede comprobar):

  • En el primer cuadro, denominado Move from, busca con el botón Browse la carpeta en la que esta aplicación a more
  • Ahora en el segundo cuadro, llamado To, debes indicar el lugar de destino en el que se quiere almacenar los datos. De nuevo, uso el Browse para ello.
  • La aplicación en Windows 10 da la opción de ocultar la carpeta original que queda, si es lo que desea selecciona la opción Set original folder to hidden
  • Hecho esto, utiliza el botón Move y, dependiendo del tamaño del software elegido, el tiempo que llevará será mayor o menor. Unos 100 MB andan cinco minutos en un ordenador de gama media

Aplicación FreeMove para Windows 10

De esta forma, es posible reestructurar el almacenamiento de un ordenador con Windows 10 sin tener que desinstalar software alguno, algo que a más de uno seguro que le encaja perfectamente con lo que necesita. Si buscas un disco duro de estado sólido que sea una buena opción para aumentar el espacio de almacenamiento -y que no resulte caro-, este que hemos probado en Topes de Gama puede ser una opción.