El pasado mes de mayo Google lanzaba una de las funciones más interesantes de Gmail, conocida como Smart Compose, y que no es otra cosa que la redacción inteligente de mensajes en la aplicación. Ahora hemos conocido que Smart Compose de Gmail ha desactivado algunas sugerencias cuando escribimos los mensajes, por una razón muy de actualidad.

Google quiere que todo sea inteligente en su ecosistema, de hecho ya ha conseguido que sea así en numerosas funciones de Android, o en sus apps como Gmail. También las respuestas son inteligentes desde hace meses, con la ayuda de la inteligencia artificial.

Google desactiva algunas sugerencias de Smart Compose de Gmail

La inteligencia artificial lo inunda todo, también las aplicaciones de correo electrónico, uno de los campos donde más margen de mejora tiene este tipo de tecnología. Quién sabe si algún día será la inteligencia artificial la que escriba estas noticias que ahora estás leyendo. Lo que es una realidad es que Gmail pueda sugerirte qué escribir en un mensaje de Gmail. Esto es posible desde hace meses gracias a las funciones experimentales de la app, entre las que se encuentra Smart Compose. Esto no es otra cosa que un redactor inteligente para Gmail.

Gmail logotipo

Pues bien, el sesgo de género es el que está detrás de la decisión de Google de desactivar algunas sugerencias de Smart Compose. Y cuando nos referimos al sesgo, lo hacemos a la manera en que el redactor inteligente de Google propone qué escribir mientras componemos el correo electrónico. Los de Mountain View, a través de un responsable del desarrollo de Gmail, Paul Lambert, ha desvelado que ya el pasado mes de enero detectaron que el vocabulario de Gmail mostraba un cierto sesgo de género.

Uso de Gmail en el ordenador

Esto quiere decir simplemente que cuando nos proponía una frase, esta normalmente estaba basada en el género masculino, y no femenino, cuando no había razón aparente para ello. La IA de Google aprende de los datos que va recogiendo, y parece que la información que le ha proporcionado Google ha sido el perfecto caldo de cultivo para que el lenguaje no sea todo lo inclusivo que debería. Por poner un ejemplo, según Google, al escribir “Me reuniré con un inversor la próxima semana” Smart Compose sugirió las siguientes palabras “¿Quieres conocerlo?” en lugar de “conocerla” cuando intentaba completar la pregunta automáticamente. Esto se debe, según Google, a que la IA pensó que un inversor probablemente sería hombre, y no mujer, en base a los datos recogidos mails de 1.500 millones de usuarios de Gmail. De esta manera Google ha desactivado algunas sugerencias, para que cuando regresen a la aplicación, sean más inclusivas en cuanto al género propuesto.