Mientras esperamos el comienzo de Google I/O, en EEUU está teniendo lugar otro evento para desarrolladores que es importante ya que en él se ha anunciado la llegada de una nueva versión del sistema operativo Tizen. Este es el sistema operativo de Samsung que utiliza en dispositivos como televisores o smartwatch. Te contamos lo más interesante.

Lo más interesante que se tiene que conocer es que la compañía coreana, que es quien apuesta claramente por el desarrollo de Tizen (que en sus comienzos era un trabajo colaborativo con otras empresas como Intel o Panasonic), es el anuncio de la cuarta versión de este trabajo. Y, además, que nace una variante denominada Tizen RT que está destinada a dispositivos menos potentes -como los que se utilizan para Internet de las Cosas-.

Esto último es importante, ya que se abre la mano a que muchos otros productos, como por ejemplo bombillas inteligentes, termostatos o dispositivos de control de poco “peso” (de hardware sencillo), utilicen Tizen. Así, por ejemplo, la gama de electrodomésticos que tienen la propia Samsung se podrá beneficiar de la implementación del mencionado sistema operativo, ampliando el ecosistema que ahora mismo ofrece y que, con el paso del tiempo, no le ha ido nada mal –un ejemplo es que, ahora mismo, los relojes inteligentes con este sistema operativo como puede ser el Samsung Gear S3, superan en el mercado a los que integran Android Wear-.

Evolución de Tizen de Samsung

Mayor uso de la modularidad en Tizen

Esta es una apuesta importante, ya que al añadir mayor modularidad en Tizen lo que se hace es favorecer la creación de a aplicaciones, por lo que claramente se busca ser más atractivo para los desarrolladores (que son clave para ofrecer aplicaciones útiles para los usuarios). Por ello, se espera por parte de Samsung que la oferta de estas se multiplique por diez en 2017 respecto a las que había antes. Además, se ha potenciado el acuerdo con fabricantes de hardware, como por ejemplo Broadlink o Commax, para que el número de dispositivos compatibles también aumente y que estos ofrezcan más opciones –como por ejemplo la geolocalización integrada-.

También es interesante comentar un detalle que se ha indicado en la conferencia y que no es otro que el trabajo con Microsoft para lograr introducir la plataforma .NET en Tizen, lo que significa una compatibilidad total con el sistema operativo de la compañía de Redmond -y que haría llegar más software al trabajo de Samsung-. Lo cierto, es que con la cuarta versión del sistema operativo está claro que existen dos objetivos: mayor número y tipo de dispositivos con este en el mercado, y también que se creen más aplicaciones para Tizen. Y, ambas opciones, son claves (siempre teniendo en cuenta que, por el momento, los smartphones que lo utilizan son poco potentes).

Fechas de llegada de la cuarta versión de Tizen

Internet de las Cosas, el siguiente paso de Tizen

Este es algo clave, ya que se espera que en un plazo máximo de tres años, los dispositivos destinados a Internet de las Cosas (IoT) multipliquen por cinco su presencia en los hogares. Por lo tanto, adaptarse y ofrecer una plataforma flexible -de ahí al modularidad antes mencionada-, es una buena idea para que Tizen sea una opción de futuro y que evite a Samsung depender de terceros como por ejemplo Android de Google.

Interfaz de televisor Smart TV con Tizen

Evidentemente por el momento Tizen no puede competir con otros sistemas operativos más grandes, como puede ser Android o iOS, pero con el paso del tiempo se ha demostrado su validez (un ejemplo son los smartwatch de Samsung). Ahora que se busca implementarlo en todo tipo de dispositivos para que la compañía tenga un ecosistema propio y controlado –que no cerrado-. Esto sí, no sería mala idea apostar por teléfonos más importantes con este trabajo que, por cierto, tiene como objetivo importante el reconocimiento de voz completo, por lo que no es descabellado que Bixby sea una opción en poco tiempo.