Había caído en el olvido, pero en el último evento para desarrolladores de Google se conoció que la Realidad Aumentada será parte de varias de sus aplicaciones para conseguir una mejor experiencia de uso. Un ejemplo es Google Maps, algo de lo que se han conocido nuevos detalles.

Esta nueva opción está pensada específicamente para el uso del desarrollo del que hablamos cuando se va caminando, para que de esta forma el usuario pueda ir mirando el teléfono sin problemas. En la pantalla de este se verán indicaciones claras de la dirección a tomar mostrando información justo delante de la ubicación en la que se está -y, además, en tiempo real-. Es decir, que en cierta manera Google Maps se verá  con el uso de la Realidad Aumentada como si de un juego se tratase.

Cómo saber con Google Maps la hora de salida cuando viajas para no llegar tarde

El caso, es que esta nueva funcionalidad ya ha comenzado a probarse en condiciones reales por algunos usuarios elegidos (que son parte de Local Guides). es decir, que se están dando los últimos toques para que pueden disfrutar de este añadido todos los que utilizan el mencionado desarrollo -mediante la correspondiente actualización-. Evidentemente, para lograr esto, es necesario disponer de mapas avanzados de las ubicaciones en concreto, algo que no creemos que sea aun problema para Google Maps.

Novedades en Google Maps

Cómo funcionará la Realidad Aumentada en Google Maps

Como se indica en la fuente de la información, el uso de la AR será realmente sencillo en la aplicación de la que hablamos. En el desarrollo aparecerá un botón que da acceso a la Realidad Aumentada y, al presionarlo, se tendrá que colocar al teléfono en vertical para que se detecte el lugar en el que se está. Cuando esto sucede, se compara la información que se adquiere con la cámara trasera con la base de datos de Street View y se puede ver mediante grandes flechas en la pantalla la dirección a tomar -y, además, en la parte superior la información de la ruta-.

No faltan datos de la siguiente acción a realizar, como los giros, para  que el usuario tenga claro que debe hacer. Y, además, como es habitual en Google Maps se ve en la parte baja de la pantalla el tiempo estimado de llegada y una interesante representación de la ruta que se debe seguir similar a la interfaz habitual del desarrollo. Lo cierto, es que el aspecto está bien trabajado y será muy sencillo de utilizar (todo esto se podrá acompañar de avisos por voz si así se desea). Importante destacar que la nueva funcionalidad se podrá utilizar combinada con Google Translate, lo que es ideal para conocer el nombre de las calles -por poner un ejemplo-.

Cómo acceder a Google Maps con la pulsera Xiaomi Mi Band 3

Evidentemente este nuevo añadido de Google Maps no está pensado para utilizarlo mientras se conduce, pero para los que van andando de forma habitual seguro que es una opción que les parece mucho más atractiva y eficiente que el método actual del desarrollo de la compañía de Mountain View. ¿Qué opináis?