Una de las características curiosas que tiene Surface Laptop es que llega con la versión del sistema operativo Windows 10 S. Esto a algunos no les parece precisamente una buena idea y, por ello, Microsoft permite actualizar a Windows 10 Pro sin coste alguno en su dispositivo. Pero, ¿es posible volver atrás? Pues, ahora, sí.

Lo cierto es que, como indicamos en el análisis de Surface Laptop, dar el salto a Windows 10 Pro es algo que muchos desean ya que esta versión del sistema operativo no ofrece las restricciones del recientemente presentado por la compañía de Redmond. Un ejemplo es que se pueden instalar aplicaciones más allá de las que están disponibles en la Tienda de Windows (donde ya no falta Office, por cierto). Así pues, seguro quena son bastantes los que darán el salto –y se debe hacer antes de que acabe este año-.

Pero, eso sí, se pierden algunas cosas si se deja atrás Windows 10 S en Surface Laptop. Un ejemplo es que el consumo aumenta si esto es así, por lo que se reduce la autonomía. Y, esto, es algo que a muchos les gustará. Aparte, y siempre según Microsoft, el funcionamiento con la versión que llega en Surface Laptop es más fluido con las aplicaciones que se instalan y, también, puede esto hacer que algunos deseen volver a utilizar Windows 10 S. Pues bien, conseguirlo ya es posible, pero hay algunas cuestiones que se deben tener en cuenta.

Uso de Microsoft Surface Laptop

Volver a Windows 10 S en un Surface Laptop

La primera, y más importante, es que el proceso no es tan sencillo e intuitivo que el salto hacia Windows 10 Pro desde un Surface Laptop. Se tiene que descargar una imagen en esta página web y, luego, proceder a su instalación siguiendo los pasos que aparecen en pantalla (existe un asistente por si hay alguna duda). Esto puede parecer menor, pero no lo es ya que los datos que se tiene en Surface Laptop se eliminan por completo, por lo que hay que hacer una copia de la información vital antes de hacer nada.

Descarga Windows 10 S para Surface Laptop

Aparte, la imagen que hemos comentado con Windows 10 S para Surface Laptop, ocupa 9 GB, por lo que se debe estar conectado a una red WiFi de calidad para no eternizarse. Y, además, el dispositivo de almacenamiento de destino debe estar formateado, como mínimo, a FAT32, ya que de otra forma no se podrá trabajar con un archivo de estas dimensiones de forma correcta. Si estos dos condicionantes no son un problema, puedes volver a la versión original que llegó con el portátil o, simplemente, guardar la descarga a forma de copia de seguridad.