La llegada de la actualización Fall Creators Update a Window 10, tal y como os comentamos en Topes de Gama, ha añadido nuevas opciones al sistema operativo de Microsoft. Y, algunas de ellas, son muy interesantes ya que aumentan la seguridad del ordenador. Pues bien, os contamos cómo activar una que es parte del nuevo antivirus Windows Defender.

Concretamente, la opción que vamos a explicar como activar y utilizar en Windows Defender tiene que ver con la protección ante ataques tipo exploit. Y, posiblemente, te preguntarás cuales  son, ¿verdad? Esta es una descripción sencilla: agujeros de seguridad en el software, que puede ser una aplicación o el propio sistema operativo, que aprovechan los hackers para realizar sus “simpáticas” acciones. Es decir, que no es un código malware como tal y, por ello, es importante intentar estar lo mejor protegido ya que en ocasiones los antivirus no detectan esta acción.

La herramienta que se incluye en el antivirus que por defecto se integra en Windows 10 (y que cada vez es más completo) se llama Exploit Guard y justo lo que ofrece es cierta protección ante los ataques antes mencionados. Y, para ello, simplemente tienes que seguir unos pasos en Windows Defender que vemos a explicar y, evidentemente, disponer de la última gran actualización del sistema operativo de Microsoft -que, si no te ha llegado, puedes forzar su descarga de forma sencilla-.

Protege tu PC de ataques exploit con Windows Defender

Pues, lo cierto, es que no es anda complicado conseguir activar la herramienta que antes hemos mencionado que, aparte de aumentar la protección frente a este tipos de ataque, también añade seguridad en todo lo que tiene que ver con el entorno de redes y el control de acceso a diferentes opciones de acceso a elementos de Windows 10, como por ejemplo las carpetas. Lo que tienes que hacer es lo siguiente:

  • Abre la aplicación Centro de seguridad de Windows 10
  • En la ventana que aparece selecciona Windows Defender
  • Ahora selecciona la opción Control de aplicaciones y navegador
  • Tendrás que ver ahora el apartado llamado Protección contra vulnerabilidades (si no lo ves, es que no tienes la actualización correspondiente, y debes conseguirla), está en la parte inferior en forma de enlace

Control de vulnerabilidades en Windows Defender

  • Lo ideal es activar las opciones que no lo estén (si parece el valor desactivado en el desplegable esto es así), dejando las opciones predeterminadas por defecto para asegurar un buen funcionamiento
  • Aparte, si deseas añadir una aplicación para que sea siempre rastreada, lo tienes que hacer en el apartado Configuración del programa. Simplemente con pulsar en el icono con el símbolo “+“, puedes proceder a ello

Añadir software al control de vulnerabilidades en Windows Defender

  • Hecho esto, ya puedes cerrar tanto el desarrollo Windows Defender como el propio centro de seguridad

Con esto se puede estar más seguro a la hora de ejecutar aplicaciones y, también, del propio sistema operativo. El impacto en el rendimiento en los ordenadores hemos comprobado que es mínimo (incluso con equipos con procesadores Core i3 de Intel o inferiores, como los Celeron). Por lo tanto, dar uso a la protección ante los Exploit en Windows Defender en Windows 10 merece, y mucho, la pena -y, en especial, del software que no nos trasmita una gran seguridad-.