Se espera que una vez pasado el verano se lance una nueva e importante actualización para el sistema operativo Windows 10. Pero, quizá, esto se retrase un poco más de lo esperado ya que según se ha conocido existen algunos problemas en apartados claves. Os contamos de qué se trata lo que ha encontrado Microsoft.

Y, lo cierto, es que parece bastante evidente que existen dificultades en las versiones de prueba de Redstone 5, que es el nombre interno que tiene la seguirte gran actualización de Windows 10. Tanto es así, que la nueva versión de este trabajo no será lanzada esta semana como se esperaba (siempre a los usuarios que están dentro de grupo de probadores). Y, esto, ya indica que hay algo que no va especialmente bien en su funcionamiento.

Cómo solucionar errores de funcionamiento en tu PC con Windows 10

El problema en la nueva versión Redstone 5 de Windows 10

Si bien se está todavía en fase de estabilización de la versión final de la siguiente actualización importante de Windows 10, parece que ahora mismos se ha encontrado un problema es lo suficientemente grave como para que se tenga que ejecutar nuevo código y compilar otra vez Redstone 5. Y el problema no es otro que el propio de la restauración tras la instalación. Por lo que parece, al instalar la nueva versión de prueba, no es posible volver a la anterior y, este, es un fallo grave que se tiene que solucionar para que sea  un desarrollo viable.

Error actualizar Windows 10

Por lo tanto, es lógico que se retrase la llegada de la mencionada iteración ya que hablamos de un fallo que puede ser capital para los usuarios, tanto los probadores como los que en un futuro instalen la actualización de Windows 10.

¿Esto retrasa la llegada de la nueva versión de Windows 10?

Pues en principio no debería ser así, pese a que como hemos indicado no es precisamente un problema menor. En este momento de pruebas del desarrollo se todavía se está a tiempo de tomar las mediadas necesarias para que se solucione el fallo, sin que por ello se tenga que producir un retraso en la llegada de Windows 10 -algo que todo apunta que ocurrirá a finales de septiembre-. El caso, es que habrá que esperar para conocer las novedades que se incluyen en la nueva versión de Redstone 5.

La actualización de otoño de Windows 10 permitirá una configuración más sencilla