Microsoft lleva mucho tiempo trabajando para que su servicio de correo electrónico mejore de forma notable. Sabemos que más pronto que tarde Outlook sufrirá un profundo rediseño para poder competir con Gmail, su gran rival. Pero, hoy no os vamos a hablar de las bondades de este servicio, sino de un grave problema con Outlook: hackers han podido tener acceso a tus correos electrónicos.

Ojo, no hablamos de un rumor, sino que ha sido la propia compañía con sede en Redmond quién ha comenzado a notificar a algunos usuarios de su servicio de correo electrónico de que un pirata informático ha podido acceder a un buen número de cuentas. Y, lo que es peor, este agujero de seguridad en Outlook lleva vigente desde principios de este año 2019.

Outlook en su versión web se actualiza, ¿es ahora mejor que Gmail?

Tal y como indica Microsoft, desde el 1 de enero hasta que descubrieron el fallo de seguridad el 28 de marzo, se ha podido acceder de forma masiva a los correos electrónicos de los usuarios de esta plataforma. Y, lo que es peor, no saben con certeza qué cuentas del servicio de correo electrónico han podido verse afectadas por este acceso no autorizado.

Logotipo de Outlook con fondo Mojave

No, aunque hubieras cambiado la contraseña de Outlook, habrían accedido a tu cuenta igual

El problema es que, en este caso no nos encontramos ante un hackeo del servicio de Microsoft. Lo que ha pasado es que los credenciales de un agente de soporte fueron robadas, permitiendo accesos no autorizados a determinadas cuentas durante el periodo de tiempo que te hemos indicado.

Unifica tus cuentas de correo: usa Gmail para utilizar el correo de Outlook

La compañía americana no tiene claro cuántos usuarios se han visto afectados por esta filtración, ni quienes han participado en el hackeo de las credenciales del agente para poder ver los correos de Outlook. Eso sí, el daño podría haber sido mucho mayor. Y es que, la compañía ha dejado claro que, por lo menos, no se ha tenido un acceso total a los correos electrónicos de los usuarios, ya que “Nuestros datos indican que la información relacionada con la cuenta (pero no el contenido de los correos electrónicos) pudo haber sido vista, pero Microsoft no tiene ninguna indicación de por qué se vio esa información ni de cómo pudo haber sido utilizada”, tal y como indica la empresa a algunos usuarios a través de un correo electrónico.

Por desgracia, ahora mismo no podemos hacer nada al respecto. Y, lo único que puede hacer la compañía es, pedir perdón por el daño que ha realizado a los usuarios, encontrar a los piratas informáticos que accedieron a las credenciales del agente de soporte de la compañía con sede en Redmond e intentar evitar que esto vuelva a suceder. Evidentemente, ya han pedido disculpas por lo sucedido, y menos mal que no han podido acceder al contenido de todos los correos, pero sigue siendo un fallo de seguridad que ha provocado que la privacidad de los correos electrónicos almacenados en Outlook se vea claramente comprometida.