Hace poco más de un mes os anunciamos la llegada de la versión para desarrolladores de Android P. Ahora, durante el Google I/O 2018 el gigante de Internet ha presentado oficialmente la versión más nueva de su sistema operativo que llega cargada de novedades.

Y una de las más interesantes es la nueva interfaz basada en gestos, con un aspecto muy similar a lo visto en el iPhone X, y que permite navegar y realizar acciones de forma mucho más cómoda. Eso sí, por ahora el nombre se queda en Android P a falta de una nomenclatura oficial.

Gestos en Android P

Así funcionan los gestos en Android P

Una de las principales novedades de Android P es el sistema de gestos para navegar por el teléfono. De esta manera tendremos un pequeño indicador de inicio situado en la parte inferior de la pantalla. Tan solo debemos deslizar hacia arriba para activar la pantalla de inicio de gestos.

El reconocimiento de iris llegará en la siguiente versión de Android

En función del movimiento que hagamos podremos acceder al cajón de aplicaciones o movernos entre las aplicaciones que tengamos abiertas en segundo plano o que hayamos utilizado recientemente.

Otra de las novedades tiene que ver con el uso que le damos a nuestro teléfono. Ahora podremos ver nuestra actividad al completo, sabiendo cuándo hemos empezado a utilizar el teléfono, el tiempo dedicado a cada aplicación…

De esta manera podremos saber el comportamiento que tenemos a la hora de utilizar nuestro smartphone o tablet. Incluso podremos establecer límites de tiempo para cada aplicación, ideal para dejar nuestros gadgets a los más pequeños de la casa sin preocuparnos de que estén demasiadas horas jugando.

Batería en Android P

La inteligencia artificial cobra fuerza en Android P

Como no podía ser de otra manera la IA tendrá un peso bastante grande en Android P. Gracias al sistema de aprendizaje automático de Google, contaremos con nuevas funciones que nos ayudarán a aprovechar al máximo las posibilidades de nuestro smartphone.

El primer ejemplo lo tenemos en el nuevo sistema de batería inteligente. Ahora, la inteligencia artificial de Android P se encargará de estudiar el uso que le damos al dispositivo para entender qué aplicaciones utilizamos y adaptarse a nuestros usos. De esta manera se reduce en hasta un 30 por ciento las activaciones del procesador consiguiendo un notable ahorro de batería para mejorar la autonomía de nuestro teléfono.

El brillo automático ahora se adaptará a nuestro uso y no tendremos que ajustar tanto de forma manual este parámetro gracias a la nueva característica llamada “Brillo adaptativo”. Y por último Android P estudiará nuestros patrones de comportamiento para adaptarse a cómo utilizamos nuestro smartphone. De esta manera, si por ejemplo conectas unos auriculares Android P te dirá si quieres reproducir música.