Se esperan grandes cosas de Wear OS en un futuro a corto plazo, y esto es lo que está llevando a diferentes compañías a mantener su apuesta por los smartwatch, como por ejemplo Huawei o LG. Pero no todo le sale bien a la compañía de Mountain View, como demuestra que se he tenido que descartar una de sus próximas novedades.

En el evento para desarrolladores Google I/O que no hace mucho se celebró en EEUU, la firma en una charla específica mostró algunas de las novedades que tenía preparada para Wear OS. E, incluso, alguna de ellas ya eran partede la preview del desarrollo -a modo de prueba-. Un ejemplo es lo que se denominó contenedores de aplicaciones en espera (app standby buckets), y que no ha encajado para los desarrolladores como se acaba de conocer. Y, esto, es importante.

¿Sacas partido a tu smartwatch Wear OS? Con estos trucos lo conseguirás

Qué hace la función que no estará de momento en Wear OS

Pues lo cierto es que no es precisamente menor su importancia. La nueva versión del sistema operativo para los smartwatch creado por Google se basa en Android P, por lo que hereda la forma de trabajar con las aplicaciones en segundo plano. Así, se gestionan desde un “contenedor” en el que se les da prioridad y recursos según si el desarrollo cree que se van a utilizar o no -esto se alizar mediante procesos de aprendizaje-.

Contenedor aplicaciones en Android P

En Wear OS se quería ir un paso más allá y, con el objetivo de mejorar la autonomía, se redujeron las posibilidades: o una aplicación estaba activa y consumía recursos o, si se ponía en segundo plano, se la dejaba sin ellos. Esto, evidentemente, reduce las necesidades energéticas… pero los desarrolladores no ven en esta forma de proceder algo que permita una buena experiencia de uso al utilizar sus creaciones. Por lo tanto, se han quejado de forma masiva, y Google les ha escuchado.

Se ha eliminado la funcionalidad en Wear OS

Como se ha indicado desde la propia compañía de Mountain View, se van realizar cambios en esta funcionalidad de Wear OS. Y, mientras estos llegan (que está por ver si es a corto plazo o no, ya que todo apunta a que no será algo inmediato, ya que hablamos de una modificación importante), en la última versión de prueba del desarrollo se ha eliminado la forma de proceder que antes hemos indicado.

Por lo tanto, para ahorrar energía, a corto plazos se deben buscar otras opciones ya que la mencionada no será integrada debido a que se ha comprobado que la experiencia de uso no era la mejor posible (al menos, para los creadores de contenidos de Wear OS). Veremos si en Google dan con otra forma de conseguir el objetivo que es vital para los smartwatch: aumentar la autonomía que ofrecen.

Futuro de los smartwatch: continúa el declive de estos accesorios