Hace ya unos meses que vimos todo sobre la última versión de iOS, iOS 11, que llegaría en el mes de septiembre -como siempre- con los nuevos iPhone. Hoy vemos si realmente merece la pena instalar la última beta de iOS 11 y os contamos nuestras opiniones.

Nosotros desde aquí nunca recomendamos poner la beta de cualquier sistema operativo, sea de Android o de iOS, dado que no es una versión final y puede darte una experiencia de usuario muy mala dependiendo de la versión y de lo poco avanzada que estés. Solo es recomendable, como también dicen Google y Apple, para usuarios más avanzados que quieran probar las últimas funciones del sistema antes que nadie.

Aluvión de novedades de WhatsApp para iOS y Android

Opiniones de la última beta de iOS 11

En este caso, nosotros hemos probado la beta 6 pública de iOS 11, lo que significa que es la última. Hemos podido ver todas las nuevas funciones que han sacado, como la versión final del modo retrato, el renovado diseño del centro de control, las nuevas notificaciones o ciertos cambios estéticos, hemos quedado en cierta parte muy contentos y en otra parte no.

Nos han gustado todas las novedades que ha traído el sistema. El modo retrato ha mejorado con respecto a iOS 10, no en cuanto a calidad pero sí en rapidez de sacar una fotografía y del tiempo que tarda en enfocar. El centro de control necesitaba una actualización de diseño y así ha sido, aunque su punto negativo puede ser que ocupa toda la pantalla, que es la consecuencia de tener todos los ajustes a mano.

Otros cambios estéticos que hemos notado han sido las notificaciones, ya que al bajar la pestaña de las notificaciones aparece la pantalla de bloqueo, y con ello, el reloj de la pantalla de bloqueo que nos quita mucho espacio para ver notificaciones. Un cambio, en este caso, a peor, ya que en cuanto a estética nos entorpece la experiencia de usuario. Cabe destacar que se ha añadido a las notificaciones una función de ver las notificaciones ya vistas.

En cuanto a cambios de rendimiento y batería, la batería ha ido a peor, algo normal en una beta, pero no sabemos si realmente en lo poco que queda para que se lance el sistema pueda mejorar. La fluidez de esta versión deja mucho que desear: muchos reinicios, problemas de lag en ciertas aplicaciones y problemas con la rotación de la pantalla. Aunque sí hemos podido notar en ciertos momentos la multitarea o abrir aplicaciones de forma más rápida.

¿Merece la pena instalar la última beta de iOS?

Nuestra respuesta es contundente: no, no merece la pena instalar la última beta de iOS para un uso diario, ya que nos dará una experiencia de usuario bastante peor a la que tenemos con iOS 10, por lo que recomendamos esperar hasta la versión final que estará fuera en menos de un mes. Si queremos probar todas estas novedades en un iPhone que no sea nuestro teléfono principal, sí es buena idea.