Una vez que la versión del sistema operativo Windows 10 para procesadores Snapdragon es una realidad, ahora lo que se tiene que conocer son las opciones que permite y no permite ejecutar este desarrollo (especialmente comparado con el trabajo para arquitectura X86, la propia de las CPU de AMD e Intel). Pues bien, se han desvelado algunas de sus limitaciones. Os las contamos.

A la espera de la puesta a la venta de los equipos que utilizarán la versión de Windows 10 para procesadores Snapdragon, con fabricantes tan importantes como HP o Lenovo apostando por su uso desde el primer momento, se ha publicado información que permite conocer algunas de las posibilidades que no será posible utilizar en esta versión del sistema operativo de Microsoft. Por cierto, el desarrollo llega como el perfecto acompañante de unos dispositivos que tienen como objetivo ofrecer una autonomía de un día completo de uso.

Windows 10 ARM, así es el futuro de los teléfonos de Microsoft (vídeo)

Limitaciones de Windows 10 para procesadores Snapdragon

La fuente de la información muestra algunas de las opciones que no se podrán realizar o soportar con este desarrollo de la compañía de Redmond, por lo que se debe tener claro a hora de elegir un equipo con la versión de Windows 10 para procesadores Snapdragon que no son necesarios en el día a día (o que las indicadas no se pueden convertir en un hándicap en el futuro). Esto es lo que se he desvelado:

  • Controladores con arquitectura de 64 bits: esto en principio no debe ser un problema con los accesorios o periféricos modernos, pero los más antiguos pueden no ser compatibles con la versión de Windows 10 para procesadores Snapdragon, por lo que se debe valorar. Por cierto, que no habrá problema para la ejecución de aplicaciones con arquitectura X86 pese a lo indicado.

Equipo con Windows 10 con procesadores Snapdragon

  • Limitaciones con los juegos: si eres de los que juegas mucho o este es uno de tus objetivos con el ordenador, debes saber que los títulos que utilizan el API OpenGL 1.1 o superior no se ejecutarán con los equipos que utilizan Windows 10 para procesadores Snapdragon. La tecnología anticheat tampoco será soportada.
  • Restringido soporte de algunas aplicaciones: según se ha indicado aquellas que incluyen extensiones Shell, como son las propias de almacenamiento en la nube pueden dar problemas, por lo que necesitarán de un trabajo propio para dar soporte a ARM con Windows 10.
  • Las aplicaciones X64 pueden no funcionar: no se he explicado el motivo, pero algunas aplicaciones con esta arquitectura no funcionarán en Windows 10 para procesadores Snapdragon. Por lo tanto, los desarrolladores tendrán que crear software específico.

Procesador con tecnología ARM

  • La plataforma HyperV no será compatible: esto esa sí, alumnos, en un primer momento. De esta forma, las máquinas virtuales que dan uso a esta tecnología no se podrán ejecutar en Windows 10 para procesadores Snapdragon.

Buenas expectativas de para esta versión de Windows 10

Una vez que se han conocido estas limitaciones, que quizá no sean todas las existentes, lo cierto es que estas no son ni muy numerosas y, tampoco, especialmente importantes (quitando la propia de los juegos, pero con portátiles que el tipo de dispositivo objetivo de Windows 10 para procesadores Snapdragon no es un factor clave). La posibilidad de dar uso a ejecutables tipo EXE de 32 bits permite una compatibilidad con el software muy elevada, así como el uso de opciones que son habituales en el día a día. Por lo tanto, no pinta nada mal esta versión del sistema operativo de Microsoft.