Seguro que en alguna ocasión has necesitado imprimir desde un Android y no has sabido cómo conseguirlo. Incluso, se puede pensar que esto no es posible y, lo cierto, es que no es así. Explicamos de forma sencilla cómo conseguir esto en tu casa y, por lo tanto, que puedas mandar trabajos desde el dispositivo que tienes.

Evidentemente la impresora que se debe tener debe cumplir con un requisito fundamental: es necesario que tenga conexión WiFi –o de red- para, de esta forma, poder conectarse a Internet o una red local y que el smartphone o tablet que la localice sin el más mínimo problema. Si esto se cumple, conseguir imprimir desde un Android es algo tan posible como satisfactorio y, además, contemplado por Google en su sistema operativo.

Un detalle importante: para que todo el proceso de añadido de un servicio de impresión en un dispositivo con el sistema operativo del que hablamos, que es lo que se necesita para posteriormente imprimir desde un Android, es obligatorio que ambos dispositivos estén conectados a la misma red. De esta forma, todo es mucho más sencillo y directo.

Pasos a dar para imprimir desde un Android

Para conseguir el propósito de este artículo, lo que tienes que hacer es acceder a los Ajustes del terminal que tienes y, si utiliza una versión pura del trabajo de Google, encontrarás una opción denominada Impresión dentro del aparado Sistema. En caso contrario, y dependiendo de la personalización, debes buscar el lugar en el que está lo necesario para añadir un servicio de impresión.

Ahora lo que tienes que hacer es seleccionar Añadir servicio. Se abre entonces la tienda Play Store en el que se tiene que seleccionar el correspondiente al fabricante del modelo de la impresora que se tiene. Así, por ejemplo, si es uno de HP, lo lógico es utilizar el que tiene como imagen representativa de esta marca. Y, así, en cada uno de los casos. Instala entonces el elegido.

Cuando el proceso de instalación se ha completado, lo que debes hacer es pulsar en el complemento de Impresión instalado y activarlo -con el deslizador existente en la parte superior de la pantalla-. En este momento el dispositivo busca si hay algún modelo compatible que permita imprimir desde un Android y, si es así, aparece en pantalla. Si lo ves, es posible configurarlo de forma específica en algunos casos o, en su defecto, esto se hace cada vez que se mande un trabajo.

Desde este momento, lo único que se tiene que hacer es en la aplicación en cuestión seleccionar Imprimir para que se mande el trabajo al dispositivo que se tiene en casa. Así de sencillo es poder imprimir desde un Android opciones como por ejemplo una factura, un documento de texto e, incluso, las entradas del cine.