Desde hace un tiempo la Comisión Europea estaba estudiando la compra de WhatsApp por parte de Facebook. Pues bien, en el día de hoy se ha emitido un informe en el que se india que la red social mintió en el proceso y, por lo tanto, hoy se ha tomado la decisión que se preveía que ocurriría: Facebook multada. Indicamos los detalles.

La razón por la que se ha tomado la determinación antes mencionada es debido a que, finalmente, se ha establecido que no se dijo la verdad por parte de la compañía de Mark Zuckberg cuando esta dio el paso de comprar la aplicación de mensajería por 19.000 millones de dólares. Y, por lo tanto, que la imposibilidad que se indicó que existía para compartir datos entre ambas plataformas no era real. Así, lo que se ha determinado es lo siguiente: Facebook multada Pero, eso sí, no se para la fusión por parte de la Comisión Europea como algunos presagiaban.

Si recordamos un poco, hubo un momento en el que la propia Facebook modificó las condiciones de uso de la aplicación de mensajería y, de esta forma, la primera podía acceder a los números de teléfonos existentes en la segunda. Así, era posible combinar la información que se tiene de los usuarios. Un movimiento que, en vista de publicidad y base de datos, era realmente importante y beneficioso. En EEUU no hubo problemas como en Europa, donde se bloqueó el mencionado movimiento. Y, ahora, se ha tomado la determinado que se mintió y, por lo tanto, se ha procedido a establecer la correspondiente multa.

Facebook multada, y esta es la cantidad

Según se ha indicado por la propia Comisión Europea, en boca de Margrethe Vestager, con la multa que se ha establecido se desea mandar un mensaje a las compañías que no respetan las leyes europeas. ¿Y cuánto es lo que tiene que pagar Facebook? Pues nada menos que 110 millones de euros, lo que es muy proporcionado teniendo en cunetas las normativas existentes (de un máximo del 1% de la empresa implicada). Así pues, pocas bromas con el asunto.

Logotipos de Facebook y Whatsapp

Por lo tanto, lo que en su día se indicó por parte de Mark Zuckerberg -que no existían medios para fusionar Facebook con WhatsApp- no era cierto y, por lo tanto, la Comisión Europea reaccionad. Así, se ha establecido que los desarrolladores ya trabajaban para conseguir la unión. Y, como resultado, no cabía esperar otro desenlace que el que se ha producido: Facebook multada… y por una cantidad que no es precisamente menor.