Desde el año pasado se lleva rumoreando que algún terminal saldría al mercado con el sensor de huellas en pantalla, y parece que hasta 2018 no lo veremos. Hoy vemos cómo funcionaría la patente de Apple para incorporarlo en el próximo iPhone de 2018, el iPhone 9.

Qualcomm comentó este año que sus sensores de huellas integrados debajo de la pantalla no llegarían hasta finales de verano de 2018, ¿esto qué significa? Pues que no podremos ver todavía móviles con un diseño tan innovador que no sea con el sensor de huellas en la parte trasera- salvo el iPhone 8 que al parecer no lo integrará directamente- por lo que seguiremos viendo terminales como el Galaxy S8 o LG G6 con el sensor de huellas detrás.

Novedades hardware de Apple anunciadas en el WWDC 2017

Lo que también provocaría es que marcas como Apple u otras que piensen igual, que el sensor de huellas no debería ir detrás, decidan dos cosas: seguir con un diseño más conservador y ponerlo en el botón Home, o directamente quitarlo y meter otra tecnología. El famoso FaceID de Apple será el encargado de hacer esto real y que no veamos el TouchID por ninguna parte, pero solo serán unos meses de espera ya que tango Qualcomm, Samsung y Apple lo traerán en la segunda mitad de 2018.

Así será el sensor de huellas en la pantalla de Apple

Apple ya se está preparando para el próximo año y nos ha mostrado cómo funcionaría su tecnología para implementar un lector de huellas por debajo de la pantalla. Esto sería gracias a una tecnología con componentes piezoeléctricos que permitirían leer la huellas por detrás del cristal, lo que haría que algún componentes pudiese leer las ondulaciones y detalles que tiene nuestra huella gracias a la piezoelectricidad.

Una cosa a destacar es que esta tecnología ya existe, solo que es dañina para la piel según algunos informes, por lo que nunca se ha llevado a cabo, pero Apple podría estar preparando algo para que no sea tan dañino como se pensaba. De todas formas, también hay que tener en cuenta que será difícil de implementar sin hacer engordar el terminal. De momento, no tenemos más detalles.

Recordemos que la piezoelectricidad es una propiedad que tienen algunos componentes que nos permiten captar ciertos detalles gracias a una vibración del mismo. Apple no sería la primera en integrar esta tecnología en un terminal todo pantalla, ya que el año pasado, Xiaomi la implantó en el Mi MIX para el altavoz, poniendo un altavoz piezoeléctrico que nos permitía oír todos los sonidos gracias a la vibración de sus componentes.

De todas formas, a Apple no le dará tiempo a incorporar este sistema para el iPhone 8, o al menos lo hemos podido saber por la gran cantidad de filtraciones que nos dicen que únicamente tendrá el reconocimiento 3D. Veremos a ver si no nos sorprende Apple el día 12 de septiembre en su presentación.