La compresión ha estado siempre presente en nuestros ordenadores, ya sea mediante aplicaciones o comandos en el sistema operativo como en su momento con MS-DOS. Ahora os contamos cómo una herramienta nativa nos permite comprimir carpetas en Windows 10 con mucha facilidad y sobre todo eficiencia.

Estos días la principal novedad entorno a Windows 10 ha sido sin duda la llegada del Fall Creators Update, la segunda gran actualización del sistema de este 2017 tras el Creators Update de la pasada primavera. Ahora vamos a ver un interesante truco para comprimir carpetas en el sistema de Microsoft.

Así puedes comprimir carpetas en Windows 10 de forma más efectiva

Hay decenas de aplicaciones que permiten comprimir no sólo carpetas enteras, sino fichero, algunas de las más populares son WinZip o WinRAR, pero hoy nos paramos a conocer una herramienta que es nativa de Windows 1o, pero que no todos suelen utilizar por aquello de tener que estar escribiendo comandos en una consola. Pues bien, para no tener que escribir nada, ya se han encargado de convertir esta herramienta a una interfaz gráfica más sencilla e intuitiva.

comprimir carpetas en Windows 10

Esta la podemos descargar desde aquí. Hablamos de Windows Compact, una herramienta que vendrá muy bien sobre todo a aquellos que como un servidor usamos un portátil con memoria SSD, que no es tan grande como los discos duros tradicionales. Lo que hace esta herramienta es comprimir la carpeta, hasta ahí nada nuevo, pero lo mejor es que podemos seguir utilizándola de forma habitual, accediendo a ella, pero comprobando cómo el espacio que ocupa en el sistema operativo es mucho menor que el tamaño original.

comprimir carpetas en Windows 10

De esta forma conseguimos que la carpeta siga estando en el mismo lugar, pero consiguiendo que por ejemplo que la carpeta de archivos de Adobe Photoshop reduzca su tamaño de 1,76GB a 866mb, o que la instalación de un juego pase de 11,8GB a 7,88GB, lo que sin duda es una gran reducción de peso. Y lo que decimos, siempre manteniendo el uso de la carpeta intacto. Evidentemente al estar comprimida la carpeta es normal que se ralentice un poco más el proceso, pero no lo vamos a notar en demasía. Además podemos configurar el programa para que todos los futuros archivos de una carpeta se compriman directamente al copiarlos a ella, de esta forma no debemos preocuparnos por estar comprimiendo manualmente, lo que sin duda es una gran comodidad.