Desde que Netflix llegara a España en octubre de 2015 habréis escuchado a muchos de vuestros conocidos decir que no pagan mucho por el servicio de vídeo en streaming, ya que comparten una sola cuenta con otros tres compañeros, amigos o familiares. Y no es que estén haciendo nada malo porque fue la propia Netflix la que, como parte de su lanzamiento, invitaba a sus nuevos abonados a abrazar esta práctica.

Al fin y al cabo una suscripción Premium (hasta cuatro dispositivos, sean móviles o no) cuesta apenas 12 euros, lo que se traduce en 4 euros al mes por el inmenso catálogo de series, películas y documentales de los norteamericanos, con decenas de novedades que llegan todos los meses. El problema es que Panda Software acaba de publicar un informe donde nos explica cuáles son los riesgos de llevar a cabo esta práctica.

Ilegal en otros países

Esta práctica de momento no es delito en España pero otros países, como EE.UU., compartir la contraseña de Netflix o HBO es un crimen federal desde hace algunos meses, lo que incluye la persecución por la llamada Ley de fraude electrónico estadounidense. Y eso que no es sencillo escoger ahora mismo entre uno y otro.

Net

Para el Global Consumer Operations de Panda Software, Hervé Lambert, es evidente que compartir estas contraseñas “es un error de seguridad muy grave […] La práctica de compartir contraseñas de servicios online de pago como Netflix, HBO o de cualquier otra aplicación no es segura. En el momento que pierdes el control de tu usuario y contraseña para una plataforma de pago, te arriesgas a que otros suplanten tu identidad, utilicen tu tarjeta de crédito o te sometan a cualquier tipo de amenazas como los ransomware”.

¿Qué riesgos asumimos?

Según esta misma información, “si un ciberdelincuente se hace con nuestros datos de acceso a alguna de estas plataformas de televisión online, podría venderlas por Internet al mejor postor y hacer que parezca que somos nosotros los que estamos traficando con ellas”. Y lo más importante de todo, que “No hace falta ser un hacker con grandes conocimientos para vender tus contraseñas por la web”.

Además, a eso se unen las estafas por phishing que se producen cuando “el pirata informático conoce tu correo electrónico y tu contraseña, puede enviarte un email suplantando a Netflix o HBO diciéndote que ha habido un error con la cuenta bancaria y que tienes que volver a introducirla”. Eso daría acceso y vía libre a un secuestro de nuestra identidad digital. Desde la empresa hablan de que “Lo primero que hará un hacker si se hace con las credenciales para uno de estos servicios de televisión o música en streaming, será intentar acceder a tus redes sociales, tu correo electrónico y tu cuenta corriente”.

Eso tiene un daño colateral importante: nuestra familia. Si por culpa de ese agujero de seguridad que hemos provocado voluntariamente un hacker obtuviera información sensible sobre nuestra familia (con los nombres de hermanos, direcciones físicas, etc.) “podríamos hablar de consecuencias mucho más graves”.

  • Ramón c.

    4*1=4, 4*2=8, 4*3=12, 4*4=16…

  • José S.

    Pero qué tontería es ésta? No están bien hechos ni los cálculos de la cuota, como apunta Ramón C.: si son 12€/mes entre 4 personas, sale a 3€/persona, no a 4€. Eso para empezar. Y para seguir… Pero qué estupidez de seguridad, ni robo de datos, ni ilegalidad, ni qué niño muerto? Es que a alguien se le va a ocurrir compartir por ahí su cuenta de Netflix de forma pública? Por favor…! Eso está pensado para amigos y familiares y sólo hasta 4 usuarios. Te va a robar tu hermano los datos de Netflix para traficar con ellos? No he visto mayor tontería en mucho tiempo.

  • Jajajajaja, vaya gilipollez. Se comparte el usuario con 3 amigos/familiares de confianza y el usuario/contraseña es solo para este servicio. No le vas a poner las mismas que las de tu banco.

    Seamos un poco serios al decir las cosas y no alarmar al personal.

  • Flipas xD

    Además que se puede pagar via Paypal, y solo sale tu e-mail de paypal no tu contraseña…