Seguro que en más de una ocasión te has encontrado con la desagradable sorpresa en la que una pestaña del navegador Google Chrome no responde y, esta, no se carga por completo o simplemente las animaciones -o desplazamientos que se realizan con el ratón- no se ejecutan. Pues bien, es posible cerrar de forma individual cada una de las abiertas y, por lo tanto, no tener que hacer lo propio con la aplicación por completo.

El caso es que, si te encuentras en la situación en la que tienes una pestaña en Google Chrome que no responde y no deseas perder la información de las otras que tiene abiertas, debes saber que esto es completamente posible en el navegador de la compañía de Mountain View. Y, además, sin que la forma de conseguirlo sea especialmente complicada. Nosotros te la indicamos para que conozcas una opción más de este completo desarrollo que, por ejemplo, admite el uso de extensiones.

Cerrar pestañas que no responden en Google Chrome

Evidentemente, lo primero es tener claro cuál de las pestañas que tienes abiertas en el navegador es la que no responde, no vaya a ser que por error en los pasos se cierre la que no es. Para ello, localízala y confirma el nombre que tiene en la parte superior de Google Chrome para poder identificarla posteriormente. Ahora, tienes que hacer los siguiente:

  • Busca en la parte superior de Google Chrome, a la derecha, un icono con tres puntos verticales y pulsa en él
  • Aparece un menú en el que debes localizar la opción de nominada Más herramientas y, enteras las posibilidades existentes, selecciona Administrador de tareas

Menú de opciones de Google Chrome

  • Este es similar al propio de Windows, pero sólo para lo que está funcionando en Google Chrome. Por lo tanto, con su uso es muy posible que no tengas que cerrar la aplicación y sólo lo hagas de la pestaña en cuestión
  • Aparece una ventana en la pantalla en la que se ven todos los procesos activos en el navegador y debes localizar la pestaña que no responde. Selecciónala con el ratón

Cerrar pestaña en Google Chrome

  • Una vez que esté iluminada con otro color, simplemente debes pulsar en el botón de la parte baja denominado Finalizar proceso

Habrás acabado y, si es posible, el propio Google Chrome de forma automática cerrará la pestaña que no responde. Esto, por cierto, también sirve para poder acabar con las extensiones que de forma puntual no funcionan bien y están entorpeciendo el funcionamiento habitual del producto de la compañía de Mountain View.