Elige las mejores tablets con estos útiles consejos

Elige las mejores tablets con estos útiles consejos

John Fernández

El mercado de las tablets es tan amplio que elegir una que se adecúe a lo que pide cada persona es un mundo. Es cierto que en los últimos tiempos la variedad de ellas es muy amplia respecto de la que podíamos disfrutar hace unos pocos años, y los públicos cada vez se han diversificado más. Ante tal situación, hay que saber elegir correctamente.

Y ese es nuestro objetivo a través de la guía de compra que te proponemos hoy en Topes de Gama. Que no se te escape ni un solo detalle sobre tu nueva tablet: todo lo que has de saber sobre su pantalla, memoria, opciones de uso… Las opciones son casi tan amplias como las cuestiones que has de tener en cuenta. Te guiamos a través de estos puntos.

Razones para comprarte una

En un mundo en el que los smartphones han copado prácticamente todas las facetas de nuestra vida, hay algo con lo que no pueden competir: el tamaño de las pantallas. Es un hecho que las tablets tienen pantallas con pulgadas mucho más grandes, lo que te permite disfrutar del contenido sin forzar los ojos. Y este es el primero de los motivos por los que merece la pena comprar una tablet. Ni siquiera una televisión te ofrece esa portabilidad de disfrutar del contenido en cualquier parte y en todo momento.

En el trabajo o en la universidad, es una excelente opción para tomar apuntes. Si acoplas un pequeño teclado a la misma (no tienen un precio demasiado elevado), lo podrás utilizar como un portátil todavía más compacto. Te permitirá escribir de forma rápida y cómoda, sin necesidad de usar el táctil de la pantalla.

En términos generales, su amplia capacidad de almacenamiento y portabilidad son sus dos fuertes, por lo que podrás tener cientos y cientos de aplicaciones, así como series o películas guardadas en tu dispositivo. También disponen, por norma general, de mejores altavoces y sistemas de sonido. De hecho, muchos cuentan con la certificación Dolby Atmos. Será como tener tu propia Smart TV entre tus manos, con catálogos infinitos.

Por otra parte, a diferencia de los móviles o portátiles, las tabletas disponen de una brutal autonomía con la que te olvidarás al completo de que tienes que cargarla. Eso te permitirá transportarla a cualquier parte y disfrutar de todas las ventajas sin estar pendiente de un cargador.

Puntos a tener en cuenta

Bien, si ya estás convencido de que quieres o necesitas una tablet, en ese caso, hay que meditar con cierta cautela los distintos tipos de que vas a tener a tu alcance. Quizá no te merezca la pena pagar por una pantalla de 10 pulgadas con el mejor procesador del mercado simplemente para ver películas. Por eso, te vamos a guiar en el proceso de cada uno de los puntos fundamentales para que compres una.

Tamaño y peso

Elegir una tablet que sea demasiado pesada y con demasiadas pulgadas, dependiendo de cada mano, puede lastrar su uso. Con el paso de los minutos y las horas, tu mano acabará notando la incomodidad de sujetar algo tan pesado. Si un smartphone ya cansa, imagina una tablet.

Por ello, el peso ideal para que una tablet pueda ser sujetada con una mano sin que pese es de menos de 500 gramos. Sin embargo, esto es imposible en algunos modelos más grandes, como algunas tablets de Samsung, que llegan a más de 600 gramos.

Asimismo, respecto al tamaño, es una decisión personal. ¿Prefieres algo más contenido o no quieres forzar la vista? El tamaño mínimo aceptable para una tablet que ofrezca una relativa funcionalidad serán las 8 pulgadas. Los modelos más grandes llegan hasta las 12. Entonces, lo óptimo es ir valorando entre esos dos abanicos.

Las pantallas más pequeñas son fáciles de transportar y de utilizar en cualquier lado, además de que no se te resentirá la mano. Por otra parte, son más baratas, pero su experiencia de uso no tiene nada que ver con una tableta grande. Por ello, un tamaño intermedio podrían ser las 10 pulgadas.

Resolución

Las pantallas de las tabletas son la base de un funcionamiento óptimo y las que proporcionan una experiencia de fluidez. Encontramos muchos tipos de resoluciones que, como todo, dependen del dinero que estemos dispuestos a pagar. De hecho, consideramos este punto como fundamental para decidirse por una tablet u otra, pues marcará la experiencia de uso.

En primer lugar, nos encontramos con la densidad de píxeles, que está relacionado con la resolución: se trata del número de píxeles por pulgada de una pantalla. Con 200 PPI obtendremos una experiencia normal, el estándar. En general, son las pantallas HD las que ofrecen este nivel de PPI. Naturalmente, cuanto más PPI a partir de los 200, mejor calidad de imagen.

Muy relacionado con esto encontramos la relación de aspecto. En el caso de los iPads, la relación de aspecto es 4:3, mientras que, en los modelos de Android, en la gran mayoría, son 16:9. Este último formato es mucho más alargado, ideal para reproducir vídeo y aprovechando el máximo de que ofrece la misma.

Para ser más concisos, te ofrecemos una lista con las principales resoluciones en lo que a tablets se refiere:

  • QHD: 960 x 540 píxeles
  • HD/720p: 1280 x 720 píxeles
  • FHD o 1080p: 1920 x 1080 píxeles
  • 2K: 2048 x 1080 píxeles
  • Retina (Apple): 2048 x 1536 píxeles
  • 4K o HD: 4096 x 2160 píxeles
  • Quad HD: 2560 x 1440 píxeles
  • 8K: 7680 x 4320 píxeles

Te hemos señalado en negro las que consideramos las mejores. En los últimos casos es raro ver tabletas con hasta 8K. Naturalmente son recomendables, pero se irán de precio. Lo óptimo es optar por las cuatro que hemos señalado.

Tipos de pantalla

Los tipos de paneles han ido avanzando con el tiempo. Entre los tipos de pantallas del mercado actual encontramos las TFT y las IPS, variantes, al mismo tiempo, de las LCD y AMOLED. Puede sonar confuso, pero te resumimos cuáles son mejores y peores.

En el caso de las TFT nos encontramos con los modelos más simples, ya que están fabricadas en cristal líquido, como las de las calculadoras, por ejemplo. Por otro lado, un nivel superior son las IPS, nuevas, con menor consumo de la energía y batería y, sobre todo, con mejores ángulos de visión para visionar cómodamente desde cualquier lado.

Pantalla Tablet Lenovo Tab M10

Luego están las LCD y AMOLED. La mayoría de LCD son IPS. Las AMOLED son mejores, así que te invitamos a lanzarte a por ellas. Disponen de imagen más brillante, son más finas y flexibles, además de consumir menos energía que las LCD, de forma general. De hecho, las LCD se están dejando de fabricar paulatinamente, dejando paso a las AMOLED, y su mejor versión, las Super AMOLED. El problema es que son más caras de fabricar.

Para un usuario medio lo mejor serán los modelos AMOLED, que cada vez son más habituales en el mercado. Sin embargo, tampoco hacemos ‘ascos’ a las pantallas LCD e IPS ya que son más económicas. Tú valorarás tu presupuesto, pero ambas son aceptables.

Cámaras

No es uno de los principales usos en las tablets, pero los fabricantes han mejorado exponencialmente los chips y sensores fotográficos en sus tabletas. En este caso, hay que ir algo más allá del número de megapíxeles. Sí, en general, cuantos más MP, mejor, pero habría que fijarse en otros sensores, que, de forma habitual, los fabricantes no ofrecen en las fichas de compra.

En el caso de las cámaras traseras, es importante que cuenten con un estándar de unos 8 megapíxeles, alguno arriba o abajo. En el caso de los modelos más profesionales, como podría ser el iPad, esa cifra llega hasta los 12 megapíxeles.

Otra de las principales funciones de las cámaras son las videollamadas, y para ello utilizaremos la cámara frontal. La media de megapíxeles utilizados suele ser cinco, pero repetimos, lo más importante es el chip que incorporen.

Sistema Operativo

En este apartado lo tenemos bien fácil. Las opciones entre las que podemos elegir radican en dos, principalmente: aquellas tablets que incluyen el sistema operativo de Android y las de Apple, con iOS. No existen más sistemas que por el momento se comercialicen en Europa, por lo que la elección en este sentido será bastante clara.

En el caso de iOS nos encontramos con un sistema más pulido que el de las tabletas Android. El principal motivo es que Apple lleva años de ventaja sobre Android, desarrollando muy específicamente este software de lo más pulido en cualquier tablet de la gama, ya sean los iPad Air o los Mini, entre otros.

Podríamos definir como el sistema operativo de Apple para sus iPads como intuitivo. El más intuitivo. Navegar por sus menús es fácil; descargar aplicaciones es un trámite sin complicación; es versátil a la hora de buscar contenido, abrirlo, sus gestos… No encontramos ninguna pega a este sistema. La última versión para las tablets incluye iPadOS 15, altamente optimizado para todos los dispositivos, y que destaca especialmente por la fluidez y sus gestos.

Acessorios iPad

Básicamente es la misma capa que utilizan los iPhone, pero optimizada con muchas más opciones para los iPads. Por ejemplo, y a diferencia de las de Android, cuenta con opciones tan interesantes como la multitarea, la Split View para trabajar o visionar dos pestañas abiertas al mismo tiempo, el selector de Apps de lo más útil, o funciones rápidas con el teclado. Además, cuenta con la compatibilidad del ecosistema Apple.

Precisamente, la otra cara de la moneda es Android, un mercado que está en constante crecimiento. Cada compañía reutiliza el sistema de Google para sacar sus propias interfaces, como por ejemplo Samsung con One UI en sus tabletas, o Xiaomi con MIUI. Nada tienen que ver con los primeros modelos, de lo más lentos y con problemas de software. Ahora está altamente optimizando.

El problema es que precisamente cada marca, como veremos, equipa su propia interfaz, por lo que provoca que cada experiencia de uso sea diferente. Ninguna de ellas utiliza el sistema en bruto. Esta es la principal diferencia con los iPads.

Si buscas una recomendación en este sentido, no hay duda de que el sistema iPadOS de Apple está diseñado para ser utilizado por cualquier persona, conozca o no de tecnologías. Si vas a regalárselo a alguien neófito en la materia, aprenderá en cuestión de sencillos pasos. Por otra parte, las Android te permiten disfrutar de contenido más abierto, descargar películas, revistas, libros en PDF… Es un software mucho más abierto.

Almacenamiento interno

En la mayoría de los casos se incluyen entre 32 y 64GB de almacenamiento, es lo normal. 32GB de puede quedar corto, por lo que optaremos, como mínimo a los 64GB. En los modelos más altos de gama encontramos los 128GB, y en el caso de optar por el modelo más caro, hasta los 256GB de almacenamiento. Es una opción que deberás valorar en función de si disfrutas de contenido en streaming o bien lo descargas y metes en tu tableta.

De cualquier manera, has de tener en cuenta que existe la opción de las memorias SD. A diferencia de los móviles, casi todas las marcas incluyen una ranura de microSD para poder ampliar el almacenamiento a través de tarjetas.

Conexiones

Las conexiones en una tablet son de lo más limitadas. La principal es la de audio. No nos podemos permitir el lujo de perder el jack de 3.5 mm. Es la principal toma de conexión para todas aquellas personas que disfrutan de contenido audiovisual.

Otra toma de conexión fundamental es el tipo C. Atrás quedan los largos tiempos de carga y del micro USB. Desde hace pocos años el estándar en las tabletas y teléfonos es el USB tipo C, que te permite transmisión de archivos de forma ultra rápida, así como cargarla en menos tiempo que en comparación con micro USB.

En cuanto al Bluetooth, la mayoría equipan la última tecnología 5.0 en adelante (5.1 y 5.2, principalmente).

El LTE y 4G son dos conexiones a valorar. Es una tecnología de banda ancha inalámbrica que permite transmitir datos a muy alta velocidad. ¿Vale la pena tenerlo en una tablet? Permite disfrutar de subida y bajada de datos mucho más rápida, mejorando el estándar. Permite una velocidad de unos 170 Mbps o 300 Mbps depende de cada dispositivo. Y si tiene 4G, mejor que mejor, porque llegará a 1 Gbps.

Sonido

Los auriculares son una excelente opción para disfrutar del audio, pero, si no quieres estar sujeto a unos cascos, opta por una tablet con buen sistema de audio. Lo encontramos, principalmente, en aquellas tablets que incluyen sistema de doble altavoz y de cuádruple altavoz. Incluso encontramos modelos básicos que solo incluyen un altavoz.

Si este apartado es de tu interés porque te gusta mucho escuchar música o películas con buena calidad, entonces descarta directamente aquellas que solo cuenten con un altavoz. Asimismo, las de doble altavoz tienen un sonido demasiado ‘enlatado’ o estéreo, lo que no es conveniente. Las mejores son las de cuádruple altavoz.

Y si su sonido está firmado por reconocidas marcas como Harman Kardon o Dolby Atmos, entonces disfrutarás de una mejor experiencia. Algunas, incluso, cuentan con el famoso sonido envolvente, es decir, gracias a los 4 altavoces sentirás el audio 360º.

Marcas populares

Entre las principales marcas, estas son las que más renombre tienen: Samsung, Apple, Lenovo o Huawei. Llevan años en el mercado, por lo que sus modelos son indiscutiblemente buenos, mejorando año tras año. Nuestra recomendación es para las que lees a continuación, aunque no exime que, siguiendo nuestras recomendaciones, encuentres otras de igual calidad.

Samsung

Además de por sus smartphones, Samsung destaca en el mercado de las tablets. Lo más llamativo de esta marca es que encontramos tablets de todas las gamas, desde las más altas hasta las más asequibles. De hecho, es una de las top ventas a nivel mundial, y es el rival número 1 de Apple.

tablet Samsung Galaxy TAB A7 Lite

Ejemplo de ello es la Samsung Galaxy Tab S8+, que es el rival más digno del iPad. De hecho, es superior en bastantes prestaciones, aunque en muchas otras no. Por otra parte, tenemos modelos intermedios, por precios muy asequibles, como la Galaxy Tab A8 por unos 200 euros, e incluso low cost, como la A7 Lite por menos de 150. Su catálogo es amplísimo.

Todas ellas tienen un denominador común: un sistema pulido. Para plantar cara a al sistema operativo del os iPad utilizan One UI, una experiencia de lo más fluida incluso en los modelos más bajos de gama.

Una de las opciones más interesantes en este tipo de tablet es Samsung Dex. Una función de gama alta incluida en las mejores tabletas que permite a los usuarios conectar un monitor, mouse y teclado, convirtiendo tu tablet en algo parecido a un ordenador de escritorio.

Apple

De hecho, ¿hay alguna más popular? El iPad es la tablet por referencia. El modelo para seguir por la competencia. Como te hemos contado anteriormente, año tras año bate récord en ventas. Su catálogo es vasto, y creemos que realmente merece la pena optar por modelos de años anteriores para ahorrar costes, sin necesidad de tener el más actualizado. O bien tener el último grito en tablets, pero pagando su alto precio. Y es que esta es una de sus principales desventajas: su alto coste respecto a la competencia.

Bajo el sistema de iPadOS 15, los últimos dispositivos de la marca californiana cuentan ya con chips producidos por ellos mismos, sin necesidad de recurrir a terceros como Intel. Disponen de gran autonomía, que aguanta a la perfección por su optimización con el sistema operativo.

apple ipad air lateral

Son intuitivos, por lo que prácticamente no hay que enseñar a nadie a usarlos. Ni siquiera a los más pequeños. Si por algo destaca es por su interfaz intuitivita a la hora de navegar por los menús, abrir aplicaciones, descargarlas… Y si tienes un teléfono u ordenador Apple podrás tener todo sincronizado cómodamente.

Lenovo

En los últimos años, Lenovo ha ido ganando mucho terreno en el campo de las tablets. Su gama va de la más básica hasta la más tope de gama, muy similar a los iPad. Van desde las 8 pulgadas y hasta las 13. En su catálogo encontramos principalmente los modelos precedidos por la ‘P’. En la mayoría de sus modelos destaca por incluir procesadores Qualcomm Snapdragon de mucha potencia, y un sistema Android de lo más optimizado. Su fuerte son las baterías, llegando incluso a los 7500 mAh para disfrutar durante días y días sin acordarte del cargador.

tablet lenovo tab m7

Huawei

Huawei tiene clara su estrategia en el mercado de las tablets: modelos económicos y funcionales que contenten a los usuarios más básicos, que no busquen productos muy dotados de hardware. El problema es su compatibilidad con la Google Play Store, ya que cuenta con sus propias aplicaciones.

En este sentido, está algo limitada. Si la vas a utilizar para disfrutar de contenido online o navegar, no encontrarás serios problemas. Si, por otro lado, la utilizarás para descargar aplicaciones que no frecuentan la Google Play Store, te encontrarás con un serio problema. Así que, si estás de acuerdo con sus limitaciones y aplicaciones, lánzate a por ella. Si le vas a dar un uso más amplio y necesitarás apps el día de mañana, te recomendamos mirar otros modelos.

tablet huawei medipad t10s lateral

Está algo más limitada en este sentido, y en cuanto al sistema operativo. La buena noticia es que sus modelos son de lo más asequibles para todo tipo de públicos. Genial para niños, para ver películas y series, incluso jugar.

Xiaomi

De Xiaomi podemos hablar en pocas palabras, porque solo tiene una tablet. Pero una muy buena. La Xiaomi Mi Pad 5 es el buque insignia de la marca china en este sentido, y es capaz de plantar cara a modelos como el iPad o los modelos más topes de gama de Samsung por un precio irrisorio. Empezando por su procesador Qualcomm Snapdragon de última generación y su pantalla a 2K. Resolución muy buena, potencia, y liviana. ¿Se puede pedir algo más? La competencia es real.

Xiaomi Pad 5

Diferentes tablets, diferentes perfiles

No todas las tablets son aptas para todo tipo de públicos. Mientras unos buscan la excelencia en la imagen, otros priman el precio o la potencia. Eso nos lleva a plantearnos (y a que tú te las plantees) unas cuantas cuestiones.

¿Para qué la queremos?

A la hora de elegir una tablet hay que tener muy en cuenta los usos que queremos darle. Hay quien la utiliza para navegar, quien la utiliza para leer, los que únicamente consumen contenido multimedia como series, películas u otros vídeos e incluso hay quien la utiliza como herramienta de dibujo.

Para aquellos que únicamente le darían un uso sencillo como para revisar correos, redes sociales, navegar por internet o leer, no requerirán tablet de gran rendimiento. Podrás cumplir con tus necesidades con algún modelo sencillo que ofrece las características básicas para esas actividades.

Por otro lado, si eres de los que utilizan la tablet mayoritariamente para consumir contenido multimedia, cuidado a la pantalla. Si ves películas o series, así como disfrutas de diferentes plataformas de streaming o incluso vídeos de YouTube, entonces necesitarás una tablen con una buena calidad tanto de imagen en pantalla como de sonido que ofrezca una buena conexión y fluidez.

Funda para iPad en Amazon

En los casos más complejos, hay quien utiliza la tablet como herramienta de trabajo, para estudiar, para utilizarlo como un ordenador portátil e incluso para dibujar o jugar. En este caso habría que mirar hacia modelos más premium que ofrezcan las herramientas necesarias para cumplir con nuestras necesidades, así como complementos u accesorios que podrían hacérnoslo más fácil como un lápiz táctil o un teclado.

Tiempo de uso

El tiempo de uso es también algo a revisar a la hora de elegir tu tablet ideal. No es lo mismo alguien que la utiliza de forma esporádica como quien le da un uso diario y continuado. También puede variar en función de si la utilizas durante un periodo de tiempo breve para revisar correos o si estás largas horas jugando a algún videojuego o dibujando.

En el caso de que utilices tu tablet para tareas más complejas o como una herramienta de trabajo a la que le profieres un uso diario, deberás tener en cuenta gastar una suma mayor de dinero para garantizarte un artículo funcional y de gran calidad a largo plazo que pueda durarte varios años.

Si escoges una tablet de gama baja y le das un uso continuado o excesivo, puede que en apenas unos años tu tablet comience a fallar. Por el contrario, si decides gastar algo más de dinero y hacerte con un dispositivo más premium podrás darle el uso que necesitas. Además, te garantizarás una tablet de calidad durante años.

Relación calidad-precio

Como en muchos sectores del mundo de la tecnología, los diferentes rangos de precios entre dispositivos son muy dispares. Existen opciones de todo tipo desde las más caras que pueden superar los 1.000 euros hasta las más baratas que apenas alcanzan los 100 euros.

Esto dependerá no solo de la marca, sino también de sus capacidades. Algunas tablets están pensadas para darles un uso similar a un ordenador portátil y por ello no es de extrañar que sus precios se acerquen más a un dispositivo de este tipo que a una tablet convencional.

No solo depende de su procesador. La RAM, el almacenamiento, la autonomía o la calidad de la pantalla, puesto que también debemos tener en cuenta los accesorios que necesitaremos. También pueden sumar dinero a nuestro presupuesto final como un lápiz táctil para dibujar o incluso tomar apuntes o un teclado para poder escribir o trabajar con mayor facilidad. ¡Las posibilidades son infinitas!

Consejos de compra online

La parte más crítica es la de comprar. Una vez hemos revisado todos los apartados anteriores, llega la hora de elegir y, por fin, adquirir la tablet que tanto estabas buscando. Sin embargo, existen algunos trucos para ahorrar dinero, como lanzarse a por modelos anteriores, así como consultar opiniones, e incluso otear el mercado de segunda mano. Te contamos lo que deberías saber.

Diferencia de precios

Nuestra recomendación es que no te cierres a una sola web, ni mucho menos. Los grandes modelos de tablet son vendidos en todos los comercios online prácticamente: Amazon, El Corte Inglés, PcComponentes… Y, claro, las diferencias de precio pueden ser notables dependiendo del momento y de la fecha. Ejemplo de ello, los famosos Pc Days en PcComponentes o el Prime Day de Amazon. Los precios varían constantemente, y sin necesidad de rebaja.

uso de una tablet

En Topes de Gama somos ávidos perseguidores de ofertas. Rara es la semana que no nos hacemos con el mejor precio para alguna de las tablet que merecen la pena. No nos pierdas la pista.

Por otra parte, para observar la diferencia de precios podemos acudir a páginas que comparan el precio en distintas webs. Tan solo hay que introducir el nombre del producto y hace una selección de este.

Consulta las opiniones

Puede parecer una nimiedad, pero puede serte de lo más útil. Nuestros análisis en productos son exhaustivos, pero la experiencia de los usuarios que la han comprado también es muy útil para conocer defectos que no todos conocemos (¡nadie es perfecto!). En este aspecto, páginas como Amazon incluyen valoraciones tanto positivas como negativas del producto, lo que puede ayudar, y mucho, a saber las ventajas y desventajas del producto.

Tablets ya usadas

Si no encuentras una buena rebaja para tu nueva tablet, quizá una opción que puedes tener muy en cuenta es el mercado de segunda mano. Aplicaciones como Wallapop o eBay, e incluso productos reacondicionados en Amazon, tienen un precio muy inferior al original de compra. Aquí es donde entra tu valoración: ¿prefieres estrenarlo o no te importa que esté usado?

Cuando hablamos de tablets de segunda mano, sucede algo similar a lo que pasa con los móviles. Lo principal es conocer el estado de la batería, si está degradada o no, y el estado físico del dispositivo, y si su pantalla ha sido cambiada en alguna ocasión, lo que podría significar que se ha caído o se ha roto.

¿Qué es mejor? Una valoración totalmente subjetiva, y que conlleva ciertos riesgos, pero también otros beneficios como el precio.

Modelos anteriores

¿Es optar por un modelo anterior una buena idea? Pongamos un ejemplo práctico. El último iPad del que podemos disfrutar, hoy en día, es el modelo Air de 2022. Se trata de la tablet más reciente dentro de la marca de Cupertino, perteneciente a su gama media, con procesador M1, 5G, pantalla de 10.9 pulgadas, 8GB de RAM, batería de 28,6 Wh.

Pongamos de ejemplo el modelo 2020, con unas simples pinceladas. Su pantalla es de 10.9 pulgadas, con la misma resolución, el chip A14 Bionic y una batería de 28,6 Wh. ¿Notarás la diferencia en realidad? Seguramente sea nula en un uso diario. No encontrarás demasiadas diferencias en cuanto a rendimiento, pantalla o batería con modelos de 2 o 3 años de antigüedad.

Por ello, es una decisión muy particular. Si quieres ahorrarte el dinero, prácticamente no notarás las diferencias, y te animamos a ello. Si eres de los que desean tener todo a la última moda, entonces no hay más que hablar.

Periodos de rebajas

En el caso de no tener prisa, el mejor momento para hacerse con una tablet al mejor precio son las ofertas, más allá de las tablets ya usadas. Es habitual que los grandes comercios, como te hemos relatado unos párrafos arriba, tengan sus propias rebajas en la que los precios bajen considerablemente. Ejemplo de ello son los Prime Days que Amazon lanza cada julio, con ofertas en miles de productos y que tiran su precio por los suelos. Incluidas las tablets.

Es habitual que encuentres las mejores rebajas en períodos de cambio estacional. Por ejemplo, la llegada del invierno, o rebajas de invierno, o de primavera. Luego podemos encontrar todas aquellas

Conclusiones

Este epílogo tiene como fin resumir algunas de las principales cuestiones para que tu elección sea la más acertada.

  • Una de las principales cuestiones es la relacionada con la marca de las tablet. Mientras en otros dispositivos electrónicos no damos mucha importancia a los mismos, en las tablet sí que cobra especial relevancia. ¿Por qué? Cada compañía destaca por desarrollar su propio sistema, puliéndolo a su gusto. En este caso, las mejores, son Apple, Samsung, Lenovo y Huawei, por ese orden.
  • Sin olvidar que la pantalla cumple con una labor fundamental, sino la más importante. El objetivo principal es disfrutar del contenido en alta definición, por eso hay que prestar atención a este punto.
  • Por último, es de vital importancia el peso de la tablet. Ya te hemos dicho que, aún a riesgo de sonar pedantes, el peso determinará que tu mano se acabe cansando con el paso de los minutos y horas, y provoque que utilizar la tablet se convierta en una tarea incómoda. Menos de 400 gramos será un peso excelente para utilizarla cómodamente.
¡Sé el primero en comentar!