Estos son los mejores All in One para estudiar desde casa

¿Tienes poco espacio para trabajar o estudiar en casa, pero quieres un ordenador de sobremesa? En ese caso, un All in One es la mejor alternativa para ti. Este tipo de dispositivos te permitirán tenerlo absolutamente todo en la propia pantalla, puesto que esta integrará la CPU. Olvídate de cables, de buscar la mejor disposición o de tener que comprar otro escritorio. ¡Y los puedes encontrar muy económicos!

Los ordenadores All in One son una opción excelente para todos aquellos que no tienen mucho espacio pero buscan la comodidad de una pantalla grande. Si bien es cierto que lo más habitual es optar por portátiles, los ordenadores de sobremesa continúan teniendo mucho que ofrecer.

Qué es un All in One: ordenadores compactos y cómodos

Trabajar o estudiar en una pantalla de quince pulgadas no siempre es posible, ni mucho menos una buena opción. Es en este punto cuando entran en juego los ordenadores de sobremesa, que durante mucho tiempo han sido los eternos olvidados. No obstante, pueden ser una solución válida para quienes hayan trasladado la oficina a su hogar. O incluso para los que estudien a distancia, y busquen más pulgadas para poder relajar su visión.

Dentro de los ordenadores de sobremesa, los All in One son un concepto totalmente diferente. Son dispositivos que conjugan dos factores clave: ocupan muy poco pero ofrecen pantallas mucho mayores que un portátil. Gracias a esto, se convierten en una gran alternativa para quienes buscan algo más pero no quieren una torre en su escritorio.

all in one lenovo ideacentre 3 22ada05 lateral

Con un All in One, absolutamente todo se encuentra en la propia pantalla. La CPU ya no tendrá que ocupar espacio en el escritorio o debajo de este. Para estancias pequeñas, o para personas que gusten del minimalismo, esto supondrá una gran ventaja. Pero las ventajas del All in One no acaban aquí.

Las grandes ventajas de comprar un All in One frente a un portátil

Un All in One es, sobre el papel, un ordenador de sobremesa pero con un diseño mucho más atractivo. Como hemos señalado, ocupa mucho menos espacio y es más estético a nivel visual. A esto hay que sumarle que, si necesitas mudarte, podrás transportarlo de forma más sencilla. No tendrás que cargar con la torre por un lado y la pantalla por otro, puesto que todo irá de forma conjunta.

Con respecto a un portátil, el punto más fuerte del All in One es el tamaño de su pantalla. Si trabajas de forma habitual delante del ordenador, notarás una gran mejoría. Independientemente de que escojas uno de 24 pulgadas o de 27, será mucho más cómodo que un portátil de 13 o 15 pulgadas. La vista estará mucho menos cansada, y podrás usar la división de pantalla sin perder ni un detalle.

Y con respecto a un sobremesa, su principal ventaja es que no ocupa casi nada de espacio. Podrás tener una pequeña oficina incluso en el salón sin que haya demasiado impacto visual.

Desventajas de un All in One: ¿es mejor un sobremesa tradicional?

No obstante, es innegable que el All in One tiene ciertas desventajas si lo comparamos tanto con portátiles como con ordenadores de sobremesa. En primer lugar, no los podemos usar en cualquier lugar. Si estás acostumbrado a tomar notas fuera de casa, o a llevarte el trabajo contigo, esto no es una opción. Necesitarás un dispositivo que complemente a tu ordenador, como una tablet.

All in One de Apple en escritorio

Pero, además, sus reducidas dimensiones también imponen ciertas restricciones. La principal es desde el punto de vista de la refrigeración y la potencia. Normalmente, para que la CPU ocupe menos espacio y quepa en una pantalla, tendrá que reducir sus prestaciones. Sí es cierto que encontramos excepciones, pero estas no suelen ser asequibles.

Un ordenador All in One no es para todo el mundo. Es para aquellas personas que tienen claro que necesitan una pantalla grande y que ocupe poco espacio. Y que estén dispuestas a asumir que, probablemente, su ordenador no tenga las mismas prestaciones que uno de sobremesa de gama alta. Si tienes esto claro, y realmente solo necesitas un All in One para estudiar o trabajar desde casa, ¡continúa leyendo!

Un All in One barato para estudiar: requisitos mínimos

¿El concepto All in One es perfecto para ti? En ese caso, antes de elegir un ordenador debes plantearte exactamente qué es lo que le vas a pedir. Si sabes que lo quieres únicamente para estudiar, o para tareas sencillas, con un procesador básico probablemente no necesites mucho más. El procesador es el cerebro del ordenador, la parte más importante del mismo, y es fundamental prestarle atención.

Para tareas básicas, con un procesador Intel Core I3 de décima generación será más que suficiente. Con este procesador bastará para realizar cualquier labor ofimática, contestar correos electrónicos o redactar trabajos. No obstante, debes tener en cuenta que tus necesidades pueden ir cambiando. Si encuentras un All in One con Intel i5 a un precio asequible, puede que el rendimiento que te ofrezca sea mucho más interesante.

¿Y la memoria RAM? Esta irá muy ligada tanto al procesador como a la capacidad de almacenamiento. Lo más recomendable es escoger equipos que ofrezcan, como mínimo, 4 GB de RAM. Con esas prestaciones, podrás trabajar cómodamente. A partir de los 8 GB no habrá tarea que se te resista, incluso si haces algo más complejo como pueda ser la edición de vídeo. En cuanto al almacenamiento, la base serán siempre los 128 GB de SSD. Con menos podrías tener problemas en poco tiempo, y verte obligado a borrar aplicaciones. Si bien es cierto que puedes contar con almacenamiento en la nube, esta debería ser la última opción.

El tamaño de la pantalla es muy importante: invertir en comodidad

En el mercado hay All in One por debajo de las 24 pulgadas, y por encima de estas. Si buscas algo que sea asequible a nivel económico, todos los dispositivos que encontrarás tendrán más o menos 24 pulgadas. A partir de las 27, notarás cómo el precio se incrementa notablemente. Y es que junto a la mejora en la pantalla seguramente también notarás una mejora en el resto de prestaciones.

Pantalla All in one de Lenovo

Elegir el mejor tamaño es algo que tan solo puedes hacer tú. Para ello, debes considerar cuál es el espacio del que dispones y tus necesidades específicas. Si trabajas constantemente con el ordenador, recomendamos invertir en una pantalla más grande para no tener problemas de visión.

Los periféricos: ¡totalmente a tu gusto!

Otro punto interesante a la hora de optar por un ordenador u otro son los periféricos. Hallarás más de un All in One que ya incluye tanto teclado como ratón. Mas debes saber que una de las ventajas de estos ordenadores frente a los portátiles es que podrás escoger los accesorios que quieras. Pese a que traiga un teclado predeterminado, podrás poner otro que te parezca más adecuado.

Lo ideal es optar por periféricos pequeños y cómodos. De esta forma, el ordenador continuará ocupando poco espacio y respetando así una de sus mayores ventajas.

Cuatro All in One con pantallas de menos de 24 pulgadas

A continuación, y tras haber analizado por completo qué es un All in One, vamos a ver cuatro modelos interesantes. Hemos seleccionado dispositivos con pantallas de menos de 24 pulgadas, ideales para los que busquen algo más compacto para su despacho.

Lenovo All in One ThinkCentre: un precio increíble

Comenzamos con un Lenovo ThinkCentre M810Z, con unas especificaciones muy interesantes. En primer lugar, hemos de señalar que tiene un procesador Intel Core i5, más que suficiente para cualquier labor que queramos llevar a cabo. Además, a esto hay que sumarle una nada desdeñable memoria RAM de 8 GB. El almacenamiento es de 128 GB SSD, de sobra para guardar todos nuestros documentos.

Lenovo All in One ThinCentre

La pantalla es de tan solo 21,5 pulgadas, especialmente diseñada para quienes quieran ocupar poco espacio en su escritorio. Es totalmente ajustable y táctil, con lo cual es incluso más cómoda. Gracias a contar con un amplio ángulo de visión, hace que trabajar sea muy sencillo. Asimismo, tiene una tecnología antirreflejos para mayor comodidad. Su precio es lo más interesante, puesto que ronda los 400 €.

Un All in One de HP con 8 GB de RAM

Este ordenador All in One de HP también presenta unas prestaciones llamativas. En primer lugar, tiene un potente procesador Intel Celeron que encaja a la perfección con los 8 GB de RAM que ofrece. En cuanto al almacenamiento interno, tiene más que el anterior y da el salto hasta los 256 GB SSD.

All in One de HP blanco

A nivel estético, es interesante reseñar su color blanco. Si buscas mantener una estética minimalista y cuidada en tu despacho, no hay nada como un ordenador de este tono. Además incluye teclado y ratón del mismo color, para que todo vaya a conjunto. La pantalla sube hasta las 22 pulgadas, pero manteniéndose en un tamaño bastante estándar.

Mechazer Z1: con teclado y ratón incluidos

¿Necesitas una pantalla un poco más grande? Este Mechazer Z1 llega hasta las 23,8 pulgadas, para comodidad de todos sus usuarios. Es un All in One con una estética muy marcada, moderno y elegante. Además, el pie que trae consigo la pantalla es ligero y encajará en cualquier lugar.

All in One Mechazer Z1

En cuanto a las prestaciones internas, tiene un procesador Intel Core i5 y una memoria RAM de 8 GB. Es decir, que se defenderá muy bien frente a las tareas diarias, ofreciéndonos un buen rendimiento a largo plazo. El almacenamiento interno es de 256 GB, y cuenta con un teclado y un ratón incluidos. De esta manera, no tendrás que preocuparte por nada: podrás comenzar a usarlo en cuanto llegue a casa.

Un All in One de Primux a un precio inigualable

Seguimos con las 23,8 pulgadas, aunque en este caso en un ordenador de la marca Primux. La diferencia con respecto a los anteriores es que trae consigo un procesador Celeron J3355 y tan solo 4 GB de RAM. La capacidad de almacenamiento baja también hasta los 64 GB. No obstante, como hemos señalado con anterioridad, todo esto es más que suficiente para las labores de un estudiante. Además, es muy ligero y ofrece una estética muy elegante, con lo cual encajará en cualquier rincón de tu hogar.

Dos All in One de 27 pulgadas para los más exigentes

¿Necesitas pantallas más grandes, y mejores prestaciones? En ese caso, los All in One de 27 pulgadas son justo lo que estás buscando. Debes tener en cuenta que son algo más elevados de precio, puesto que sus especificaciones también son mejores.

HP All in One de 27 pulgadas con procesador i5

Este All in One de HP es un ordenador mucho más completo, pensado para usuarios más exigentes. Prueba de ello es que cuenta con un procesador Intel Core i5 de décima generación y 16 GB de RAM. De esta manera, se posiciona como el mejor que hemos visto hasta ahora. Además, cuenta con 512 GB de SSD, permitiéndonos así guardar todo tipo de información a largo plazo.

HP All in One de 27 pulgadas

La pantalla, de 27 pulgadas, también ofrece una gran calidad. Por supuesto, todo eso es algo que repercute en el precio, elevándolo notablemente. No obstante, y como hemos señalado anteriormente, es un ordenador para aquellos que necesitan algo más. En el momento en el que subimos de pulgadas, es inevitable que el precio también se incremente.

Lenovo AIO3 de 27 pulgadas

Por último, otro Lenovo, en esta ocasión de 27 pulgadas. Tiene un procesador Intel Core i3 y una memoria RAM de 8 GB, con lo cual ofrece un rendimiento bastante elevado. A esto hay que sumarle que ofrece una memoria de almacenamiento de 512 GB SSD, que te permitirá guardar toda la información que necesites. Con estas prestaciones, el uso diario está más que asegurado. Además, la pantalla ofrece una resolución Full HD.

Lenovo All in One de 27 pulgadas

Es más económico que el HP que hemos mencionado anteriormente, pero también tiene un precio más elevado que los primeros. Continúa siendo una gran opción para todos aquellos que necesitan una pantalla más grande para su trabajo diario, pero requieren un All in One.

¿Con cuál nos quedamos nosotros?

Elegir entre dispositivos tan interesantes como los anteriores puede ser complejo. No obstante, si tuviéramos que quedarnos con uno sería con el All in One Mechazer Z1. Consideramos que las 23,8 pulgadas son más que suficientes para trabajar desde casa, e incluso para estudiar. Invertir en un dispositivo más grande solo es necesario en casos específicos. Asimismo, este ordenador ofrece un procesador muy potente con una RAM de 4 GB, garantizando un buen rendimiento. El almacenamiento interno nunca será un problema, puesto que cuenta con 256 GB. Y a eso hay que sumarle la estética elegante que trae consigo, ¡y que tiene ratón y teclado incorporados!

¡Sé el primero en comentar!