Ya hemos probado uno de los relojes inteligentes que ofrece una mayor calidad de todos los que hay actualmente en el mercado, el Samsung Galaxy Watch Active 2. Este modelo, que compite directamente con el que ofrece Apple, llega para ser una buena opción de compra con un diseño que, ya adelantamos, es muy atractivo.

Estamos ante un accesorio que es una más que buena evolución respecto a la generación anterior y que se puede comprar en dos versiones: aluminio y acero inoxidable, pero en ambos casos estéticamente estamos ante un dispositivo que claramente es premium. Por cierto, también existen dos variantes por el tamaño: 40 y 42 milímetros, por lo que es extraño no encontrar un modelo que no te valga (si preguntas por las correas, sí, son fácilmente intercambiables).

Fossil se va a convertir en la referencia de los smartwatch con Wear OS, ¿cómo lo conseguirá?

Interesante decir que se incluyen dos botones físicos para realizar acciones con el sistema operativo Tizen que la compañía coreana mantiene en este tipo de wearables. No le falta sensor de ritmo cardíaco a este modelo, sin que se ofrezcan otras opciones avanzadas, y la protección IP68 está presente. Algo importante es que, en el panel táctil, justo en los bordes se incluye una corona integrada en la pantalla circular con respuesta háptica que permite gestionar el contenido de los menús y aplicaciones. Una solución inteligente que, además, aporta utilidad.

Hardware que se incluye en el interior del Samsung Galaxy Watch Active 2

El procesador elegido es un Exynos 9110 de fabricación propia que destaca por un bajo consumo energético, y apr que todo funcione perfectamente y con muchas aplicaciones abiertas en segundo plano existen 1,5 GB de RAM. La experiencia que hemos obtenido al dar uso al smartwatch es muy buena, con una excelente soltura al realizar todo tipo de operaciones y, por lo tanto, los componentes cumplen con su cometido.

El almacenamiento no da un salto por encima de los 4 GB, algo que se podía esperar teniendo en cuenta que hablamos de una evolución, y en la conectividad no hay problema alguno: WiFi; GPS; Bluetooth 5.0… vamos, de todo (hay versiones con acceso a datos 4G). Por cierto, que este modelo incluye NFC para poder realizar pagos con Samsung Pay, algo que incluso es posible activar pulsando dos veces en los botones físicos. ¿Mantiene la posibilidad de recibir llamadas este equipo? Sí, ya que el sistema operativo lo permite y dispone tanto de micrófono como de altavoz. Eso sí, la calidad siendo buena no es espectacular, pero cumple para una emergencia.

Uso del Samsung Galaxy Watch Active

La pantalla va desde las 1,2 a las 1,4 pulgadas, despidiendo del modelo, que es tipo SuperAMOLED y en lo que tiene que ver con la resolución esta es de 360 x 360 (no le falta protección Gorilla Glass). La calidad de imagen es realmente buena, se ve realmente bien en todo tipo de situaciones gracias a un brillo que es potente y que se configura realmente bien automáticamente. Todos lo contrario ocurre con la autonomía, ya que la experiencia que nos ha dejado es que se alcanza los dos días de uso. Muy lejos del Huawei Watch GT 2, por poner un ejemplo (pero los modelos que permiten instalar aplicaciones, son así). Un detalle: la carga es inalámbrica -no le falta un elemento propio para hacer esto-y, por ejemplo, es posible darle uso con dispositivo con tecnología inversa como los propios de la firma coreana.

Carga del smartwatch Samsung Galaxy Watch Active

Otros detalles de este smartwatch de Samsung

La compatibilidad que hemos comprobado que ofrece con iOS y Android es completa, por lo que el uso de Tizen no es un problema. Bien en la interfaz de usuario, que permite un uso realmente sencillo, y con una gran cantidad de opciones de deporte que se reconoce es muy amplia, con posibilidades tan poco vistas como el hacer sentadillas. La precisión, nos ha convencido y no hay problemas por aquí.

Otra cosa que se debe conocer es que la cantidad de aplicaciones, esferas y demás opciones que existen en la tienda Galaxy Store es realmente grande, por lo que las opciones de personalización que ofrece este Samsung Galaxy Watch Active 2 son realmente amplias y sencillas de utilizar.  El precio que tiene este smartwatch se sitúa desde los 299 euros el más económico de aluminio. ¿Lo más caros? 449 € en una variante de acero inoxidable con 4G.

Uso de la pantalla del Samsung Galaxy Watch Active

Sin duda, una muy buena opción este modelo que es de los que puede competir con el Apple Watch, ya que ofrece un ecosistema muy rico y una calidad realmente alta en funcionamiento y diseño. Sin duda, en nuestra opinión es un muy buen avance este Samsung Galaxy Watch Active 2.

Samsung Galaxy Watch Active 2, el gran rival para el Apple Watch
Diseño84%
Rendimiento82%
Autonomía76%
Software82%
Funciones88%
Precio80%
Lo Mejor
  • Carga inalámbrica
  • Bisel integrado en la pantalla
  • Pantalla de muy buena calidad
Lo Peor
  • Su autonomía es reducida
82%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
80%