Un nuevo integrante de la gama media de producto ha pasado por nuestras manos. Y, este, ofrece detalles que le hacen diferencial respecto a otros modelos que hemos analizado en Topes de Gama. Nos referimos al ZTE Blade V8, un dispositivo que destaca en el apartado de la fotografía y, también, por su pantalla.

Lo cierto es que cada vez es más complejo destacar en es segmento del mercado en el que se coloca este ZTE Blade V8. Por lo que, cuando un dispositivo lo consigue, es digno de alabanza… y este de ZTE va por ese camino. Un claro ejemplo de lo que decimos es que el sonido que ofrece el terminal –sin llegar a los niveles del Axon 7– sí que es bastante bueno y potente, de lo mejor en su rango de precio, de eso no hay duda.

Teléfono ZTE Blade V8 en uso

En lo que tiene que ver con el sistema operativo que se incluye en el terminal, el elegido es Android Nougat (7.0), pero con una fuerte personalización como la que desarrolla la compañía, denominada MiFavor. Esta ofrece bastantes cambios en lo que tiene que ver con el desarrollo “puro” de Google. Y, además, no le falta una buena dosis de bloatware al ZTE Blade V8–aunque, por suerte, es posible desinstalar son el más mínimo problema). Es decir, bien por un lado, pero no tanto por otro.

Estética del ZTE Blade V8

No hay grandes sorpresas en el ZTE Blade V8, ya que todo está en los lugares habituales y, además, no le falta el metal como material de construcción, lo que siempre añade un plus de atractivo en los dispositivos móviles. Con un acabado unibody, no es posible acceder a la batería de este dispositivo. Hay que indicar que, pese a tener un grosor de sólo 7,7 milímetros, el fabricante no ha quitado la toma de auriculares.

Quedan bien en la mano el ZTE Blade V8 cuando se utiliza, y el acceso a los botones hardware es sencillo y cómodo (están todos en la parte derecha, con el de volumen partido, por cierto). En el lateral izquierdo está la bandeja para las tarjetas y, el frontal, es bastante limpio con un botón Home central que es donde está situado el lector de huellas -eficiente y rápido-, que quizá es algo estrecho a nuestro parecer.

Lector de huellas del ZTE Blade V8

En la parte inferior está el altavoz que se integra en el ZTE Blade V8 y, además, el micrófono del dispositivo y un puerto microUSB para la recarga. Si, se mantiene esta interfaz en este smartphone, lo que no es de gusto de muchos (incluido Jaume). Detrás, la carcasa es muy limpia, y no especialmente sucia, donde sólo destaca en la parte superior algo de lo que hablaremos más adelante y que hace distinto a este gama media: dispone de dos sensores en su cámara principal.

Cámara principal del ZTE Blade V8

Hardware del ZTE Blade V8

Lo cierto es que nos suenan, y mucho, los componentes que hay en el interior del dispositivo. El procesador es un Snapdragon 435 de ocho núcleos que integra una Adreno 505 como GPU. Existen dos opciones de RAM 2 o 3 GB (así como de almacenamiento, 16 o 32 “gigas”, respectivamente). Por lo que, encontramos un rendimiento que ya conocemos y que es bastante solvente y sólo sufre el ZTE Blade V8 cuando se ejecuta juego muy exigente o se tiene una gran cantidad de aplicaciones abiertas.

La pantalla es uno de los componentes que más nos ha gustado de este ZTE Blade V8. Posiblemente sea una de las mejores que hemos visto en su rango de precio, y destaca por un brillo potente y una intensidad respetable para las 5,2 pulgadas que tiene de tamaño y, como resolución, se llega a 1080p –es posible configurar este elemento por software en apartados como la saturación-. En cuanto a la batería, la carga que tiene es de 2.730 mAh. Y, lo cierto, es que se queda algo pequeña para decir claramente que es buena. Una carga de tres mil hubiera sido mucho mejor. Aquí, precisamente, no destaca el terminal.

La conectividad es correcta, ya que no incluye NFC y, esto, puedes ser un problema para los que ya gustan de realizar pagos móviles, que cada vez son más. Pero, por lo demás no hay que echar en falta nada más, como por ejemplo la opción de utilizar tarjetas microSD para ampliar el almacenamiento interno.

Pantalla del ZTE Blade V8

Fotografía y detalles finales del ZTE Blade V8

Este apartado es el que hace diferente al dispositivo, tanto por la inclusión de dos sensores en su parte posterior (de 13 y 2 Mpx cada uno), como por el buen comportamiento en líneas generales que ofrecen a la hora de hacer fotos, incluso cuando la luz no es muy buena. La verdad, es que, si no es el mejor, es uno de los mejores en del mercado en su segmento, y es to es muy positivo. Graba a 1080p el elemento, y la aplicación nos parece completa, pero algo compleja de utilizar.

This slideshow requires JavaScript.

A estar que el uso del segundo elemento trasero sirve para el efecto de desenfocado (bokeh) y no está mal, pero se nota bastante el uso del software en los resultados finales. En lo que tiene que ver con los selfies, hay que destacar que el sensor delantero es también de 13 megapíxeles y, la verdad es que se comporta muy bien ya que es bastante preciso y su angular destacable.

Aplicación cámara del ZTE Blade V8

El precio del ZTE Blade V8 es de 249 euros y, lo cierto, es que valorando todo lo que hemos comentado hay que decir que este smartphones es más que digno.

ZTE Blade V8
Diseño72%
Pantalla74%
Rendimiento70%
Cámara75%
Autonomía68%
Precio76%
Lo Mejor
  • Buena cámara en general
  • Pantalla de calidad
  • Sonido bastante potente
Lo Peor
  • Batería de poca carga
  • No incluye NFC
73%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (3 Votos)
88%
  • Yasser Alcolea

    Excelente sorteo. dicen que la esperanza es lo ultimo q se pierde, espero esta vez poder ser el afortunado

  • Alexander Del Orbe

    ojalaganar, tengo 3 años usando el mismo movil

  • Matias Silva

    Vamos con toda la fe!!

  • Felix Rodriguez

    Deseo con muchas ansias ganar el telefono ya que en mi pais (Venezuela) es incomprable por los precios tan elevados y crisis economica que atravesamos. Gracias

  • Jacobo

    Pues pinta genial este nuevo Alcatel. El diseño es muy chulo y lo veo bastante completo a nivel tecnico.
    A ese precio creo que es una opción interesante.