Llegado directamente desde China, debemos reconocer que este ZTE Blade S6 nos ha resultado especialmente interesante ya que las sensaciones que nos ha transmitido han sido muy buenas. Empezando por su diseño, que la verdad es que da bastante el pego a pesar de tratarse de un terminal destinado a la gama media y que no aparenta tener demasiadas aspiraciones.

Un diseño acertado

Ahora en el mercado parece que los móviles con pantalla de 5 pulgadas están proscritos y no son precisamente multitud. De ahí que se tamaño sea muy interesante para los que no quieren llevar armatostes gigantes en los bolsillos. Este smartphone, así, cuenta con unas dimensiones de 14,4cm. de alto, 7 de ancho, 7,9mm. de grosor y un peso de apenas 134 gramos. Decir que su acabado es en plástico aunque el diseño que ha realizado ZTE le confiere al terminal una ergonomía muy buena: se nota cómodo al tacto cuando lo sujetamos y sus bordes redondeados ayudan mucho a conseguir esa percepción. Es más, recordad que su construcción es unibody así que no podremos tener acceso a la batería.

ZTE Blade S6

En el tradicional repaso que hacemos al terminal no encontraremos nada extraño: parte frontal con pantalla, sensores, cámara y botones táctiles con un Home que hace las veces de LED de notificación, lateral derecho con volumen y botón de encendido/apagado, al otro lado dos bandejas para insertar un par de tarjetas SIM y una microSD, arriba el minijack de 3,5mm. y abajo el conector microUSB.

Hardware sin MediaTek

A pesar de ser un terminal chino parece que ZTE ha querido alejarse de la competencia de su país refugiándose en un procesador norteamericano, de Qualcomm. Concretamente un Snapdragon 615 de 64 bits, con una GPU Adreno 405, 2GB de memoria RAM y 16 de almacenamiento que podremos ampliar vía microSD si nos quedamos cortos de espacio.

ZTE Blade S6

En el apartado de la batería decir que contaremos con 2.400 mAh. que, la verdad, se quedan algo cortos. No vamos a andar sobrados de autonomía para pasar un día y dependerá mucho de la caña que le metamos al terminal que tengamos que conectarlo en algún momento de la tarde para llegar con garantías al final de la jornada.

Por último la conectividad, que está a la altura de otros muchísimos gama media y que tiene lo esperado: 4G/LTE, Bluetooth, Wifi, GPS, radio FM, etc., y al que le falta la inclusión de un chip NFC. Algo que cada día va cogiendo mayor importancia y que muchos usuarios podrían considerar como fundamental.

ZTE Blade S6

El rendimiento del terminal es realmente bueno gracias a la elección de hardware llevada a cabo por ZTE, sobre todo en la pantalla: muy ágil y eficaz en las tareas del día a día y con la fuerza suficiente como para permitirnos disfrutar con buena calidad de los juegos más exigentes. De ahí que no vayamos a tener problemas con este ZTE Blade S6 de ralentizaciones o caídas de frames muy significativas.

Android ‘achinado’

En este punto el ZTE Blade S6 es un terminal que cumple con todo lo que podemos esperar de un móvil chino, ya que viene con una instalación de Android 5.0.2 Lollipop de lanzamiento (en un futuro seguramente llegarán actualizaciones) y una capa de personalización muy colorida, con iconos propios de la marca que alterna con los material design de Google, y algunas funcionalidades a las que ya nos tienen acostumbrados estos terminales de la casa. Por ejemplo, la ausencia de box de aplicaciones o gestos para acceder a apps y tareas.

Decir que en este punto no hemos encontrado problemas reseñables, ni ralentizaciones, ni un funcionamiento irregular ya que toda la instalación de Android en el ZTE Blade S6 funciona con mucha agilidad, con rapidez y sin mirar la tarea que estemos ejecutando. Se nota que esa capa de personalización no es nada invasiva y que cumple a la perfección su papel dentro del terminal.

Pantalla y cámaras de gama media

En este punto el ZTE Blade S6 no ha querido despuntar demasiado y monta una pantalla que está dentro de lo esperado: panel de 5 pulgadas con tecnología IPS y que tiene una resolución de HD, esto es, 1.280×720 pixels. Decir que se ve bien, no está mal, y que responde para ofrecernos el servicio que el el terminal necesita: buen brillo, buen contraste, buena iluminación y ángulos de visión también dentro de lo normal. En el audio encontramos un altavoz en la parte posterior que permite al terminal ofrecer un sonido también dentro de la normalidad.

ZTE Blade S6

En el apartado de las cámaras la verdad es que está bien si tenemos en cuenta el precio del terminal. Un sensor de 13MP de Sony en la parte trasera que es capaz de dar resultados muy interesantes cuando las condiciones de luz ayudan: buen detalle y buenos colores que son un poco peores cuando estamos en interiores o por la noche. Algo de todas formas que era imaginable. Eso sí, la app de la cámara tiene una funcionalidad muy interesante gracias a un modo manual muy bien trabajado.

Este ZTE Blade S6 permite grabar vídeo con resoluciones FullHD (1.080p) y en la cámara frontal, la de los selfies, pues tendremos un sensor de 5MP que no da resultados extraordinariamente buenos. Dependerá de las condiciones lumínicas el que podamos sacar, en calidad, una buena o una mala foto.

Este ZTE Blade S6 cuesta en el momento de su lanzamiento 232 euros.

ZTE Blade S6
Diseño70%
Pantalla70%
Rendimiento70%
Cámara70%
Autonomía65%
Precio65%
Lo Mejor
  • La pantalla
Lo Peor
  • La instalación Android
68%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (3 Votos)
55%