Hemos probado el Xiaomi Mi A1, un modelo que ha levando bastante expectación por una razón muy concreta: es el primero de la compañía China que llega con Android One. Os contamos las sensaciones que nos ha dejado este dispositivo que, como siempre, tiene en su buena relación calidad/precio uno de sus mayores atractivos.

Como hemos dicho uno de los mayores rasgos distintivos de este modelo es el sistema operativo con el que llega al mercado, ya que Android One -con Nougat- permite que aquellos que se hagan con el Xiaomi Mi A1 dispongan de una experiencia pura del desarrollo de Google y, que, además, sea esta compañía la responsable de las futuras actualizaciones. Una forma de trabajar muy diferente a la que habitualmente utiliza la firma China y que merece mucho la pena.

Uso del Xiaomi Mi A1

Sin más, pasamos a contaros lo que nos ha parecido este smartphone que ya os adelantamos que en todo lo que tiene que ver con el hardware, los parecidos con el Mi 5X que ya hemos analizado en Topes de Gama no son, precisamente, una casualidad en el Xiaomi Mi A1.

Diseño del Xiaomi Mi A1

Con material de fabricación metálico, el aspecto del dispositivo es bastante atractivo sin perder las líneas habituales que se incluyen en los modelos de Xiaomi. No le falta lector de huellas al Xiaomi Mi A1, que ofrece un funcionamiento muy eficiente con respuesta rápida (el lugar elegido para su ubicación es la parte trasera). Esto, evidentemente, aporta una buena ergonomía ya que el acceso es muy cómodo.

Trasera del Xiaomi Mi A1

Con acabados en diferentes colores, el uso del Xiaomi Mi A1 es bastante cómodo. El puerto de recarga utilizado es USB tipo C, todo un acierto en los días que corren. Su acabado es destacable, con un perfilado bien realizado y que, se mire por donde se mire, el aspecto de teléfono ofrece una buena sensación premium -incluso, se diría que es un terminal que cuesta más de lo que hay que pagar por él-.

La ubicación de los botones es la habitual en los terminales actuales, por lo que no se tiene duda alguna a la hora de darles uso desde el primer momento que se utiliza el Xiaomi Mi A1. Por cierto, que los propios de control del sistema operativo están en la carcasa y tienen retroiluminación, lo que no es precisamente una buena noticia. No le falta al dispositivo de emisor de infrarrojos, algo que no es muy habitual y que a nosotros nos gusta mucho.

Interior del Xiaomi Mi A1

Las elecciones para este smartphone son adecuadas y, como hemos comprobado, permiten una ejecución de todo tipo de aplicaciones con bastante fluidez y sin retardos. El caso, es que en el Xiaomi Mi A1 existe un procesador Snapdragon 625 de ocho nñucleos -GPU Adreno 506- que se acompaña con 4 GB de RAM. Gama media pura y dura… y destacando, todo hay que decirlo. Si te preguntas por el almacenamiento, el incluido es de nada menos que 64 gigas con opción ampliarlo mediante el uso de tarjetas microSD.

Ejecutando juego en el Xiaomi Mi A1

La batería del Xiaomi Mi A1 es de 3.080 mAh, una cantidad que permite una autonomía bastante decente y, por lo tanto, llegar al día de uso es lo habitual. Por cierto, no le falta recarga rápida (Quick Charge), lo que siempre es un buen detalle. La conectividad resulta bastante completa, pero nos ha decepcionado un poco que no se incluya NFC, -algo que impide, por poner un ejemplo, el poder realizar pagos móviles-.

La pantalla es de 5,5 pulgadas con un panel IPS con resolución Full HD. La calidad de imagen nos ha parecido bastante buena, pero no alcanza a los mejores del mercado en su segmento. Con 401 ppp de densidad de píxeles se tiene una definición bastante corecta, y no falla en el brillo. No le falta protección Gorilla Glass 3 a este Xiaomi Mi A1. Bien en el sonido, por cierto.

Cámara del Xiaomi Mi A1

Este modelo incluye dos sensores en el elemento principal, ambos de 12 megapíxeles (uno con focal F:2.2 y, el otro, con F:2.6). Se dispone de PDAF y la opción de hacer zoom 2x y el efecto de desenfoque en los retratos -que los resuelve bastante bien-. La calidad es bastante correcta en todo tipo de situaciones, pero sin volverse loco. Por cierto, que la calidad de la grabación de vídeo asciende a 4K a 30 FPS.

This slideshow requires JavaScript.

La aplicación es sencilla, pero no le falta un Modo Pro y , además, incluye incluso efectos. No llega a los niveles de la que existe en MIUI, pero no está nada mal. Y, en lo que tiene que ver con el sensor para los selfies, este tiene 5 Mpx y, lo cierto, es que se comporta bastante bien -pero debería tener más angular-.

Xiaomi Mi A1
Diseño75%
Pantalla74%
Rendimiento76%
Cámara75%
Autonomía75%
Precio84%
Lo Mejor
  • Buena relación calidad/precio
  • Cámara solvente
  • Uso de Android One
Lo Peor
  • No incluye NFC
77%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (51 Votos)
62%