Hemos podido probar el Xiaomi Mi 5, un teléfono que llega ala mercado para colocarse en la gama alta de producto y que, por lo tanto, como tal hay que valorarlo. Este modelo, como comentaremos, no pierde una de las esencias de la compañía China, que no es otra que un precio ajustado. Esto es lo que nos ha parecido el dispositivo.

La verdad es que la apuesta de la compañía asiática es muy interesante, ya que os anunciamos que no hemos entrado grandes fallos en su conjunto, por lo que es capaz de competir con lo mejor que se ha lanzado hasta la fecha (y, posiblemente, con lo que está por llegar). Además, el trabajo realizado en el Xiaomi Mi 5 en lo que tiene que ver con el diseño para nada es malo.

Trasera del Xiaomi Mi 5

En lo que tiene que ver con el sistema operativo, hay que decir que el Xiaomi Mi 5 llega con Android 6.0, lo que es un buen detalle y que viene a corregir algo que no es de lo mejor del fabricante: poner en juego dispositivos que no ofrecen el desarrollo de Google más avanzado. Eso sí, no le falta la personalización MIUI, que como siempre permite amplias opciones de personalización.

Diseño del Xiaomi Mi 5

Una de las primeras cosas que nos ha gustado del Xiaomi Mi 5 es que pesa muy poco: sólo 129 gramos y da la sensación de estar casi vacío por dentro. El caso es que esto no evita que se incluya tanto metal como cristal en el acabado y, lo cierto, es que el aspecto es atractivo ya que incluso dispone de una curvatura en la parte posterior que favorece el agarre. Un detalle importante es que el manejo con una mano es bastante bueno.

Lateral del Xiaomi Mi 5

El lector de huellas que es de la partida en el dispositivo, es realmente eficiente y rápido, se integra en el botón Home frontal (que se acompaña de dos más que son retroiluminados). Este es correcto en su diseño, pero algo más estrecho de los que sería bueno y, claro, se nota en la manipulación. Aparte, al Xiaomi Mi 5 no le falta conectividad USB tipo C en la parte inferior, lo que es un seguro a la hora de cargar el terminal, tanto por velocidad como por manipulación.

En la parte posterior todo es muy limpio, y la cámara no sobresale apenas nada de la carcasa, que no se puede quitar. Con buena ergonomía, la verdad es que aspecto del Xiaomi Mi 5 es atractivo y puede competir sin problemas en la gama alta. Quizá no llegue a los niveles del Galaxy S7, pero la verdad es que el avance de la compañía China aquí es evidente a la vez que positivo.

Parte baja del Xiaomi Mi 5

Hardware sin concesiones en el Xiaomi Mi 5

Pues no hay nada, o casi nada, que objetar en los componentes en el Xiaomi Mi 5. Este modelo integra el procesador Snapdragon 820, con su correspondiente Adreno 530, que ofrece un rendimiento excelente en todo tipo de operaciones. Además, los juegos no son para nada un problema y la fluidez es altísima. Así, hablamos de un tope de gama claro, que puede llegar con 3 o 4 GB de RAM, según sean las necesidades.

Quizá lo menos positivo es que no es compatible con el uso de tarjetas microSD, por lo que la elección del almacenamiento (que puede llegar a los 128 GB, tipo UFS 2.0 por cierto) es clave. Con opciones variadas en la conectividad, como por ejemplo NFC, radio FM e, incluso, infrarrojos, la verdad es que el esfuerzo de la compañía en el Xiaomi Mi 5 es potente y, por ello, es muy completo.

Ejecución de juego en el Xiaomi Mi 5

En lo que tiene que ver con la batería, hay que decir que el fabricante ha conseguido integrar un elemento de 3.000 mAh, pesando lo que pesa. Este componente permite una autonomía que permite el día de uso sin problemas y. además, es compatible con tecnología de recarga rápida Quick Charge 3.0, lo que posibilita rellenar el 83% de esta en apenas 30 minutos. Un buen detalle adicional del Xiaomi Mi 5 es que no se calienta, por lo que los problemas de Qualcomm a este respecto son historia.

Xiaomi Mi 5

Terminando con el Xiaomi Mi 5

Para finalizar hay que comentar que la cámara del Xiaomi Mi 5 es bastante buena, y funciona bien en casi todas las condiciones comos e ve en las imágenes que hay tras este párrafo. El sensor principal, un IMX298 de 16 megapíxeles fabricado por Sony, se comporta de forma más que correcta y la poca luz le afecta menos que a otros. Es posible grabar a 4K, un buen detalle, pero la estabilización de cuatro ejes va peor de los esperado. Los selfies se quedan con un componente de 4 Mpx.

Antes de finalizar, hay que comentar que el Xiaomi Mi 5 incluye una pantalla IPS de 5,15 pulgadas. Un tamaño excelente para el uso con una mano, y que se ve bastante bien. Quizá el brillo no es todo lo potente que debería (lo que afecta en exteriores), pero la resolución Full HD se comporta bien y permite un trabajo del hardware interesante. Es posible conseguir este modelo por menos de 400 euros.

Xiaomi Mi 5
Diseño84%
Pantalla80%
Rendimiento84%
Cámara86%
Autonomía82%
Precio88%
Lo Mejor
  • Diseño atractivo
  • Cámara competente
  • Gran rendimiento
Lo Peor
  • Grabación de vídeo mejorable
  • Botón Home algo estrecho
  • No admite tarjetas mciroSD
84%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (42 Votos)
76%