Si se mira atrás, hace apenas un par de años, hablar del uso del aluminio o similares a la hora de crear un dispositivo móvil era sinónimo de algo muy caro y, además, pocos eran los que ofrecían esta opción. Lo cierto, es que el cuento ha cambiado de una forma muy importante y, ahora, incluso los modelos de gama media ofrecen esta opción de forma habitual, y un claro ejemplo de lo que decimos es el Ulefone Metal.

Este es un modelo interesante, que ofrece algunas opciones que son importantes para cierto tipo de usuarios, como por ejemplo su pantalla de cinco pulgadas. Y no decimos esto debido a que sea mejor o peor, de lo que hablaremos más adelante, sino por la sencillez de manejo que ofrece y, cómo no, la manipulación con sólo una mano que permite de todos los lugares del panel táctil. Por cierto, que el Ulefone Metal llega en varios colores, como por ejemplo el gris o el blanco, por lo que existe una opción para casi todos los gustos.

Uso del Ulefone Metal

El caso, es que estamos ante un terminal bastante completo, de eso no hay duda, pero con ciertas carencias que indicaremos. Pero, sin duda alguna, hay algo que ofrece este dispositivo que le hace tremendamente atractivo: su precio está por debajo de los 100 euros, lo que no es de la partida en muchos dispositivos con prestaciones similares y, por ello, el Ulefone Metal tiene su atractivo.

Diseño adecuado con cuerpo unibody

Ya hemos iniciado el material de fabricación que se utiliza y, lo cierto, es que este le hace ser Premium en su segmento del mercado (aunque no llega a ser diferencial, ya que varias compañías asiáticas ofrecen el mismo acabado que el Ulefone Metal). Y, la verdad, es que sin ser un modelo especialmente llamativo, no desentona para nada y está bastante bien conseguido el aspecto del dispositivo -siendo también la ergonomía un apartado que se ha cuidado bastante-.

Aspecto del Ulefone Metal

El lugar elegido para todos los elementos, como se ve en el vídeo que acompaña en el artículo, es el habitual y no hay nada especialmente relevante que comentar. Eso sí, los botones hardware de los laterales son bastante buenos y, además, están en el sitio correcto para ser cómodos. En el frontal existe un botón Home acompañado por dos más táctiles, que permiten controlar el sistema operativo, que por cierto es Android 6.0 (con algunos retoques que, lo cierto, restan más que suman… un ejemplo es el cambio de iconos existente).

No le falta el lector de huellas al Ulefone Metal, que está situado en la parte trasera, debajo del sensor de la cámara. Este lugar es de lo más ergonómico, ya que el uso una vez que se tiene agarrado el teléfono es muy intuitivo y natural. Eso sí, el accesorio no es precisamente el más rápido que hemos probado, pero lo cierto es que al menos está presente para dotar de mayor protección se favorecer el manejo. Por cierto, que la conexión de recarga es tipo microUSB, y es que por lo que cuesta el uso de Tipo C es una quimera.

Puerto USB del Ulefone Metal

Hardware, poco que alabar en el Ulefone Metal

Para sorpresa de algunos, el SoC que es de la partida en en terminal no es un Helio P10. Eso sí, el uso de un producto de MediaTek está ahí, en este caso un MT6753 que es claramente un elemento de gama media y que ofrece compatibilidad con arquitectura de 64 bits. Dentro del componente hay una ajustada GPU Mali-T720, que con los juegos más exigentes (y algunos que no lo son tanto) sufre en demasía. Donde sí está bien cuidado el Ulefone Metal es en la RAM, ya que los 3 GB integrados son más que suficientes en el día a día.

Jugar con el Ulefone Metal

Poco que reprochar en el almacenamiento, ya que se dispone de los habituales 16 GB de espacio interno del segmento en el que habita el teléfono y, adicionalmente, siempre existe la posibilidad de utilizar tarjeta microSD para ampliar este apartado si así se desea. La pantalla de 5 pulgadas es de una calidad de 720p (no se alcanzan los 300 ppp de densidad de píxeles, algo que puede ser un hándicap para algunos, pero que no es dramático debido a las dimensiones del panel IPS). Además, este componente tiene un par de buenos detalles: el Ulefone Metal dispone de protección Gorilla Glass 3, lo que aumenta su resistencia, y el acabado 2.5D que proporciona una ligera curvatura en los laterales, hace que el acabado sea llamativo.

Lector de huellas del Ulefone Metal

Mención aparte merece la batería integrada, que tiene una carga de 3.050 mAh y que, por lo tanto, ofrece una autonomía que permite llegar sin problema al final del día e, incluso, algo más. Por lo tanto esta es una de las mejores opciones del Ulefone Metal que, por cierto, tiene un sonido potente pero que se ve ligeramente entorpecido por unos remates que hay justo en la salida del hueco del altavoz. Curioso, cuando menos.

Finalizando con el Ulefone Metal

Falta comentar algo respecto a las cámaras del Ulefone Metal. Y, lo cierto, es que no se puede decir nada especialmente bueno de ellas, ya que son componentes para salir del paso y ni la frontal, de 8 megapíxeles (que graba a 1080p pero con una definición “así así”), ni la delantera que dispone de un sensor de sólo 2 Mpx, permiten precisamente grandes alegría al hacer fotos. Todos lo contrario. Es decir, que sufren el mal endémico de muchos dispositivos que llegan de Asia.

Para finalizar, uno de los detalles que harán que mires con otros ojos al Ulefone Metal es su precio, que es de sólo… !94 euros¡ Sí, has leído bien. Esto es lo que tienes que pagar para hacerte con un teléfono que, la verdad, no tiene grandes dramas en su conjunto y que, por ello, es una opción adecuada para no tener que dejarte mucho dinero al conseguir un Android 6.0 con carcasa metálica.

Ulefone Metal
Diseño76%
Pantalla70%
Rendimiento70%
Cámara58%
Autonomía78%
Precio82%
Lo Mejor
  • Diseño interesane
  • Batería de una amplia carga
Lo Peor
  • Cámaras de poca calidad
  • Es excesivamente grueso
72%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (2 Votos)
11%
  • santiago

    bienvenidos a…Andro4all…el subconsciente