Lo más llamativo del segmento móvil son los terminales de gama alta, de eso no hay duda, pero existen modelos que no están pensados para ser parte de esta, y que buscan ofrecer opciones básicas para los que no necesitan de grandes alardes. Son los que se consideran modelos de “entrada”, y hemos probado uno que forma parte de ella: el Uhans H5000.

De esta terminal no hay que esperar que ofrezca materiales de última generación ni un hardware que sea “explosivo”. Con él, el objetivo que se tiene es el de dar respuesta a necesidades básicas como puede ser el manejo de las redes sociales, poder mandar mensajes por WhatsApp y, como no, navegar por Internet. Cosas más avanzadas, como aprovechar al máximo los últimos juegos Android con gráficos en tres dimensiones, no son “su rollo”.

Aspecto del Uhans H5000

El caso, es que este Uhans H5000 es un modelo económico, como no puede ser de otra forma para lo que ofrece, y tiene algunos detalles que son interesantes. Pero, otros, que harán que está muy claro qué posición ocupa en el mercado. Eso sí, el sistema operativo que utiliza es Android 6.0, lo que es un paso adelante para la compañía China, y además apenas hay modificaciones en el trabajo de Google, (algo que tiene que ver con los gestos y poco más).

Trasera del Uhans H5000

Diseño del Uhans H5000, mirando atrás

Esto lo decimos debido a que el modelo recuerda, por líneas y acabado, a los terminales de hace casi un para de años. Así, por ejemplo, se incluyen laterales con cierta redondez que favorecen su agarre -positivo es el pequeño saliente en lo bordes, que evita el contacto directo con la superficie en al que se está-. Pero al ser algo pesado, ya que alcanza los 180 gramos, esto no es suficiente para decir que es muy cómodo.

Este modelo deja acceder a su interior, ya que la tapa trasera se retira, lo que ya es indicativo de que el material de fabricación es el plástico, algo que no es una sorpresa en la gama de entrada -pero hay jugadores que apuestan ya en ella por el metal-. Por cierto, que el grosor del Uhans H5000 es de 12 milímetros, ahí es nada. Esto tiene como efecto negativo un aspecto antiguo y, como positivo, que haya más espacio en el interior hablaremos luego de ello.

Lateral del Uhans H5000

Los colores disponibles para hacerse con un Uhans H5000 son el dorado y el gris, y hay que decir que los botones de control de volumen y encendido son correctos, con una resistencia a la presión que no desentona. Los propios para manejar Android se integran en pantalla, con una cinta inferior mayor de lo habitual. Aparte, hay que comentar que, debido a su reducido precio, no hay salto a USB tipo C y, eso sí, se mantiene la toma de auriculares de “toda la vida”.

Hardware que no sorprende, claro

El refrán de no se pueden pedir peras al olmo se cumple a la perfección en el Uhans H5000. Este modelo incluye un procesador MediaTek de cuatro núcleos que para nada sorprende. Es efectivo y eficiente en lo que tiene que ver con el consumo, pero no dispone del músculo suficiente para esperar grandes cosas (incluso, se convierte en ocasiones en un “cuello de botella”). La GPU integrada es un Mali-T720, justita con los juegos como hemos comprobado, y que permite dar uso a títulos como Clash Royal, pero poquito más.

Jugar con el Uhans H5000

Donde sí ha apostado el fabricante es en lo que tiene que ver con la memoria. Para empezar la RAM es de 3 GB, lo que es mucho más de lo esperado y, esto, da cierto aire el uso en el día a día, pero se encuentra en ocasiones con una procesador que no puede exprimir todo lo que recibe con la velocidad correcta. El almacenamiento es de 32 GB, también un aplauso aquí al Unhas H5000, y es posible ampliarlo con tarjetas microSD. Lo mejor del dispositivo aquí, no hay duda.

Bien en la conectividad, donde lo básico está presente (pero nada de NFC, como es lógico por lo que vamos comentando). Otro de los puntos fuertes del Uhans H5000 es su batería. Ya con comentar su carga de 4.500 mAh todo queda dicho. Con el hardware que tiene, llegar a dos días de uso es habitual, tal cual -incluso, si no se es muy exigente se pueden alcanzar los tres-. Eso sí, nada de recarga rápida y, por lo tanto, el rellenar el amperaje lleva tres horas, nada más y nada menos.

manejo del Uhans H5000

Cuestiones finales del Uhans H5000

Vamos finalizando con el terminal que hemos probado, y pasamos a comentar que la pantalla es justitia, bastante justita. Tiene unas dimensiones de 5 pulgadas y el panel es tipo IPS. La resolución es de 720p, lo que da para una densidad de píxeles de 294 ppp. No es algo dramático, pero sí es cierto que su calidad no es la mejor tanto en interior como en exterior. Incluso, le falta un poco de brillo.

Calidad de la pantalla del Uhans H5000

Las cámaras no son precisamente para felicitar al Uhans H5000. La principal de 8 megapíxeles (IMX219) es bastante normal, y los resultados que se consigue con ella son adecuado si estuviéramos en el 2014… e, incluso, no serían destacables. Se aprecia ruido en casi todas las ocasiones y, además, se graba con ella sólo a 720p. La delantera de 5 Mpx no mejora la situación, y aquí es donde más flojo es el teléfono, no hay duda.

Con todo lo comentado, el precio en principio debe ser competitivo, ¿verdad? Y así es, el Uhans H5000 cuesta 119 euros, lo que está bien y es bastante ajustado (aunque no es brutal su coste). El caso, es que este modelo es una buena opción para los que buscan un móvil con una autonomía impactante, y que no tienen una mayor exigencia respecto al smartphone que utilizan.

Uhans H5000
Diseño60%
Pantalla55%
Rendimiento64%
Cámara54%
Autonomía89%
Precio70%
Lo Mejor
  • Amplia autonomía
  • Buena cantidad de memoria
Lo Peor
  • Diseño anticuado
  • Cámara de baja calidad
  • Pantalla mejorable
65%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (4 Votos)
21%