Sony lo ha vuelto a hacer con su gama Z5: poner a la venta un modelo más económico de su tope de gama sin perder por el camino sus señas de identidad. Y es que estamos ante un terminal más pequeño que lo que se estila en el mercado premium y que encontrará acomodo entre los usuarios que prefieren dispositivos más pequeños y manejables.

Diseño y tamaño, en sintonía

Como os decimos, en el apartado del diseño el Sony Xperia Z5 Compact deja bien claro desde el principio que no renuncia a las señas de identidad de la marca. Cuenta con un tamaño de 12,7cm. de alto, 6,4 de ancho, 8,99mm. de grosor y un peso de 138 gramos. Su acabado es de cristal esmerilado y sienta muy, muy bien a la mano.

Sony Xperia Z5 Compact

Estamos ante un móvil muy compacto, bien acabado y cómodo de manejar con una sola mano, algo que con los tiempos que corren hay que destacarlo porque no es habitual. Eso sí, como siempre ocurre con Sony, nos gusta que podremos comprar el Xperia Z5 Compact en varios (y originales) acabados: el blanco que podéis ver en el vídeo y los llamados coral, amarillo y negro.

Sony Xperia Z5 Compact

En cuanto a la situación de botones y demás elementos del móvil, decir que no han cambiado demasiado aunque son bastante incómodos, en su mayoría. En el frontal tenemos la pantalla, dos altavoces, los sensores y la cámara, con el apunte especial de los marcos más pequeños que han dejado los japoneses. En el lateral derecho tendremos el botón de disparo de la cámara, el volumen y un encendido/apagado muy especial porque incorpora el lector de huellas. Perfecto para diestros. Desastroso para zurdos.

Al otro lado tenemos una tapa en la que se esconde la ranura para tarjetas SIM y microSD, arriba el minijack de 3,5mm. y abajo el ya tradicional conector microUSB. Como suele hacer Sony en algunas de sus gamas más premium, este Xperia Z5 Compact es resistente al agua gracia a su certificación IP68.

Hardware de sobra

Aquí no parece haber muchos recortes sobre lo que han mostrado modelos superiores y es por eso que este terminal se convierte en una verdadera joyita. Para empezar porque monta un Qualcomm Snapdragon 810 con GPU Adreno 430 y 2GB de memoria RAM que se completan con 32 de almacenamiento interno ampliables vía microSD.

Sony Xperia Z5 Compact

En el apartado de la batería hay que reconocerle a Sony que ha hecho las cosas bien: 2.700 mAh. que, gracias al tamaño del terminal y las necesidades energéticas de algunos de los componentes que incorpora, consiguen una autonomía muy buena, que nos permitirá pasar una jornada y media sin acordarnos del cargador. ¡Ah!, y encima viene con Quick Charge 2.0.

En cuanto a conectividad, decir que este Xperia Z5 Compact tiene de todo: Bluetooth, Wifi, 4G/LTE, GPS, Glonass, radio FM e incluso chip NFC (el logo está situado en la parte posterior del terminal) así que no echaremos en falta nada. Y por último el rendimiento: pues muy bueno. Rápido, ágil y eficaz en todas las tareas del día a día y cuando le pedimos que suba el listón con los videojuegos lo hace sin pestañear, con gran calidad y sin una pérdida de fluidez… aunque el móvil se pega unos calentones considerables.

Lollipop con chapa y pintura de Sony

El Sony Xperia Z5 Compact llega a las tiendas con la versión Lollipop de Android y, además, con la capa de personalización que ya conocemos de Sony. Por suerte para los usuarios en los últimos tiempos los japoneses (como otros muchos) han entendido que hay que aligerar esa instalación y la verdad es que no vamos a padecer un trabajo intrusivo por parte de los japoneses: iconos típicos de la marca y una serie de aportaciones que son ya clásicas como la Galería, el reproductor de música, la multitarea vía pop-up y modos Stamina de ahorro de batería, amén de las típicas incorporaciones PlayStation: esto es, posibilidad de conectar un DualShock 4 al móvil para jugar en streaming con nuestra PS4. Decir por último que Sony ha incorporado algunas aplicaciones de más que, desde aquí, os aconsejamos que si no vais a utilizar no dudéis en borrarlas para liberar espacio.

Pantalla HD y cámara enorme

Este Sony Xperia Z5 Compact llega al mercado convertido en una rara avis por la moda del mercado de recurrir a pantallas cada vez más grandes. Por eso encontramos un panel de 4,7 pulgadas, tecnología IPS y resolución HD (720p) que ofrece unos resultados muy buenos, tanto en brillo, como en reproducción de los colores o ángulos de visión. A obtener esos resultados ayudan las tecnologías de la marca como Triluminos o X-Reality Display. En la parte del audio, buen trabajo de los japoneses tanto en volumen como en calidad que se realza gracias a los dos altavoces estéreo colocados arriba y abajo en el terminal (o a los lados si lo sujetamos horizontalmente).

Sony Xperia Z5 Compact

La cámara principal llega al mercado con 23MP de resolución y f/2.0. ¡Qué podemos decir! Extraordinarios resultados con una calidad, detalle y fidelidad muy, muy buenos que convierten al Sony Xperia Z5 Compact en uno de los mejores en este apartado del mercado. Solo quizás encontramos un pequeño problema en las fotos nocturnas o en interiores pero aun así, los resultados que consigue están muy por encima de la media de su segmento.

En lo que a vídeo se refiere, podremos grabar con resolución 4K y, encima, con la ayuda de un estabilizador óptico que ofrece unos resultados sensacionales. ¿Y los selfies? Pues no tan bien como la cámara principal: sensor de 5MP, f/2.0, gran angular y resultados mejorables.

El precio de lanzamiento del Sony Xperia Z5 Compact es de 599 euros.

Sony Xperia Z5 Compact
Diseño75%
Pantalla80%
Rendimiento80%
Cámara85%
Autonomía80%
Precio65%
Lo Mejor
  • El diseño
  • La autonomía
  • La cámara
Lo Peor
  • El grosor
  • Los botones
  • Velocidad de obturación
78%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (13 Votos)
73%