Durante mucho tiempo hubo rumores de todo tipo sobre la posibilidad de que los japoneses tiraran la toalla dentro del panorama de la telefonía móvil pero nada más lejos de la realidad. Sobre todo tras ver el trabajo de diseño que han llevado a cabo con el Sony Xperia XA, que es una auténtica belleza y que tiene poco que envidiar a la mayoría de dispositivos del mercado.

El frontal te dejará sin palabras

Para empezar, el diseño del smartphone es bastante compacto ya que ofrece unas dimensiones de 14,3cm. de alto, 6,6 de ancho, 7,9mm. de grosor y un peso de 138 gramos que viene acompañado de un acabado excelente, con materiales metálicos que no lucen tanto porque parecen escondidos bajo el plástico, pero que están ahí para darle consistencia al terminal y transmitir al usuario un gran feeling cuando lo tenemos en la mano.

Sony Xperia XA

Una de las grandes ventajas que tiene este Sony Xperia XA es que no engaña a nadie ya que ofrece una apariencia muy similar a la de otros productos de la casa aunque, en este caso y como os decíamos, parecen haberse refinado todavía más esas líneas. Es más, si algo hay que reconocerle a este dispositivo es el bonito frontal que tiene y al que le han quitado todos los bordes, dejando al panel que llegue hasta el filo para dar una sensación premium que es muy difícil encontrar en móviles de este segmento de precios. Para dar opciones a los usuarios, Sony ha querido que su Xperia XA se comercialice en cuatro colores distintos, a cuál más bonito: oro rosa, verde oro, negro grafito y en blanco.

Sony Xperia XA

Precisamente, ese frontal es lo que más llama la atención y como podéis ver, está completamente limpio ya que los japoneses mantienen la costumbre de colocar los controles de Android en el interior de la pantalla. En la parte derecha vemos el botón de hacer fotografía, el control de volumen y el encendido/apagado con esa clásica forma redondeada que Sony viene utilizando desde su mítico Xperia Z.

This slideshow requires JavaScript.

En la parte izquierda encontramos las ranuras para insertar la tarjeta SIM o la microSD si queremos ganarle algunos gigas de más al terminal, en la superior solo aparece el minijack de 3,5mm., en la parte inferior tenemos el conector para microUSB y un altavoz colocado casi en la misma esquina mientras que en la parte posterior el Sony Xperia XA solo tiene el sensor de la cámara, el flash LED justo debajo y en todo el centro el icono de NFC.

Por cierto, aunque Sony ha sido siempre muy aficionada a incorporar la resistencia a líquidos y polvo en sus terminales, en este caso no será así, por lo que cuidado con mojarlo o revolcarlo por la arena del parque ya que el Xperia XA va a sufrir de lo lindo.

Un hardware discretito

Los japoneses no han querido experimentar demasiado y al tratarse de un terminal enfocado a la gama media, han tirado de chip con rendimiento contrastado en este segmento. Concretamente un MediaTek Helio P10 con GPU Mali T860 y 2GB de memoria RAM. Nada nuevo bajo el sol.

Sony Xperia XA

El almacenamiento está en sintonía con el resto del terminal ya que solo nos ofrece 16GB que, eso sí, podremos ampliar vía microSD (hasta 200GB). Y por cierto, otro punto que no nos ha convencido nada es la autonomía: con los 2.300 mAh. de la pila tendremos para muy poco si somos un usuario avanzado al que le gusta jugar constantemente o reproducir contenidos multimedia a cada momento. Si ese es vuestro caso, el Sony Xperia XA apenas llegará a cumplir una jornada y tendréis que conectarlo al cargador o llevar encima una powerbank grandecita.

Esto es especialmente preocupante porque no tendremos muchas opciones de arreglarlo ya que todos los modos de ahorro de energía que suelen traer estos Xperia, nos cambian autonomía por funcionalidad y si eres muy activo con tu dispositivo, no quedarás satisfecho con este recurso.

Sony Xperia XA

La conectividad no tiene nada que reprochar ya que el Sony Xperia XA cuenta con todo tipo de estándares: Bluetooth, Wifi, GPS, Glonass, LTE/4G y hasta NFC, por lo que hay que felicitar a los japoneses. Es más, dicho esto, hay que reconocer que el rendimiento del terminal es muy bueno y suave, cosa que era de imaginar tras lo visto en otros dispositivos parecidos.

Un Android típico de Sony

La instalación que lleva el Xperia XA es la más reciente de Google, la versión 6.0 Marshmallow a la que han incorporado todos los extras que se trabajan los japoneses en su gama de telefonía móvil. Y como viene siendo costumbre, no es que estemos especialmente contentos de que Sony tenga esta costumbre pero para todos aquellos asiduos de la marca, todo el ecosistema les resultara familiar.

Sony Xperia XA

Decir que viene personalizado en menús, iconos y algunas funciones que son específicas de los Xperia. Especial importancia toma el modo Stamina por culpa de la pobre batería disponible, o la galería de fotos y otras aplicaciones que nos proponen usar servicios que los japoneses mantienen todavía en activo.

Buena pantalla, cámara excelente

Sony ha decidido montar en su Xperia XA un panel de 5 pulgadas con tecnología IPS pero que se queda muy corto en la resolución: solo HD, es decir, 1.280×720 pixels. Quitando de lado eso, la pantalla es realmente buena en lo que se refiere al brillo, el contraste, los ángulos de visión o la interpretación del color. El sonido, sin embargo, se queda un poco cojo por culpa de un pequeño altavoz que sufre tanto en volumen como en calidad. Una pena.

Sony Xperia XA

La cámara principal cuenta con un sensor IMX de 13MP con apertura f2.0 y flash LED que, la verdad, no nos ha convencido. Seguramente porque no esperábamos que el mismo componente que llevan otros móviles no tuviera un trato preferente en el Sony Xperia XA. Las imágenes que obtenemos son discretas, no son especialmente sorprendentes, pero para salir del paso nos sirve sin problemas.

Sony Xperia XA

This slideshow requires JavaScript.

El vídeo captura a 1.080p y la cámara cuenta con un estabilizador óptico de imagen que amortigua mucho, y bien, las grabaciones que realizamos. Y por último la cámara frontal, la de los selfies que con sus 8MP y apertura f2.0 se queda muy corta y no ofrece nada nuevo al segmento medio: ni calidad… aunque sí un buen angular.

En total, este Sony Xperia XA cuesta 329 euros y es una buena opción para los que sois fans incondicionales de los japoneses.

Sony Xperia XA
Diseño75%
Pantalla74%
Rendimiento70%
Cámara70%
Autonomía55%
Precio64%
Lo Mejor
  • El diseño
  • La pantalla
Lo Peor
  • La batería es escasa
  • El sonido
  • Sin lector de huellas
68%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (18 Votos)
62%
  • VanHalen

    Torpes de gama