Momento importante ya que estamos ante uno de los terminales más Topes de Gama que tienen ahora mismo los japoneses tras la desaparición de la mítica serie Z. Este Sony Xperia X ofrece un buen catálogo de virtudes con los que la compañía quiere sacar pecho y reivindicar su papel dentro del mercado que, en los últimos tiempos, ha estado incluso en entredicho. Así las cosas, ¿podrá este nuevo smartphone encauzar la estrategia de la compañía?

Diseño ‘made in Sony’

No hay duda de que con solo echar un vistazo a este terminal uno se da cuenta de que estamos ante un dispositivo de Sony. Sus formas recuerdan constantemente a ese pionero que fue el Xperia Z hace algunos años y desde entonces los japoneses han ido afinando la fórmula. Decir que para este Xperia X el fabricante ha optado por un tamaño más pequeño de lo habitual, donde se suelen montar las pantalla de 5,5 pulgadas como si no costara.

Sony Xperia X

Por esa razón estamos ante un móvil más pequeño de lo normal, com 5 pulgadas de pantalla y unas dimensiones de 14,3cm. de alto, 6,9 de ancho, 7,7mm. de grosor y un peso de 152 gramos. Números que están muy bien y que transmiten una sensación muy agradable de comodidad y de buen rollito cuando lo cogemos. Por decirlo telegráficamente, este Xperia X es muy Sony… muy japonés.

Sony Xperia X

El dispositivo está construido con materiales metálicos aunque como viene siendo costumbre por parte de la compañía luego aplican una capa de protección. Además, en este caso tendremos cuatro colores para elegir dentro de la gama: blanco-plata, amarillo, negro y rosa. Decir en favor de Sony que no son los tonos clásicos que se ven en el mercado.

This slideshow requires JavaScript.

En el frontal encontramos los sensores del móvil y un doble altavoz además del LED para notificaciones. En el lateral derecho tendremos el lector de huellas (que hemos notado mejorado, más rápido y eficiente), los botones de volumen y el ya tradicional disparo de la cámara de fotos. Al otro lado solo veremos una tapita que esconde las ranuras para insertar la tarjeta SIM y la microSD mientras que arriba está el minijack de 3,5mm. y abajo el conector de corriente microUSB.

Como curiosidad, decir que el famosos logo del chip NFC ha cambiado de posición hasta la parte superior derecha del frontal: más cómodo, más accesible y más rápido. Por cierto, ¡colleja a Sony! El Xperia X no es resistente ni a los líquidos ni al polvo.

Un hardware que hace lo que promete

Este Sony Xperia X no tiene en sus tripas ninguna CPU de las que podemos considerar como top, pero desde luego la combinación de componentes que han escogido los japoneses funciona sin problemas. Así, la CPU es un Snapdragon 650 hexa-core con GPU Adreno 510 y a los que acompañan 3GB de memoria RAM.

Sony Xperia X

En la parte del almacenamiento tendremos dos opciones: bien 32, bien 64GB aunque en el caso de la configuración más pequeña decir que cuando arranquemos el móvil apenas nos quedarán 20 para utilizar. Desconocemos en qué han gastado más de 10GB cuando, además, las instalación de Android que lleva el terminal es bastante ligera.

Aun así seguramente el único aspecto reseñable, negativamente, lo encontramos en la batería: solo 2.620 mAh. que Sony dice que nos durarán dos días pero que ya os avanzamos que no es así. Salvo que utilicéis el Xperia X para ver la hora, es imposible que tras darle un poco de caña haciendo un poupurrí de tareas (internet, mensajería, multimedia, juegos, etc.) la autonomía llegue a las 48 horas y con suerte os durará hasta bien entrada la tarde. Eso sí, por lo menos tendremos el recurso de la carga rápida que trae y que con apenas 30 minutos nos rellena el terminal al 50%.

Sony Xperia X

La conectividad no tiene un pero: cuenta con todo, con Bluetooth, Wifi, radio FM, GPS, Glonass, Miracast y NFC. Por todo lo anterior, este Xperia X consigue un rendimiento general muy bueno. Va de lujo y vuela hagamos lo que hagamos, ya sean apps ligeras o juegos más exigentes.

Instalación clásica de Sony pero ligerita

En este punto Sony ha sido fiel a sí misma aunque se nota con el paso del tiempo que va recorriendo el mismo camino que otras compañías ya visitaron, y que tras inventar instalaciones de Android llenas de aplicaciones (bloatware), han optado por reducir su aportación a pequeños detalles.

This slideshow requires JavaScript.

Así, el Xperia X viene con Android 6.0 Marshmallow de serie aunque, eso sí, con rediseño típico en los iconos y con pocas apps de la marca: solo la galería o el reproductor de música además de las opciones típicas de modos Stamina y cosas así. Decir que el teclado incorpora el famoso Swiftkey preinstalado. Muy bien.

‘Pantallón’ y ‘camarote’

Aunque sea un poco spoiler el ladillo que hemos colocado justo encima, decir que el Xperia X es en el apartado multimedia donde da de verdad el do de pecho. Su pantalla de 5 pulgadas con tecnología IPS y resolución FullHD (1.920×1.080 pixels) ofrecen mejoras made in Sony con sus famosos Triluminous y X-Reality que brillan maravillosamente. Podemos afirmar que estamos ante un panel casi de 10, de las mejores pantallas que hemos visto por interpretación de colores, brillo, etc. El sonido, además, se beneficia de los dos altavoces que tiene y que ofrecen una calidad y un volumen realmente excelente.

Sony Xperia X

Y legamos a las cámaras: 23MP EXMOR RS con apertura f2.0 que ofrece unos resultados realmente buenos. Podemos decir que nos ha gustado mucho, pero mucho, mucho ya que podremos conseguir fotografías excelentes, con mucho detalle y una nitidez y rango de colores que nos dejarán con la boca abierta. Eso sí, todo lo anterior ocurrirá mientras tengamos condiciones de luz favorable, en cuando llegue la noche o un interior a dos velas veremos ruido y los resultados caerán de forma evidente.

Sony Xperia X

This slideshow requires JavaScript.

La cámara, por cierto, incorpora una tecnología que nos puede resultar muy útil como es el enfoque híbrido predictivo: tocamos sobre un objeto para enfocarlo y por mucho que se mueva de un lado a otro, o se aleje o se acerque, la cámara lo mantiene nítido. El vídeo da una de cal y otra de arena: por un lado solo tendremos resolución FullHD pero por otro ganamos un estabilizador óptico de imagen sensacional. Increíble. Si lo anterior te parece poco, espera a la cámara para selfies: 13MP con un gran angular y unos resultados excelentes.

El precio de lanzamiento del Sony Xperia X es de 629 euros aunque ya lo podéis conseguir más barato en algunas webs.

Sony Xperia X
Diseño80%
Pantalla90%
Rendimiento75%
Cámara90%
Autonomía60%
Precio65%
Lo Mejor
  • La pantalla
  • La cámara
Lo Peor
  • La batería
  • La ausencia de resistencia al agua
77%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (15 Votos)
76%
  • erpolimix

    madre mía, espero que lo de la resistencia al agua sea punto negativo de TODOS los smartphones que pasen por vuestros análisis. Ahh! la batería no durará dos días pero uno de sobra, igualito que el S7 que tiene mi mujer