El análisis del Sony Xperia M5 es un momento que muchos usuarios esperaban, ya que estamos ante uno de los modelos de gama media que ofrece algo que, generalmente, está destinado a los dispositio más potentes del mercado: protección frente al agua y polvo (compatibilidad con IP68). Por lo tanto, con este artículo queremos que conozcas lo que da de sí este terminal.

El teléfono es un modelo completamente reconocible debido a sus líneas, como comentaremos más adelante, y la verdad es que no es un dispositivo que sea feo, ni mucho menos. Aparte, incluye algunos de los rasgos distintivos de Sony, ya que por ejemplo es de la partida un botón de disparo para la cámara del terminal, algo que personalmente me gusta bastante ya que facilita mucho el proceso de hacer un foto. Bien esto, claro.

Diseño del Sony Xperia M5

En lo que tiene que ver con el sistema operativo, hay que decir que el Sony Xperia M5 al sacarlo de la caja llega con Android Lollipop, pero esto no es un problema ya que estamos ante un dispositivo que se puede actualizar a la versión 6.0.1… sin que, por el momento, se tengan noticias de Nougat como es lógico. El caso, es que no le falta la personalización propia de la compañía japonesa, que no es de las mejores del mercado, pero que sí ofrece opciones de lo más llamativas, como por ejemplo la aplicación Galería, que es fantástica.

This slideshow requires JavaScript.

Un diseño muy reconocible

Esto lo decimos ya que el incluido es el que se denomina como OmniBalance, que incluye y un botón de encendido de grandes dimensiones y que ofrece unas líneas muy suaves en las curva (lo que mejora la ergonomía). Los materiales de fabricación son el metal y el plástico, sin que se aposiblea acceder a la batería -lógico si se tiene en cuenta la protección frente al agua y polvo- El caso, es que se ve llamativo el Sony Xperia M5, y no desentona en la mano.

Con un peso de 143 gramos y grosor de 7,6 milímetros, el Sony Xperia M5 es un dispositivo que no dispone de botones táctiles en la parte frontal y la colocación de los laterales es la habitual y están bien ubicados. Ojo, que las ranuras tiene tapa para proteger debidamente al teléfono y, en la parte trasera y delantera, no hay rastro alguno de lector de huellas. Una de las grandes ausencias en el dispositivo.

Uso del Sony Xperia M5

El caso es que el teléfono es un modelo llamativo, sin llegar a ser completamente Premium, y que maneja con bastante soltura aunque la impresión que nos dejó es de ser posible que su tamaño fuera algo menor. Se puede conseguir en tres colores, como por ejemplo el dorado, y la conexión de cables es microUSB (nada de tipo C). Es atractivo, pero no es el más interesante de la gama media que hemos analizado hasta la fecha.

El hardware del Sony Xperia M5

Lo cierto es que la elección de los componentes que ha realizado la compañía japonesa es más que adecuada. El procesador es un MediaTek X10 (que en su interior dispone de una GPU PowerVR G2000). Sus ocho núcleos a 2 GHz permiten que el funcionamiento sea muy bueno para su segmento de mercado. Y la verdad, es que no hay duda alguna que responde a todo lo que se puede necesitar, incluso el jugar. Además, sus 3 GB de RAM favorecen a que la multitarea no sea, precisamente, un problema.

Ejecución de juego en el Sony Xperia M5

El Sony Xperia M5 llega con 16 GB de almacenamiento que es ampliable, bien por el fabricante, y en la conectividad como siempre no se puede poner un pero al dispositivo, ya que no le falta la propia LTE e, incluso, NFC. Donde detectamos que las cosas no van tan bien es en la carga de la batería, que es de 2.600 mAh y, por ello, en ocasiones es posible que no se llegue al día completo de uso si se es una persona muy exigente. Generalmente sí, eso es cierto, pero es un pequeño “Talón de Aquiles” esto.

Hablamos ahora de la pantalla, que es de 5 pulgadas y que, eso sí, no aprovecha al máximo la parte frontal (lo que comentábamos del tamaño). El panel es IPS con tecnología Bravia, por lo que los colores son realmente buenos… pero el brillo, la verdad, algo bajo lo que penaliza un poco en exteriores. La resolución, por cierto, es Full HD -más de 400 ppp de densidad de píxeles- y la resistencia es buena. El sonido, correcto… excepto con cascos, que mejora notablemente.

Calidad de la pantalla del Sony Xperia M5

Notas finales del Sony Xperia M5

Falta por comentar las cámaras que son de la partida en el Sony Xperia M5. Y, lo cierto, es que sobre el papel son muy buenas. La principal es de 21,5 megapíxeles (IMX230). Sí, la misma que la del Xperia Z3. No es tan buena en resultados como esta -el post-procesado tiene algo que ver-, pero no da malos resultados. Quizá “pastelea” en demasía los colores. Eso sí, permite grabar a 4K, pero sin gran estabilización.

This slideshow requires JavaScript.

El  elemento frontal del 13 Mpx, y este sí que es destacable tanto por el amplio angular ofrecido como por la calidad de las tomas que se consiguen, incluso con poca luz aunque no tiene flash propio). El caso es que el Sony Xperia M5 es un teléfono interesante, con elementos diferenciadores, y que merece la pena por su seguridad y buen rendimiento general. Ahora mismo es posible conseguir este terminal por unos 261 euros en Amazon.

Sony Xperia M5
Diseño70%
Pantalla71%
Rendimiento75%
Cámara73%
Autonomía68%
Precio73%
Lo Mejor
  • Buen sonido
  • Cámara frontal de calidad
  • Protección frente al agua y polvo
Lo Peor
  • Sus dimensiones son mayores de lo esperado
  • No incluye lector de huellas
72%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (8 Votos)
86%
  • VanHalen

    Torpes de gama