Uno de los dispositivos más esperados en este verano que toca a su fin era, sin duda alguna, el Samsung Galaxy Note 8. Este phablet apuntaba muy buenas maneras en su presentación y, ahora, hemos tenido la posibilidad de analizarlo y conocer de primera mano que es lo que ofrece. So lo contamos para que sepáis si la compañía ha dado en el clavo.

Lo cierto es que una vez que se revisan las características del Samsung Galaxy Note 8, del que no hay duda alguna es que estamos ente un modelo de gama alta y, dentro de esta, de lo mejor que existe en el mercado actual. Este modelo, con sistema operativo Android Nougat –no le faltará la correspondiente actualización a Oreo– y la habitual personalización que incluye el fabricante denominada Samsung Experience, ofrece algunos cambios, pero mantiene el espíritu que la gama Galaxy S8 mostró a principios de año. Te contamos las impresiones que nos han quedado.

La estética del Samsung Galaxy Note 8

Evidentemente no estamos ante el phablet más pequeño del mercado, pero sus dimensiones son algo que se asumen si eres de los que habitualmente se hace con alguno de los integrantes de la gama de producto de Samsung. Con un grosor por debajo de los nueve milímetros (y eso que incluye el S Pen) y con un peso de 195 gramos, entendemos que es terminal que cumple y que, además, ofrece una ergonomía adecuada.

Uso del Samsung Galaxy Note 8

Acabado en metal y cristal, al Samsung Galaxy Note 8 no le falta la ya habitual curvatura en la pantalla que es un rasgo identificativo en la gama alta de la firma. Eso sí, es más rectangular el phablet que el Galaxy S8+, con el objetivo de aprovechar al máximo la pantalla con el stylus. Esto le hace perder un poco de elegancia, pero no es precisamente un fallo. Del frontal, poco que decir más que está la Pantalla Infinita, que es una pasada.

Los laterales mantienen tanto ubicaciones como número de botones (en uno del de encendido y, en el otro, el de gestión del volumen y el que activa a Bixby). La parte superior del Samsung Galaxy Note 8 está prácticamente limpia, y es en la inferior donde está básicamente todo: puerto USB tipo C; altavoz, toma de auriculares y, como no, el espacio para el S Pen que se manipula de forma habitual -que, por cierto, es muy cómoda-.

La cámara, ubicada en la parte posterior, es otra de las novedades del Samsung Galaxy Note 8. Esto se debe a que utiliza dos sensores en paralelo y, por lo tanto, los coreanos dan el salto con el phablet. Además, está el lector de huellas, que mantiene una ubicación que no es la mejor ergonómicamente hablando. Por cierto, los elementos de seguridad de este modelo son los siguientes: reconocimiento de iris y facial, que funcionan bastante bien ambos. Como no, se incluye protección frente al agua y polvo, IP68 en este caso.

Resistencia al agua del Samsung Galaxy Note 8

Interior del Samsung Galaxy Note 8

No son muchos los cambios respecto al Galaxy S8+, pero alguno hay. El SoC es el Exynos 8895 de cocho núcleos que ya ha demostrado en el mercado su buen rendimiento, juegos incluidos. En lo que tiene que ver con la RAM, se da el salto a los 6 GB tipo DDR4, lo que permite al Samsung Galaxy Note 8 adaptarse a los tiempos que corren y aprovechar al máximo herramientas como multiventana. ¿Y el rendimiento? Pues excelente, no hay sufrimiento alguno y la fluidez es máxima al utilizar el Samsung Galaxy Note 8.

Ejecución de un juego en el Samsung Galaxy Note 8

El almacenamiento es ampliable, pudiendo llegar a los 2 TB. Pero, lo cierto, es que se cumple. Aparte, en lo que tiene que ver con la conectividad, todo lo que se puede decir del Samsung Galaxy Note 8 es bueno: NFC, LTE Cat.16; Bluetooth 5.0… de todo -menos radio FM-. La batería integrada en el phablet es de 3.300 mAh, que dispone de carga rápida, y es algo inferior que la del Galaxy S8+. En uso, se llega al final del día normalmente, pero si eres algo “juguetón”, puedes sufrir.

La pantalla es de 6,3 pulgadas con resolución QHD+ y compatible con HDR. Con panel SuperAMOLED y protección Gorilla Glass 5, lo cierto es que es uno de los mejores componentes de este Samsung Galaxy Note 8. Se ve espectacular. Dispone de un brillo potente, y el aprovechamiento frontal es casi único. El sonido, por su parte, cumple bastante bien pese a que la ubicación del altavoz no nos gusta especialmente.

Por cierto, que el funcionamiento del S Pen del Samsung Galaxy Note 8 combinado con el terminal es excelente, y las sensaciones muy buenas. Incluso se puede ser creativo. El caso, es que es posible desde traducir una web, tomar notas con la pantalla apagada e, incluso, crear GIFs de un vídeo. Muchas posibilidades con gran precisión. Muy bien. La verdad.

Uso del S Pen del Samsung Galaxy Note 8

Cámara y precio del Samsung Galaxy Note 8

Los dos sensores que se incluyen en el terminal son de 12 megapíxeles (ambos con estabilizador óptico, lo que es diferencial) y no tiene apertura F:1.7 y, el otro F:2.4. En la fotografía tradicional la calidad es excelente, muy similar a lo conseguido con el Galaxy S8+ (muy bien el HDR automático). A la hora de dar uso a la segunda lente y “jugar” un poco, el Efecto Dinámico para desenfocar es sencillo de utilizar y con muy buenos resultados. No le falta el poder realizar zoom óptico 2x, con excelentes resultados. Estos son unos ejemplos de lo que es capaz el Samsung Galaxy Note 8:

This slideshow requires JavaScript.

Con grabación 4K y una aplicación para la Cámara de las mejores que existen por sencilla y completa. El sensor delantero es de 8 Mpx, con angular de 80 grados Funciona bastante bien (con flash en pantalla). El precio que tiene el Samsung Galaxy Note 8 es de 1.010 euros (si se reserva se consigue en Orange con el accesorio Samsung DeX Station).

Samsung Galaxy Note 8
Diseño92%
Pantalla94%
Rendimiento95%
Cámara94%
Autonomía88%
Precio75%
Lo Mejor
  • Excelente rendimiento
  • La cámara funciona muy bien
  • Llega con 6 GB de RAM
Lo Peor
  • Ubicación del lector de huellas
  • Deseable una batería con más carga
90%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (39 Votos)
66%