Si una de las funciones más habituales que le das a tu terminal Android es la de jugar, seguro que te interesa el dispositivo que hemos analizado en esta ocasión. Hablamos del Razer Phone, un dispositivo que está pensado especialmente para ser utilizado con este tipo de contenidos, ofreciendo un rendimiento muy alto.

Este dispositivo, que llega con Android Nougat (nada de Oreo por el momento, lo que es algo que no nos gusta en exceso). La caja en la que está almacnado es realmente buena y, pese a que no somos mucho de comentar este tipo de detalles, lo cierto es que la primera impresión al acceder a donde viene el Razer Phone es realmente llamativa y te hace esperar lo mejor. Y, la verdad, es que el smartphone no decepciona. Un ejemplo de lo que decimos son las dos imágenes que dejamos a continuación:

Diseño del Razer Phone

Acabado en metal, este dispositivo no es de los más pequeños que hemos probado con una pantalla que tiene sus dimensiones (5,7 pulgadas). Esto, que en principio sería algo a criticar, en este caso tiene sentido ya que se busca ofrecer un buen agarre cuando el Razer Phone se utiliza en apaisado. Y, lo cierto, es que se consigue.

El diseño es mucho más cuadriculado de lo que nos gustaría, y los laterales son especialmente planos. Esto, por ejemplo, permite que el Razer Phone se pude sostener en vertical apoyado en su parte inferior. Pero, lo importante, es que no ofrece por ello la mejor de las ergonomías posibles en el uso habitual. Pero, recordamos, este terminal está pensado por y para jugar.

Uso del Razer Phone

Lo botones hardware están bien ubicado sen su altura, pero su forma redondeada y un tamaño más reducido de lo deseable hacen que su uso no sea especialmente práctico. No le falta al Razer Phone un lector de huellas que está situado en uno de los laterales –de una forma similar a los Sony Xperia-. Su funcionamiento es bastante bueno y, lo cierto, es que responde con la suficiente rapidez. Otras opciones que existen en el terminal es un puerto USB tipo C en la parte inferior y la bandeja para la tarjeta SIM. Por cierto, nada de protección frente al agua y polvo ni toma de auriculares.

Hace no mucho tiempo habríamos catalogado al Razer Phone como un modelo de aspecto espartano y algo anticuado, pero lo cierto es que para el cometido para el que está pensado cumple. Pero es innegable que no es el más atractivo que hemos visto hasta la fecha y, ni el más ergonómico. Eso sí: es muy distinto al resto de los smartphones del mercado.

Hardware del Razer Phone

Y aquí es donde el terminal destaca por varios aspectos, ya que los componentes esenciales son realmente llamativos. El procesador es el más potente que existe en el momento de lanzarse el mercado: un Snapdragon 835 con su GPU Adreno 540, donde sus ocho núcleos permiten aprovechar perfectamente todas las opciones de los juegos para Android. La RAM, también muy alta, ya que asciende a los 8 GB y, por lo tanto, no habrá título que ofrezca retardo alguno o una baja tasa de cuadros por segundo. El caso, es que la experiencia de uso es perfecta, ya que la personalización de Android sólo se limita a un cambio estético de los iconos.

El almacenamiento es de 64 GB ampliables, que no está mal pero lo cierto es que con lo que ocupan algunos juegos un poco más de espacio no hubiera estado de más (al menos, en una segunda versión del Razer Phone). La batería, de 4.000 mAh, lo que demuestra que se aprovechan bien las dimensiones del Razer Phone, permite una autonomía muy amplia en todo tipo de usos y, además, no le falta recarga rápida.

hertzios de la pantalla del Razer Phone

Finalmente, una de las joyas de la corona del Razer Phone es su pantalla de 5,7 pulgadas. No lo decimos por su tecnología IPS IGZO, sino debido a que permite un refresco de 120 Hz. Esto posibilita que el panel con un ratio de 16:9 se vea realmente bien, muy nítido y con un brillo y sensación de continuidad excelente –algo ideal con los juegos- Lo cierto es que no ha encantado este componente del dispositivo, que ocupa algo más del 70% de frontal y que tiene una resolución de 2.4560 x 1.440. El sonido, rotundo y potente, de buena factura y calidad.

Cámara del Razer Phone

Aquí hay que decir que los resultados que se obtienen con los dos sensores integrados (de 12 megapíxeles a cada uno de ellos, uno con focal F:1.8 y el otro de F:2.6), nos han permitido obtener buenas fotos, pero con una bajada de calidad evidente con las tomas más oscuras. Para entendernos, se posiciona en este caso con los modelos de gama media/premium… no con los más potentes del mercado. Eso sí, permite realiza zoom 2X de una forma correcta. La grabación, con calidad 4K de máximo, es correcta teniendo en cuenta que no tiene estabilizador óptico.

This slideshow requires JavaScript.

La aplicación nos ha parecido mucho más simple y sencilla de lo deseable, y el sensor frontal de 8 Mpx (F:2.0) permite conseguir unos selfies decentes, pero no especialmente buenos. Más o menos lo que ocurre con el componente trasero.

Compara el Razer Phone con otros smarphones

Razer Phone
Diseño74%
Pantalla82%
Rendimiento88%
Cámara74%
Autonomía86%
Precio74%
Lo Mejor
  • Pantalla de 120 Hz
  • Buena calidad de sonido
  • Amplia autonomía
Lo Peor
  • Cámara mejorable
  • No llega con Android Oreo
  • No es muy ergonómico
80%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (2 Votos)
88%