Ya hemos probado en Topes de Gama el Nokia 7.1, un teléfono que hemos comprobado que es un buen salto evolutivo respecto a generaciones anteriores de los smartphones fabricados por HMD Global y que merece la pena valorar como dispositivo de gama media.

Una de las cosas que se mantienen en el Nokia 7.1 el uso de Android One, algo que nos gusta mucho por lo eficiente que resulta a la hora de aprovechar el hardware que se integra en el terminal y, además, la interfaz es completamente reconocible. A todo esto se suma que las actualizaciones llegan de forma eficiente y que el dispositivo del que hablamos no le faltan mejoras que son de agradecer, como por ejemplo el uso de una aplicación para la cámara personalizadas con una buena cantidad de opciones que la hacen muy útil.

Nokia 7.1 y Nokia 5.1 Plus llegan a España. Precio y disponibilidad

Diseño del Nokia 7.1

Estéticamente hay una evolución bastante evidente, y para bien. El Nokia 7.1 ofrece un acabado en el que no falta metal -y, tampoco el cristal- y una de las virtudes que tiene el dispositivo es que sus dimensiones son reducidas (destacando un grosor de sólo ocho milímetros) y el peso se queda en 160 gramos, Esto hace que la ergonomía sea más que buena y que darle uso se convierta en algo cómodo.

Frontal Nokia 7.1

A destacar también los laterales muy planos que permiten un buen agarre, y posibilita que el uso con sólo una mano sea completamente posible. El caso, es que el Nokia 7.1 tiene una buena personalidad. Por cierto, en el frontal destaca el notch superior, que no es excesivamente grande, y un marco inferior más grades de lo esperado.

Trasera Nokia 7.1

La trasera incluye la cámara, completamente centrada, y el lector de huellas que está poco marcado y en ocasiones no se sabe bien si se está utilizando (pero su respuesta es muy efectiva). Por cierto, no falta reconocimiento facial estándar en el Nokia 7.1, por lo que no se debes esperar opciones avanzadas como las que ya integran fabricantes como por ejemplo Huawei -pero en otra gama de producto-. Los botones hardware están en el lateral derecho, y se encuentran bien colocados.

En la parte inferior está el altavoz del Nokia 7.1 y, también, el puerto USB tipo C que permite recargar el smartphone. Mientras que en la zona superior existe algo que seguro que muchos agradecen: incluye toma de auriculares. Por el precio que tiene el terminal, del que ya hablaremos, es normal que el teléfono no cuente con protección frente al agua y polvo. El caso, es que este es un terminal atractivo, pero no innova especialmente.

Hardware integrado en el Nokia 7.1

La elección en los dos componentes esenciales de un smartphone actual son las siguientes: procesador Snapdragon 636, un modelo ya conocido y que es bastante solvente, y la RAM asciende a 4 GB (existe una versión de tres gigas). Es decir, una combinación que hemos visto en otros modelos y que permite una buena experiencia de uso al ejecutar aplicación es sencilla y el sistema operativo Android Oreo. Con los juegos hemos detectado algunos pequeños tirones, por lo que falta optimización para sacar más jugo a la GPU Adreno 509.

Ejecución de juego en el Nokia 7.1

El almacenamiento cumple con lo que se espera en la gama media, ya que el integrado es de 32 o 64 GB, con la posibilidad de ampliarlo mediante el uso de tarjetas microSD. Su funcionamiento nos ha parecido convincente. En lo que tiene que ver con la conectividad, todas las opciones que se utilizan en la actualidad están presentes en el Nokia 7.1, ya que no falta Bluetooth 5.0 y NFC, lo que permite realizar pagos móviles. La estabilidad de redes inalámbricas, incluida la 4G, es la que se pude espera.

Lector de huellas del Nokia 7.1

En el apartado multimedia hay que decir que la pantalla del Nokia 7.1 es uno de los componentes que más nos han gustado del terminal. Se ve francamente bien, con unos ángulos de visión más que buenos. El elemento es una panel IPS de 5,84 pulgadas con resolución Full HD y ratio de 19:9. Incluye Gorilla Glass 3 y es compatible con HDR10… Pero, desgraciadamente, no llega al 80% de aprovechamiento frontal, por lo que no es un Todo Pantalla. El sonido, correcto y tiene la virtud de ser más potente de lo esperado.

Un detalle final: la batería de 3.060 mAh permite una autonomía aceptable que generalmente alcanza un día de uso al utilizar el Nokia 7.1 de forma normal. El soporte para la carga rápida está implementado, y permite realizar proceso de hasta 18 W.

Fotografía con el Nokia 7.1

Aquí el dar uso de lentes Zeiss no es algo que se note en exceso. La cámara principal se compone de dos sensores de 12 + 5 megapíxeles (focal F:1.8 en la principal) y cuenta con PDAF. El elemento para los selfies es de 8 Mpx, con apertura F:2.0. Los resultados son correctos con buena luminosidad, pero las cosas bajan bastante en condiciones dé poca luz (como en interiores o por la noche). Por cierto,los retratos son eficientes, pero sufre en situaciones contrastadas.

This slideshow requires JavaScript.

Además, el rango dinámico no es el mejor posible. La aplicación de control es bastante buena, y las grabaciones llegan a calidad 2160p, pero la estabilización no es la mejor posible.

Nokia 7.1, una mejora evidente de la mano de Android One
Diseño76%
Pantalla80%
Rendimiento76%
Cámara72%
Autonomía74%
Precio76%
Lo Mejor
  • Diseño bastante atractivo
  • Pantalla de buena calidad
  • Utiliza Android One
Lo Peor
  • La cámara sufre en condiciones de poca luz
  • No destaca especialmente en algunos apartados
76%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (2 Votos)
84%