Es la segunda ocasión en la que visitamos esta gama de producto de LG, la gama X. Hoy os vamos a contar lo que nos ha parecido el LG X Cam que hemos probado para vosotros. Ya os hemos contado, con ocasión de la primera de las pruebas de uno de estos terminales, cual era la estrategia de LG con este tipo de producto.

Conseguir unos gamas media que destaquen por una cualidad concreta. Por un solo uso específico, al cual se va a dotar de lo mejor disponible en cada caso. En el que nos ocupa hoy, su elemento estrella es la cámara.

Parece una estrategia inteligente, ¿no os parece? Si no puedo competir en un equipo que destaque en todos los apartados, me centro en uno concreto, y con los resultados de ventas de toda la gama completa serán mejores resultados.

Así cada cual en función de sus necesidades puede elegirlo que necesita.

Cuerpo unibody de plástico premium en el LG X Cam

Comenzamos por describiros sus aspectos más destacados en cuanto al diseño. Lo primero que nos llama la atención la primera vez que lo cogemos es su ligereza. Es un terminal de unas dimensiones “normales”, 14×7 cm y por ello inconscientemente pensamos que va a pesar más. Este LG X Cam solo pesa 118 gr. Es un auténtico peso pluma, muy ligero.

LG X Cam vista frontal

El segundo rasgo característico de su diseño es su delgadez. Claro, algo que pesa poco debe ser delgado. Pues sí, solo mide 6,9 mm de ancho. Y esto sumado a los materiales elegidos para su construcción hacen de él un terminal tan ligero.

Como habréis podido deducir, el material elegido ha sido el plástico. Pero no un plástico cualquiera. La sensación que tenemos al cogerlo es muy agradable, tiene muy buen tacto.

Todos tenemos claro que el plástico es menos premium que el metal, pero eso depende de más cosas, no solo del material en sí. Tiene un tacto rugoso, que le confiere un cierto grip que hace que sea muy fácil tenerlo en la mano.

Podemos encontrar el terminal en dos acabados diferentes, el gris que os vamos a mostrar en nuestra prueba de hoy y otro acabado en dorado.

Veamos cómo manejarlo

De frente, comenzando por arriba, los sensores, la cámara delantera y el altavoz. En el margen inferior además de un logo de LG con un acabado muy chulo, como “cepillado”, y encima los botones típicos de Android.

LG X Cam logo cepillado

Ocupando los estrechos laterales recuerda, solo 6,9 mm, tenemos en uno el botón de bloqueo y en el otro el control de volumen y la trampilla porta tarjeta micro sim.

Y ya finalmente parte de arriba con un solitario micro de cancelación de ruido, y en la cara base, el conector de Jack 3,5 para el sonido y el puerto de carga y sincronización, en este caso micro USB, y el micrófono para las llamadas.

Lo más interesante al final

Hemos dejado para el final la cara más interesante de este terminal, la trasera. Es donde reside la auténtica gracia de este LG X Cam. Una doble cámara en la parte central superior que forman un conjunto con el flash led, todo ello inscrito en un resalte cuadrado con los bordes redondeados. Por debajo otro logo LG y en la parte baja, a la izquierda el altavoz.

LG X Cam doble cámara trasera

Veamos su interior

Nos encontramos en nuestro LG X Cam con una combinación bastante conocida y por ello con un rendimiento fuera de toda duda, eso sí, de gama media.

El procesador es un Mediatek 6753, Octa core a 1,14 Ghz acompañado por la GPU Mali T 720 con 2 GB de RAM, un equipo del fabricante chino, como decimos consolidado en el mercado. Contamos con 16 GB de almacenamiento interno, que se quedan en 12 libres para el usuario una vez descontamos lo ocupado por el sistema operativo. Siempre podemos ampliar este apartado con una tarjeta micro SD de hasta 2 TB.

LG X Cam Procesador

La alimentación corre a cargo de una batería que como no es la estrella en este equipo viene a ser algo justa. 2520 mAh de capacidad para una autonomía relativamente escasa, que no presenta además ningún programa de carga rápida, etc.

Si os contamos como se conecta el LG X Cam con su entorno, os diremos que tiene lógicamente todo lo típico, LTE 4G, WiFi, GPS con Glonass, Bluetooth 4.2 y además cuenta con radio FM y chip NFC.

Rendimiento justo pero honrado

Si valoramos el rendimiento obtenido durante nuestra prueba del LG X Cam, hemos de decir que anda en el aprobado justo. Otros equipos de gama media, de la misma gama de precio mejoran los resultados de nuestro evaluado de hoy, pero ya sabéis, si hemos puesto de más en la cámara… todo lo demás se tiene que resentir un poquito.

LG X Cam rendimiento

No es nada dramático, nada grave, pero aparecen algunos lags indeseados siempre que llevamos al terminal a un uso algo exigente. Probablemente, el usuario objetivo de este producto no sufra estos problemas.

Android ligeramente retocado

En cuanto al sistema operativo que gestiona los procesos, tenemos como base Android 6.0 Marshmallow, acompañado como siempre de un ligero rediseño que aporta LG, una capa que conocemos del LG G5 y que nos parece un poco añeja, como recordando a KitKat, y versiones de software ya pasada.

Podemos quitar y poner si queremos un box de aplicaciones, tenemos alguna opción curiosa de personalización y tal, pero LG debería someter a un proceso de rejuvenecimiento a esto que pone encima de Android puro. Ir con los tiempos, vamos.

Como aplicaciones reseñables, siempre compartimentadas en diferentes carpetas, los extras, las propias de LG y una de sistemas para ayuda a la administración del equipo.

Solo por decir alguna más contamos con Quick Memo, una aplicación para tomar notas rápidas, Captura Plus, que nos permite dibujar encima de capturas de pantalla y muy importante, Knock Code en un terminal que como sabemos no tiene lector de huellas, se convierte en fundamental.

Una multimedia bastante aparente

Pasamos revista dentro del epígrafe multimedia a la pantalla. Un panel de 5,2” tamaño que LG emplea asiduamente, por ejemplo en el LG G2. Tecnología IPS, que tan bien desarrolla la marca, con resolución Full HD y una densidad de pixeles de 424 ppp. No está nada mal a priori.

LG X Cam Panel Ips

Presenta muy buen brillo y una gran calidad. LG acierta equipando esta prestación, no sería de recibo que un usuario digamos fotográfico no tuviera un panel digno donde mirar sus capturas. Bien por LG. Nos parece también correcta la relación pantalla, frontal, con unos marcos razonables y un ínfimo marco negro interior alrededor de la pantalla.

El sonido, que está ubicado detrás presenta un detalle y volumen adecuados. Pero es de esas cosas que es mejor “sentir” en primera persona.

Doble cámara para un resultado poco lustroso

Analizamos el quid de este terminal, el auténtico motivo de su existencia. Y encontramos una combinación de dos cámaras, la primera una cámara convencional de 13 Mpx, con apertura focal f/2,2 acompañada de segundo sensor de 5 Mpx con gran angular de 120º que debería aportar una amplitud de campo que la primera por si sola no podría tener.

Pero no es así como funciona. La combinación no es tal, las cámaras no se combinan. El LG X Cam tan solo presenta la doble funcionalidad de una cámara normal y un gran angular. Y como tal obtiene dos resultados digamos, vulgares.

Con la cámara principal obtenemos un resultado de gama media, con buenas tomas de día con buena luz, pero a la que la luz se va, se va la calidad. Es difícil obtener buenos resultados de noche o en interiores. Le falta calidad, le falta rango dinámico, y en tomas nocturnas aparece mucho grano.

Con la segunda cámara es verdad que abrimos el campo, la funcionalidad se obtiene pulsando un botón en la parte superior de la pantalla, pero como su sensor es de 5 Mpx, volvemos a la falta de calidad, mucho ángulo con escaso matiz.

LG X Cam interior lg-x-cam-27

La opción video nos permite llegar a grabar hasta en calidad Full HD a 30 Fps, también con un resultado justo. En la línea de los anteriores resultados.

Por otro lado la aplicación de fotografía es rápida, fácil e intuitiva, pero echamos en falta un modo profesional, o al menos más profesional, con más opciones.

Aplicación cámara

La cámara delantera de 8 Mpx en la línea del producto, calidad normal y sin destacar en ningún aspecto concreto.

Al menos no nos costará mucho

Podríamos adquirir el equipo a un precio también de gama media. En el entorno de los 220 €. Os vamos a dejar un banner encima de las valoraciones donde podéis ver todo lo demás y adquirirlo si os ha gustado. Razonable, se me ocurre que podría ser nuestra valoración en este apartado. Eso es lo que vale lo que aporta nuestro LG X Cam de la prueba de hoy.

LG X Cam
Diseño, estética85%
Procesador, rendimiento80%
Multimedia, imagen80%
Batería, autonomía65%
Fotografía, video70%
Precio, valor75%
Lo mejor
  • Peso, ligereza
  • Panel, pantalla
  • Conectividad
Lo peor
  • Batería, autonomía
  • Ausencia lector huellas
  • Rendimiento
76%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (6 Votos)
42%
  • funebrero

    Faltan las especificaciones del smart, como procesador y memoria ram. El smart para mi es importante a la hora de elegir un Android tv. Sino prefiero una que tenga el mejor panel que seguramente sea una de samsung. Ojala que en los smarttvs con android tv traigan un hardware al menos que compitan con los de leeco; para mi los que mejor smart tienen.
    Un saludo.