Con un diseño que está cerca de lo que se espera que ofrezca el Samsung Galaxy S9, el terminal Koolnee K1 ha pasado por nuestras manos y os contamos lo que conseguirás con él en el caso de plantearte su compra. Evidentemente, hablamos de un modelo que utilizas sistema operativo Android, en este caso versión Nougat.

Estamos ente un modelo que, en lo que tiene que ver con su precio, es uno de los que no cuesta mucho. Esto es positivo, ya que no son pocos los que desean hacerse con un smartphone que no suponga un gran desembolso (y que, por esta razón, no quieran renunciar a conseguir un dispositivo con cierto atractivo). Sin más, os contamos qué es lo que ofrece el Koolnee K1 que evidentemente no está entre los 10 mejores smartphones que hemos probado.

Uso del Koolnee K1

Aspecto del Koolnee K1

Con un grosor de 8,8 milímetros y un peso de 210 gramos (este es uno de sus hándicaps, sin duda alguna), el Koolnee K1 es un dispositivo que llega acabado en metal y cristal -pero se nota que no son los mismo que ofrecen los terminales de gama alta-. Eso sí, su atractivo es innegable, especialmente teniendo en cuenta el precio que tiene.

Disponible en varios colores, como por ejemplo el negro o el azul, los marcos de la pantalla están bastante conseguidos y lo cierto es que sorprenden positivamente. La distribución de los botones hardware es similar a la que se encuentra en los terminales de Samsung. E, incluso, en la parte superior es donde está la bandeja par la tarjeta SIM y microSD. Eso sí, el puerto de recarga es tipo microSD y no le falta la toma de auriculares.

Imagen trasera del Koolnee K1

No le falta al Koolnee K1 un lector de huellas ubicado en la parte trasera, que falla un poco y no es precisamente el más rápido del mercado. Está justo debajo del flash, y lo cierto es que ofrece una buena ergonomía. Por cierto, que al terminal no le falta una cámara principal con dos sensores. Como era de esperar, nada de resistencia frente al agua y polvo, ya que hablamos de un dispositivo “low cost”.

Interior del Koolnee K1

El hardware principal que se ha elegido para el terminal del que hablamos es el siguiente: un procesador de MediaTek, concretamente el seleccionad es un MT6750 de ocho núcleos que, evidentemente, no es rival frente a los modelos más destacados del mercado de este mismo fabricante y, también, de Qualcomm. La RAM es de 4 GB, lo que no es una mala características, y el almacenamiento asciende a los 64 gigas, ampliables. El resultado de su combinación da una experiencia de uso solvente, pero con algunos problemas con los procesos más exigentes.

Juego en ejecución con el Koolnee K1

La batería integrada tiene una carga de 3.190 mAh, quizá por su peso se podía espera un poco más, y no le falta recarga rápida Pump Express. La autonomía nos ha parecido correcta, sin más. La conectividad tiene algunas lagunas, como por ejemplo que no se incluya NFC o que la versión Bluetooth sea 4.0 (eso sí, integra radio FM). Por cierto, la capa de personalización es bastante evidente en su aspecto y, también, por algunas funcionalidades… nada que sea muy importante.

La pantalla del Koolnee K1 es una de sus mejore virtudes, ya que pese a ser un terminal muy económico, lo cierto es que este componente se ve bastante bien. Con tecnología IPS, el panel integrado es de 6 pulgadas con resolución 1080p que permite una muy buena experiencia visual. Incluye Gorilla Glass 3 y que tiene un ratio de 18:9. En lo que tiene que ver con el sonido, pues nada que destacar.

Cámara del Koolnee K1

La incluida como principal tiene dos sensores, uno de 16 y el otro de 2 megapíxeles (F:2.2) que cumplen… pero con fallos evidentes como un rango dinámico mejorable y, además, en fotos con poca luz existe cierto“sufrimiento”.  El Koolnee K1 ofrece opción de realizar fotos con efecto bokeh, pero que no es muy eficiente. La grabación de vídeo es a 1080p como máximo en su calidad.

This slideshow requires JavaScript.

La aplicación es correcta, sin grandes alardes, pero para lo básico y esencial, cumple. La cámara frontal para los selfies es de 8 Mpx, y los resultados no son especialmente buenos (peto tampoco muy malos). Su precio es de 150 euros, y es de lo más interesante.

Compara cualquier smartphone del mercad en MovilZona

Koolnee K1
Diseño76%
Pantalla78%
Rendimiento70%
Cámara60%
Autonomía75%
Precio84%
Lo Mejor
  • Diseño atractivo
  • Buena calidad de su pantalla
Lo Peor
  • Es bastante pesado
  • No llega con Android Oreo
  • Rendimiento ajustado
74%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (0 Voto)
0%
  • F1b0

    Todo lo que no sea mejorar cámara y pantalla, claramente por debajo de sus competidores, no merecería la pena un cambio de terminal.

    • Chris Logitech

      En mi caso la camara es algo secundario. Busco rendimiento y experiencia de uso. Para todo lo demas mi A6500 suple de sobra la “carencia”.