Hace unos días os trajimos nuestro análisis del Huawei P30 Pro, la nueva joya de la corona de Huawei. Un dispositivo que ha dejado el listón muy alto. Y ahora, le toca el turno al modelo más descafeinado. Sí, ya hemos realizado el análisis del Huawei P30 y os traemos nuestras impresiones con un dispositivo que llega para competir en la gama más alta.

Y es que, Huawei ha puesto toda la carne en el asador para que la nueva generación de su familia P supere a su predecesor. Una tarea realmente difícil, más si tenemos en cuenta el éxito cosechado por el Huawei P20 y el Huawei P20 Pro, pero está claro que, el trabajo realizado por el fabricante con sede en Shenzhen ha sido realmente bueno.

Huawei P30 por delante

Análisis del Huawei P30: diseño

En el apartado estético, nos encontramos con un dispositivo realmente premium y que destila calidad por cada uno de sus poros. Con un cuerpo fabricado en metal y cristal, tenemos un terminal realmente completo y que destaca por ofrecer un aspecto, y especialmente un tacto, realmente agradable.

Sí, el diseño del Huawei P30, especialmente por los materiales nobles utilizados en su fabricación, hacen que el terminal sea un imán de huellas dactilares, pero es un mal menor si tenemos en cuenta que será el centro de todas las miradas. Eso sí, si bien es cierto que cuenta con un diseño ligeramente más curvado, además de contar con una parte superior e inferior plana, no tiene una pantalla doble curvada como su hermano mayor.

Huawei P30 de lado

Como viene siendo habitual en los buques insignia de la marca, en el lateral derecho es donde está situado el botón de encendido y apagado del terminal, además de las teclas de control de volumen. Decir que todo el sistema está bien montado y ofrece un recorrido correcto y una buena resistencia a la presión..

Ya en el lateral izquierdo es donde está situada la ranura para insertar una tarjeta nano SIM, además de las tarjetas de Huawei para ampliar la memoria. La parte superior está totalmente vacía, mientras que en la parte inferior teneos un altavoz, el puerto de carga USB Tipo C y, especialmente, el jack de 3.5 mm. Sí, el Huawei P30 permite conectar unos auriculares de cable, un detalle que agradecemos.

Notch del Huawei P30

Pasando a la parte frontal, como os decíamos, el P30 de Huawei cuenta con un aspecto todo pantalla, gracias a los marcos mínimos disponibles en el dispositivo, además de un notch en forma de gota de agua para romper mínimamente el aspecto del terminal.

Huawei P30 por detrás

Ya en su parte trasera, nos encontramos con un sistema de triple cámara y un diseño bastante limpio. Eso sí, hay que decir que decir que se ha perdido la resistencia al agua ya que, el Huawei P30 solo es resistente a las salpicaduras.

Huawei P30

Análisis del Huawei P30: características técnicas

Pasando por el hardware del terminal, decir que el Huawei P30 cuenta con unas prestaciones que le van a permitir mover cualquier juego o aplicación con absoluta soltura. Para empezar, su corazón de silicio está formado por un procesador Kirin 980 junto con 6 GB de memoria RAM, junto con 128 GB de almacenamiento interno. Una configuración más que suficiente para ofrecer un rendimiento excelente.

Huawei P30 por debajo

¿Es mejor el Kirin 980 que un Snapdrasgon 855? Para nada, pero hay que tener el ojo muy fino para notar una pérdida de rendimiento, por lo que en este aspecto no hemos de preocuparnos.  Decir que nos hemos llevado una gran sorpresa en términos de autonomía.

Rendimiento del Huawei P30

Sobre el papel, la batería del Huawei P30, con sus 3.650 mAh son más que suficientes para soportar el peso del hardware del terminal, pero tras haber probando el dispositivo durante este análisis, hemos de decir que es uno de los puntos fuertes del terminal. ¿No es suficiente? Pues no olvidemos que llega con un cargador que ofrece una carga rápida de 40W muy difícil de batir.

Huawei P30

Pasando rápidamente por la conectividad del Huawei P30 (NFC, Bluetooth 5.0…) vamos a hablar del panel del dispositivo. Para empezar, la pantalla del Huawei P30 está formada por uh panel OLED con una diagonal de 6.1 pulgadas que alcanza una resolución de 2.340 x 1080p y una resolución Full HD+.

Pantalla del Huawei P30

Como no podía ser de otra manera en una solución de este tipo, la pantalla luce realmente bien, ofreciendo un gran contraste, unos colores vívidos y nítidos, unos ángulos de visión más que correctos, y en líneas generales un gran rendimiento. Eso sí, decir que el notch, que hace las funciones de sistema de reconocimiento facial, nos ha decepcionado bastante.

Huawei P30

Su rendimiento es bastante pobre y, teniendo en cuenta que estamos ante todo un caballo de batalla, debería funcionar mejor. Por lo menos, el lector de huellas dactilares integrado en la pantalla funciona bastante mejor.  Y la otra gran decepción la veos en el apartado del audio: el altavoz del P30 no suena demasiado bien, y en un terminal que cuesta más de 700 euros, debería tener una calidad muy superior. Veamos cómo trabaja la cámara del Huawei P30.

Cámara del Huawei P30

Análisis del Huawei P30: cámara

Aunque no ofrece unos resultados tan exquisitos como el P30 Pro, hay que decir que el apartado fotográfico del Huawei P30 es espectacular. Para empezar, contamos con un primer sensor de 40 megapíxeles con estabilización óptica de imagen y apertura focal 1.8. En segundo lugar, tenemos un segundo sensor de 16 megapíxeles que hace las funciones de gran angular y apertura focal 2.2.

Por último, hay un tercer sensor de 8 megapíxeles con apertura focal 2.4 y un sistema de estabilización óptica de imagen potenciada por la inteligencia artificial del Huawei P30. Todo esto, ¿en qué se traduce? En un rendimiento realmente bueno en casi cualquier situación.

This slideshow requires JavaScript.

Hemos estado probando la cámara del Huawei P30 en todas las situaciones posibles y los resultados han sido realmente buenos. Y, ojo, que el modo selfie ha mejorado notablemente en comparación a versiones anteriores. En este caso, el fabricante ha apostado por un sensor de 32 megapíxeles para ofrecer un apartado fotográfico realmente completo. Por último, os dejamos una serie de ejemplos de fotografías para que veáis el potencial del dispositivo a la hora de hacer fotografías.

Si tenemos en cuenta que el precio del Huawei P30 será de 750 euros, estamos ante un dispositivo que ofrece una relación calidad precio muy a tener en cuenta.

Huawei P30, probamos a la bestia negra de la gama alta
Diseño92%
Pantalla80%
Rendimiento82%
Cámara89%
Autonomía92%
Precio76%
Lo Mejor
  • Batería inagotable
  • Unas cámaras impresionantes
Lo Peor
  • Altavoz muy limitado
  • Reconocimiento facial decepcionante
85%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (0 Voto)
0%