Si estás buscando un phablet y no quieres dejarte mucho dinero en su compra, es posible que el Cubot Cheetah 2 sea una de las opciones que te pueden interesar. Te contamos los que nos ha parecido este dispositivo con sistema operativo Android que hemos analizado para conocer lo que ofrece y si es de los mejores en el segmento de entrada de producto.

No está especialmente bien ajustado el peso del Cubot Cheetah 2 para las dimensiones que tiene (5,5 pulgadas de pantalla), ya que asciende a 188 gramos. Y, en lo que tiene que ver con el grosor, sus 8,5 milímetros si resultan más convincentes. Su aspecto es bastante Premium si hay que decir la verdad, y el metal es el material de fabricación elegido para los laterales. Por cierto, que nos ha parecido bastante robusto. Curioso que la tapa trasera se retira, algo que ya no es muy habitual en los tiempos que corren.

Teléfono Cubot Cheetah 2 en mano

A comentar el marco de color negro que tiene la pantalla, que con el panel apagado hace pensar en un aprovechamiento que no existe. Aparte, al Cubot Cheetah 2 no le falta lector de huellas, que se encuentra en el botón home que se acompaña por dos táctiles para el control del sistema operativo. El funcionamiento de este accesorio integrado es correcto. En los lugares elegidos para los botones hardware y de carga no hay grandes novedades, pero si hay que destacar que se incluye toma de auriculares y compatibilidad con USB tipo C. Bien por esto.

Hardware del Cubot Cheetah 2

En el interior de este smartphone existen los siguientes componentes principales: procesador MediaTek MT6753 con una GPU Mali-T720. No está nada mal para ser una gama de entrada ya que, además, se incluyen 3 GB de RAM y en lo que tiene que ver con el almacenamiento, este es de 32 gigas con opción de ser ampliados mediante el uso de tarjetas microSD. El rendimiento, correcto si no eres es especialmente exigente y la verdad es que no quedamos decepcionados, para nada.

Ejecución de juego en el Cubot Cheetah 2

La batería es de 3.000 mAh, que es suficiente para que se pueda obtener una autonomía adecuada que permite un día de uso sin problemas. Eso sí, nada de alardes, como por ejemplo la carga rápida. Esto también se nota en la conectividad ya que, si bien dispone de acceso a redes LTE, no incluye antena NFC. Un muy buen detalle es que Android Nougat, que es su sistema operativo, no incluye capa de personalización alguna, y esto es perfecto para sacar máximo partida al hardware integrado en el Cubot Cheetah 2 –sólo se añaden algunos gestos y MiraVisión-.

El panel IPS que se integra en el Cubot Cheetah 2 es Full HD con 5,5 pulgadas, y en lo que tiene que ver con su calidad, hay que decir que es mejor de lo esperado, y que encajaría perfectamente en la gama media de producto –de hace un par de años, eso sí. En lo referente al sonido, hay que decir que cumple, pero se acopla más de lo esperado con el volumen alto.

Cámaras y precio del Cubot Cheetah 2

La principal es de 13 megapíxeles con apertura F:2.0 y, lo cierto, es que nos e comporta tan mal como podíamos pensar (siempre teniendo en cuenta su precio). En condiciones complicadas sufre mucho, pero, al menos, permite salir del paso en muchos momentos. La aplicación de control es la habitual en los modelos que llegan desde China, y las grabaciones son a 1080p.

This slideshow requires JavaScript.

En lo que tiene que ver con el selfie, la cámara delantera de 8 megapíxeles cumple bastante bien, y supera de forma global a la anterior teniendo en cuneta que es la secundaria. El precio del Cubot Cheetah 2 es de 120 euros, lo que no está mal teniendo en cuenta su calidad.

Cubot Cheetah 2
Diseño65%
Pantalla68%
Rendimiento70%
Cámara66%
Autonomía70%
Precio76%
Lo Mejor
  • Buena calidad de los selfies
  • Rendimiento adecuado
Lo Peor
  • Marcos frontales excesivos
  • Es bastante pesado
69%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (3 Votos)
78%