Hemos tenido la posibilidad de analizar el nuevo terminal Android BQ Aquaris V, un modelo que encaja en la gama media de producto pero que tiene detalles interesantes. Os contamos las impresiones que nos ha dejado una vez que lo hemos probado durante un tiempo y conocido, por lo tanto, lo que ofrece.

Uno de los detalles que no varían en este BQ Aquaris V respecto a otros terminales de la firma española, es que la versión de Android que se incluye apenas tiene modificación alguna respecto a la pura que desarrolla Google. Con la versión Nougat (7.1.2), la verdad es que esto es un gran detalle ya que permite a los usuarios ser lo que elijan todo lo que utilizarán y, además, no penaliza en lo que tiene que ver con el rendimiento.

Uso del BQ Aquaris V

Pasamos a comentar en diferentes apartados, como es habitual en Topes de Gama, lo que nos ha parecido el nuevo BQ Aquaris V, un modelo que está destinado a ser una opción adecuada para todo tipo de usuario sin que por ellos tengan que realizar una gran inversión.

Diseño del BQ Aquaris V

Con unas dimensiones contenidas que permiten darle uso con una mano y un peso que se queda en 165 gramos, estamos ente un modelo manejable. Es cómod, y se utiliza con gran solvencia. Fabricado en metal, dos son los acabados en los que está disponible el BQ Aquaris V: negro y dorado.

Diseño del BQ Aquaris V

Nos ha parecido este BQ Aquaris V un modelo correcto en lo que tiene que ver con el diseño y, pese a que todo apunta que se está avanzando en la dirección correcta a la hora de fabricar sus dispositivos independientemente de la gama a la que pertenecen, este modelo recuerda un poco a los que estaban en el mercado hace un tiempo. En la distribución de los botones todo está donde debe, y se accede a los elementos con gran comodidad, incluido el lector de huellas ubicado en su parte trasera y que funciona bastante bien.

Este modelo tiene botones táctiles en el frontal para dar uso al sistema operativo, que están retroiluminados. No le falta al BQ Aquaris V de toma de auriculares, y en lo que tiene que ver con la conexión por cable, la elección es el uso de microUSB, por lo que no se da el salto a la versión más actual de esta interfaz -justo a su lado está el altavoz-. Un buen detalle: este modelo llega con protección a salpicaduras IP52, algo que siempre es de gradecer.

Hardware del BQ Aquaris V

Aquí no hay grandes sorpresas ni apuestas arriesgadas en el smartphone, ya que la compañía ha decidido apostar para este BQ Aquaris V por un procesador Snapdragon 435 de ocho núcleos y GPU Adreno 505. En lo que tiene que ver con la RAM, la cantidad es de 2 o 3 GB, dependiendo del almacenamiento que está disponible en 16 o 32 gigas, respectivamente y siempre ampliables. La suma de todo esto, ofrece resultado en lo que tiene que ver con el rendimiento que nos ha convencido y que no hemos encontrado grandes fallos más allá de las propias restricciones del hardware.

Ejecución de juego en el BQ Aquaris V

La batería del BQ Aquaris V es de 3.100 mAh, con carga rápida -se incluye el cargador-, y que permite una autonomía de un día sin muchos problemas. Es muy buena, la verdad. La conectividad está bien resuelta con opciones tan interesantes como la inclusión de NFC y, esta vez sí, radio FM. No le falta 4G, claro.

La pantalla de este modelo es de 5,2 pulgadas con resolución HD (720p), por lo que no abusa del consumo y ofrece una densidad de píxeles correcta -por debajo de los 300 ppp-, sin grandes alardes. El panel IPS integrado en el BQ Aquaris V se ve bien, pero los más exigentes seguro que encuentran algunos problemas debido a la resolución indicada. Bien de brillo y con un buen acabado de integración.

Cámara del BQ Aquaris V

El BQ Aquaris V incluye una cámara de 12 megapíxeles firmada por Sony que dispone de un focal F:2.0. Nada de doble sensor, como es lógico. Estamos ante una cámara correcta, que no desentona en su segmento del mercado y que, cuando llegan situaciones lumínicas que son complejas, sufre como era de esperar. Quizá, esperábamos más del rango dinámico. La grabación: a 1080p y sin estabilización.

This slideshow requires JavaScript.

El sensor delantero, que tiene un flash propio que se agradece al hacer selfies, es de 8 Mpx con F:2.0 y no está mal, la verdad. La aplicación Cámara, por cierto, es completa, sencilla de utilizar y no es de las más lentas que se pueden encontrar en el mercado -no le falta un Modo Manual-. El precio del BQ Aquaris V es de 199 euros en su versión más económica.

BQ Aquaris V
Diseño70%
Pantalla70%
Rendimiento72%
Cámara72%
Autonomía82%
Precio74%
Lo Mejor
  • Amplia autonomía
  • Software sin modificaciones
Lo Peor
  • Pantalla de poca resolución
  • Incluye puerto microUSB
73%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (3 Votos)
72%