Hoy nos enfrentamos a un terminal muy especial y que, seguramente, es uno de los más grandes que podemos comprar fabricados por una marca española. Se trata de la versión con pantalla de 5,5 pulgadas del reconocido BQ Aquaris M y que, para no variar, nos trae algunos detalles más que interesantes que os detallamos a continuación.

Diseño en la línea BQ

Lo primero que llama la atención de este nuevo smartphone de los españoles son sus dimensiones, que son bastante grandes incluso para el segmento de los dispositivos con pantallas de 5,5 pulgadas. Así, este terminal cuenta con unas medidas de 15,2cm. de alto, 7,5 de ancho, 8,5mm. de grosor y un peso de unos 162 gramos. Pensaréis que tal vez sea un móvil demasiado pesado pero no es así ya que es bastante contenido para las medidas que ofrece y, muy importante, guarda en su interior un componente que tiene mucha culpa de esos gramos de más.

BQ Aquaris M 5,5

El diseño es bastante parecido al de otros terminales de la marca y su acabado utiliza materiales de policarbonato, lo que no es que dé la apariencia más premium del mundo. Aún así se percibe robusto y su manejo no es, para nada, desagradable aunque está lejos de la apariencia trabajada que ofrecen otras marcas de su mismo segmento de precios. Si estáis interesados en haceros con uno de estos BQ Aquaris M 5,5, debéis saber que se vende en dos colores: uno negro completo y otro blanco.

En lo que a controles se refiere este smartphone no experimenta demasiado y nos trae los elementos básicos: en el frontal la cámara (con flash), la pantalla, sensores y botones, en la parte derecha los controles de volumen, encendido/apagado y una ranura para microSD, en la izquierda dos cunas para tarjetas SIM, arriba el minijack de 3,5mm. y abajo del todo los altavoces y el conector microUSB.

Un Snapdragon para correr

BQ tomó la decisión hace un tiempo de olvidarse de los chips chinos de MediaTek y se ha entregado con armas y bagajes a los norteamericanos de Qualcomm. Es por eso que este BQ Aquaris M 5,5 lleva un potente Snapdragon 615 con una GPU Adreno 405 y 2 (o 3) gigas de RAM. Ni qué decir tiene que recomendamos ir directamente hacia el terminal con más memoria de los dos, por rendimiento.

BQ Aquaris M 5,5

En la parte del almacenamiento, este BQ Aquaris M 5,5 viene con la opción de escoger entre 16 y 32 gigas que, siempre que se nos queden cortas, podremos ampliar vía microSD. Por cierto, con el apartado de la batería llegan las grandes noticias de este terminal: ni más ni menos que 3.620 mAh. que dan para mucho, tanto que aun dándole un uso intensivo podremos pasar una jornada completa sin problemas y adentrarnos en la siguiente con un buen pico de carga todavía en nuestras manos.

La conectividad del BQ Aquaris M 5,5 también sobresale por encima de muchos competidores de la misma gama media ya que no se priva de nada. Y cuando decimos eso, no solo nos referimos a los estándares más habituales, como Wifi, Bluetooth, GPS, Glonass, radio FM, 4G/LTE, etc., sino a que también han decidido incluir un chip NFC.

BQ Aquaris M 5,5

En la parte del rendimiento decir que nos ha dejado un sabor pelín agridulce ya que la combinación de hardware ofrece eficacia a la hora de mover las aplicaciones del día a día, ya sabéis internet, mensajería, multimedia, etc., aunque cuando le pedimos que se luzca hemos detectado un no-sé-qué que no sabríamos definir y que no le permite moverse con esa fluidez que su hermano menor. En general el BQ Aquaris M 5,5 no va nada mal, pero le falta ese toque final que le convertiría en un dispositivo absolutamente redondo.

Un Android muy stock

En este punto, por fortuna, tenemos poco que decir porque BQ tomó hace algún tiempo la sabia decisión de no interferir demasiado en las instalación stock de Google y es lo que ha hecho en esta ocasión: incorporar a sus dispositivos una experiencia completamente original de Android que, en este caso, lleva la versión 5.1.1 Lollipop.

Añadir que no hay demasiadas incorporaciones por parte de la marca salvo pequeños añadidos como el doble toque en la pantalla para despertar el móvil y poco más. Todo lo demás nos sonará a cualquier Google Edition de esas que se hicieron tan célebres en los años 2013 y 2014.

Pantalla y cámaras, estándar

BQ ha ido a lo seguro y no se ha querido complicar la existencia introduciendo componentes que pudieran comprometer el rendimiento de este terminal. El BQ Aquaris M 5,5 lleva una pantalla de 5,5 pulgadas, con tecnología IPS con Quantum Color Plus y FullHD (1.920×1.080 pixels) que da una calidad muy, muy buena, por encima de lo que ofrece la competencia y que nos permitirá disfrutar de juegos y contenido multimedia de forma extraordinaria: buen contraste, brillo y color. El audio tiene buenos mimbres para ofrecer grandes resultados (compatible con Dolby Atmos), pero tampoco es uno de los elementos que no nos van a llevar a comprarnos este terminal.

BQ Aquaris M 5,5

La cámara principal con sensor ISOCELL de Samsung con 13MP, f/2.0 y doble flash LED que ofrece unos buenos resultados, que nos ha gustado y que es capaz de conseguir algunas imágenes con buen color, mejor balance de blancos y gran detalle. Incluso en situaciones de uso del macro hemos detectado un muy buen enfoque de los objetos que tenemos en primer plano.

En lo que a vídeo se refiere, este BQ Aquaris M 5,5 es capaz de grabar con resolución FullHD y 30 fps con opción para cámara lenta. Y en la cámara de los selfies, pues contamos con un sensor de 5MP que, ciertamente, no nos ha llenado tanto como la cámara trasera y sus resultados no son equiparables. Claramente reduce el nivel.

Y sobre el precio, decir que el BQ Aquaris M 5,5 tiene un precio de lanzamiento de 289 euros (para la versión de 2GB de RAM y 16 de almacenamiento) mientras que el modelo superior con 3GB de memoria RAM y 32 de almacenamiento podremos encargarlo a través de la propia web del fabricante.

BQ Aquaris M 5,5
Diseño60%
Pantalla75%
Rendimiento70%
Cámara70%
Autonomía80%
Precio70%
Lo Mejor
  • La pantalla
  • La batería
  • La conectividad
Lo Peor
  • El diseño, aspecto general
  • La cámara frontal
71%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (20 Votos)
60%
  • Alejandro Cico

    El bq es un terminal malo, con una cámara miope, se calienta mucho, abre y cierra aplicaciones por su cuenta… Y encima bq no da solución, solo marea al cliente de mala manera. No repito un bq ni aunque me lo regalen.

  • Ana Vilanova

    Faltó hablar sobre los fallos en los botones táctiles, que hacen lo que les da la gana; y los numerosos fallos de pantalla que te dejan una parte inutilizada. Va que da gusto, pero esos fallos dan todo el asco

    • francisco foguer

      A mi al segundo día dejo de funcionar el botón de salir hacia atrás y tuve que poner los botones navbar o como se diga. Qué solución hay para eso

      • Ana Vilanova

        Resetear de fábrica desde el menú del terminal (manejándote con los botones de apagado y volumen) o enviándolo a Madrid para cambiar la pantalla. Te obligarán a hacer lo primero para descartar hacer lo segundo. Ponte en contacto con el soporte técnico y ellos te indican qué hacer, eso me tocó a mí y ahora se halla en el SAT en Madrid.

  • Rafael Delgado

    Totalmente de acuerdo, muy buen móvil pero tiene demasiados fallos a lo que unimos el ” no hacer nada ” de bq pues ai esta en un cajón….

  • Solo “Nelson”

    Pues seré el único, yo tengo el m5 y a mi me va de lujo

  • francisco foguer

    Buenas noches, que puedo hacer para que me funcionen los botones que no sean los botones navbar. Tendrá algo que ver un protector de pantalla de cristal templado que le puse